La portada de mañana
Acceder
La nueva guía de Sanidad sitúa a 11 comunidades en riesgo alto o extremo
Pablo Casado busca una segunda oportunidad por el centro
Opinión - Señor Casado, ¿y ahora qué?, por Neus Tomàs

La plaza de toros de Huesca, sin eventos desde marzo, podría convertirse en un "referente" cultural y gastronómico

Plaza de toros de Huesca.

Inaugurada en 1929, la plaza de toros de Huesca no camina hacia su centenario en el mejor estado de forma posible. En pleno debate sobre su uso al margen del taurino y el reciente aplazamiento de una clase práctica de la escuela local, la pandemia ha reducido a cero sus usos desde el mes de marzo. Dos corrientes, la de su preservación y la de ideas alternativas, vigente en el Ayuntamiento con un debate que hace suyo el grupo municipal de Con Huesca Podemos Equo con la propuesta de convertirla en un espacio de cultura y gastronomía. Además, las ‘no fiestas’ de San Lorenzo el pasado mes de agosto y la situación sanitaria llevan a repensar el futuro de la tauromaquia en la capital oscense.

El nuevo pliego de condiciones para la hipotética feria taurina de 2021 refleja un contrato de un año de duración que podrá prorrogarse anualmente durante dos más. El valor estimado del contrato supera los 3,5 millones de euros y el tipo de licitación mínimo, mejorable al alza, es de 6.000 euros más IVA, que se corresponderá con el canon que el adjudicatario deberá pagar al Ayuntamiento por cada año de vigencia del contrato. El equipo de gobierno del PSOE encargó el pliego a la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) de la Universidad de Zaragoza.

Con Huesca lamenta que en el pliego “no exista ningún tipo de restricción con respecto a la entrada de menores a los espectáculos taurinos, exponiéndoles de este modo a la muerte de un animal y a la posibilidad de que una persona salga brutalmente herida”. “En lugar de preservar a los niños y niñas de una violencia perjudicial para su desarrollo, tal y como recomienda el Comité de los Derechos de los Niños de la ONU, el Ayuntamiento de Huesca incentiva su participación, reduciendo el precio de las entradas desde los 14 años. Resulta una auténtica aberración que los menores en España no puedan asistir a un combate de boxeo, pero sí a una corrida de toros, un espectáculo donde se da muerte a un animal”, señala el portavoz municipal, Óscar Sipán.

Desde el grupo municipal Con Huesca Podemos Equo apuestan por una gestión “mucho más amplia” de la plaza de Toros. Por un lado, “abriendo esta infraestructura municipal a todo tipo de espectáculos, apoyando a un sector cultural muy tocado por la crisis económica y sanitaria, por su importancia para el desarrollo personal y colectivo de la ciudad, y por el retorno social de lo que implica la inversión en cultura, que nos sirve para combatir las desigualdades”.

Por otro lado, “decantándonos por la creación de un espacio gastronómico de referencia, que se ubicaría bajo el graderío, que ya cuenta con un proyecto y que tendría capacidad para doce puestos gastronómicos, con el objetivo de aunar la venta de productos locales con la gastronomía, convirtiéndolo en un espacio de referencia turística”. “Esta edificación podría ser un referente a nivel cultural y gastronómico para toda la provincia, y además sería utilizado durante todo el año y por la mayor parte de la ciudadanía, y no solo durante las fiestas de San Lorenzo”, concluye Óscar Sipán.

En la pasada legislatura, el entonces grupo de Cambiar Huesca, socio de gobierno del alcalde socialista Luis Felipe, realizó un primer esbozo de un mercado de abastos que no llegó a hacerse realidad y sigue en suspenso pese a estar presente en los presupuestos municipales y contar incluso con un proyecto arquitectónico. No se ejecutó la idea inicial: una vez roto el pacto a tres bandas con la salida de Cambiar Huesca, PSOE y Aragón Sí Puede determinaron no realizar las inversiones previstas en este y otros proyectos en el cierre de 2018, ya que el dinero de estas partidas se destinó a pagar al Ministerio de Hacienda la parcela de la calle San Vicente de Paúl que desde hace años se utiliza como aparcamiento.

Heredero del mercado central cerrado hace dos décadas, habría contado con unos bajos comerciales y el ánimo de dinamizar el comercio local. Sin embargo, la idea despertó críticas entre los partidos de la oposición e incluso en CHA, sin representación en el Ayuntamiento. Las dudas en torno a la salubridad de una actividad “compartida” con la taurina y su viabilidad económica también revolotearon sobre la idea compartida de que la instalación está “infrautilizada” con una única feria al año durante las fiestas locales y contados espectáculos musicales.

Etiquetas
Publicado el
12 de octubre de 2020 - 22:46 h

Descubre nuestras apps

stats