La Diputación de Huesca ultima la puesta en marcha del servicio provincial de Bomberos

Parque de Bomberos Huesca

2021 será un año determinante para la concepción del nuevo servicio provincial de Bomberos de Huesca, auspiciado por la Diputación (DPH) y que sumará 147 efectivos para hacer de este cuerpo un todo homogéneo que responda a las necesidades existentes y cubra las lagunas detectadas por comarcas y ayuntamientos del Alto Aragón. Arrancará el 1 de enero y la puesta en marcha integral del denominado Servicio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamentos (Speis) va a suponer asimismo un incremento del 56% en el número total de trabajadores de la DPH, que ya superará las 400 personas.

El proceso de selección, por oposición libre está a punto de finalizar; además de cubrirse las 24 plazas de bomberos y las 34 de oficiales, se creará una bolsa de empleo para 30 efectivos que se sumarán al Speis. A estos 58 puestos se han de añadir unos 50 que llegan al servicio provincial a través de los convenios de transferencias firmados con las comarcas y entidades locales que ya disponen de servicio de bomberos.

El presidente de la DPH, Miguel Gracia, asegura que “la institución provincial asumirá el personal que llega transferido respetando los derechos laborales que ahora poseen en las administraciones para las que trabajan”. Y es que considera que este personal “es de gran valor en tanto en cuanto tiene experiencia, vive y trabaja en el territorio y por lo mismo posee un gran conocimiento de este”. El plan también contempla la creación de dos plazas de jefe de mando y otras dos para la sección de apoyo. La estructura se sujeta con el inspector y subinspector y las dos personas de la sección de apoyo.

No ha sido un proceso exento de trabas y el coronavirus ha tenido mucho que ver. El pasado 1 de julio se debía hacer efectiva la transferencia de las comarcas a la Diputación, pero la suspensión de las oposiciones y de los plazos administrativos ralentizó los plazos. El examen para cubrir las 24 plazas de bomberos y 34 de oficiales, con 1.100 aspirantes, se debería haber celebrado a finales de marzo. Ya se suspendió previamente por un proceso judicial, ya que algunos sindicatos recurrieron las bases.

El proceso demanda colaboración con ayuntamientos y comarcas; en Jaca cinco miembros del servicio de emergencias se integrarán en el servicio provincial. A su vez, Huesca contará con un Centro de Emergencias y Seguridad Ciudadana que se ubicará en unos terrenos junto al vivero de la Diputación, al lado de la rotonda del mulo. En este centro estarán en el futuro el nuevo Parque Municipal de Bomberos y también el Cuartel de Policía Local, que compartirán algunos espacios como las salas de teleoperadores. De esta manera, se asegurará de forma también física la ya existente y necesaria coordinación entre ambos cuerpos.

La parcela, que cuenta con 10.000 metros cuadrados de superficie, se ha escogido por su facilidad de comunicación con toda la ciudad y también por su proximidad a las diferentes salidas. Desde las nuevas instalaciones se asegurará en caso de emergencia un tiempo de respuesta de cinco minutos a cualquier punto de la ciudad. Las obras se iniciarán en 2021 y contará con edificios modernos y prácticos en los que se apostará por la eficiencia y el ahorro energético. Además, y dando respuesta así a las necesidades trasladadas por el jefe de Bomberos y por la intendente de la Policía Local; habrá mejoras técnicas importantes en las instalaciones como un patio de maniobras, una torre de fuego o una galería de tiro para la Policía Local.

"Situación de abandono"

Los bomberos ya habían denunciado de manera insistente cuestiones de la vieja instalación. Sobre todo, “la situación de abandono”, con carencias “de salubridad, seguridad e higiene”. Asimismo, se registran incumplimientos de la normativa, añaden, como la no extracción de las emisiones de los vehículos dentro de la nave, la inexistencia de una zona de descontaminación libre de humos y hollines cancerígenos, compartir instalaciones con animales durante la feria taurina de las fiestas de San Lorenzo o el peligro que conllevan las maniobras de los vehículos pesados para aquellos peatones que atraviesen la plaza donde se ubica.

Los sindicatos lamentan que el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento de Huesca se halle “completamente desestructurado, desde la falta de profesionales en jefatura (escala técnica y escala operativa) hasta una plantilla envejecida y con una tasa de interinidad elevadísima, algunos de estos interinos sin material personal básico”. Asimismo, señalan que los vehículos de salvamento “son insuficientes y viejos, alguno de ellos con hasta más de treinta años de antigüedad”.

Estos alertaban de que se ha llegado a la situación de estar siete o, incluso menos, efectivos cada día, lo que imposibilita el cumplimiento del convenio con la Diputación de Huesca, que incluye la contratación de diez bomberos para poder atender las solicitudes que se reciben desde el centro coordinador de emergencias 112 fuera del territorio municipal.

Una situación que “merma la capacidad del servicio para atender las emergencias” y “pone en riesgo a los ciudadanos y los propios trabajadores”. En un año, señalan, se ha pasado de atender una emergencia con seis bomberos a atender una con cuatro bomberos, dos de forma simultánea, y ahora con tres, lo que “imposibilita trabajar con unos márgenes de calidad y seguridad adecuados”.

Etiquetas
Publicado el
1 de diciembre de 2020 - 23:00 h

Descubre nuestras apps

stats