La mujeres cristianas se manifiestan en Zaragoza para reivindicar que “la igualdad sea costumbre” en la Iglesia

Fachada de la Seo, ante la que este domingo 1 de marzo se manifestará la Plataforma de mujeres cristianas.

“Hasta que la igualdad sea costumbre”. Ese es el lema con el que este domingo 1 de marzo colectivos de mujeres católicas se manifestarán en Zaragoza para denunciar la estructura "patriarcal" de la Iglesia, con el respaldo de una veintena de colectivos y más de un centenar de adhesiones individuales respaldan la movilización. Ese mismo día también habrá movilizaciones en Barcelona, Madrid y Sevilla; el 8 de marzo será el turno de Valencia, el 14 de Santiago de Compostela y el 15 de Bilbao.

En el manifiesto de la manifestación de Zaragoza, a las 12:00 frente a la Seo, las firmantes se definen como “mujeres creyentes y feministas” y piden una Iglesia “que acompaña sin juzgar a los diferentes tipos de familias, identidades u orientaciones sexuales y “que reconoce la plena ministerialidad de las mujeres, con voz y voto y valoradas por nuestros talentos y carismas”. Del mismo modo, denuncian “una estructura eclesial injusta con las mujeres, heredera y mantenedora del patriarcado”, “una organización que sigue escondiéndose ante los abusos sexuales que hay en ella” y “una jerarquía que nos invisibiliza”y “nos discrimina solo por nuestro sexo”.

Mabel Ruiz, integrante de la Plataforma de mujeres cristianas de Zaragoza y del colectivo Mujeres y Teología de Zaragoza, explica que la convocatoria da voz a una corriente de opinión de largo recorrido forjada en los movimientos como María 2.0 o Voices of faith. Ruiz considera que en las últimas décadas “la Iglesia no ha evolucionado lo suficiente” y “falta valentía para tomar decisiones” encaminadas a una mayor igualdad, si bien reconoce que la apertura del papa Francisco “ha animado” a romper el silencio al respecto.

“Las mujeres somos casi el 90% de las personas que estamos dentro de la Iglesia, bien sea en pastoral, en catequesis, en Cáritas, incluso limpiando... Es de recibo que podamos opinar y decidir sobre cualquier aspecto, no podemos ni cambiar un banco de sitio; todo está en manos de hombres: controlan los congresos de teólogos, las publicaciones religiosas...”. A esto añade que “en la actualidad, si hablas de la Iglesia hay muchos aspectos negativos que salen a la luz, hay que cambiar eso”.

“Todo ser humano es hijo o hija de Dios”, enfatiza Ruiz, que asegura que “a las mujeres cristianas el mensaje de Jesús nos sigue motivando para hacer un mundo mejor en el que puedan convivir todo tipo de personas con todas sus diferencias”. Por todo ello, la plataforma también estará en la manifestación del 8M con su propia pancarta.

Etiquetas
Publicado el
27 de febrero de 2020 - 17:57 h

Descubre nuestras apps

stats