eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Perú y España, unidos por El Sol

Weducole es una oportunidad para que toda la comunidad educativa participe en un proyecto educativo y solidario, apadrinando de forma colectiva un niño o niña a través de Ayuda en Acción

El proyecto de Apadrinamiento entre niños apoya a la escuela y a la comunidad de un niño de un país desfavorecido para que mejoren sus condiciones de vida

El colegio público El Sol de Madrid contribuye a la educación en valores apadrinando con Wedu a un niño de Perú, ¿qué opinan sus alumnos?

El apadrinamiento entre niños cultiva la solidaridad desde la infancia como una experiencia alegre y divertida. Foto: Rocío Ovalle / AeA

El apadrinamiento entre niños cultiva la solidaridad desde la infancia como una experiencia alegre y divertida. Foto: Rocío Ovalle / AeA

Conseguir que los niños se porten bien, aprendan y se diviertan puede parecer tarea imposible, pero en el colegio público El Sol de Madrid es una realidad gracias a la determinación del personal de su comedor, que además de conseguir que los niños coman, cada día dedican el tiempo libre tras la comida a distintas actividades para promover la educación en valores. Un equipo de 22 monitoras y dos coordinadoras se encargan de organizar los turnos de comida y las actividades de la hora del patio para los 560 niños que comen en el colegio. “Hay que ser muy dinámicos, pues los niños se cansan en seguida si repetimos actividades. Nosotras hacemos este trabajo porque nos gusta y estamos ilusionadas, este trabajo requiere un enorme esfuerzo por parte de las monitoras”, explica Lucía Márquez, jefa del comedor del centro.

El Sol es uno de los 15 colegios de España en los que Sodexo, empresa de servicios de comedor, ha querido dar un paso más en su compromiso solidario y contribuir a la educación en valores de los niños y niñas que van a sus comedores. Desde el curso pasado, cada centro apadrina con Wedu a un niño de Perú. Se trata de un proyecto de Ayuda en Acción, con el que se apoya a la escuela y a la comunidad de un niño de Perú para que mejoren sus condiciones de vida y puedan salir de la pobreza. Una tarea en la que la implicación de los niños y niñas es imprescindible: estudiantes de aquí y de allí están comprendiendo cómo son los niños en otros lugares del mundo, cuáles son sus derechos y cómo la amistad puede construir puentes de solidaridad y compromiso para crear un mundo mejor. Lucía escribe en un trozo de papel: “Hola Juan Carlos, los niños de 4º nos preguntamos cómo es la vida allí”, y afirma contundente que puede “sacar lo mejor” de su amigo preguntándole acerca de su vida, sus gustos y lo que piensa. “¿Tienes muchos amigos en tu colegio? Nosotros sí. Si no tienes amigos en Perú no te preocupes porque siempre los tendrás en España”, apunta Paloma.

Weducole permite a los centros educativos apadrinar de forma colectiva. Foto: Rocío Ovalle / AeA

Weducole permite a los centros educativos apadrinar de forma colectiva. Foto: Rocío Ovalle / AeA

Aprendiendo juntos

Pero los niños y niñas no están solos en este viaje, les acompaña Wedu. ¿Quién es Wedu? “Wedu es la mascota de nuestro amigo Juan Carlos y ha venido a este cole para ayudar a que todos los niños puedan ir a la escuela”, explica Luna, una niña de 4º curso. Otras dos niñas más pequeñas, Julia y Elvira, de primer curso, se acercan con el peluche de Wedu en las manos y lo describen con todo lujo de detalle sin dejar lugar a interrupciones:

-"A Wedu le encantan los niños chiquitines".

-"Nos ayuda a que no haya pobres ni ricos, somos todos iguales. Su comida preferida son las judías".

-"Le encantan sus amigos. Es súper suave y muy simpático".

-"Siempre está dispuesto a ayudar a los demás, como nosotras".

-"¡Es el mejor amigo del mundo!"

Julia y Elvira están muy contentas. Como le han escrito una carta a Juan Carlos, hoy les toca a ellas cuidar de Wedu en la hora del patio. A su lado, los alumnos de tercero están organizando una yinkana. “Tienen que llevar el agua de un cubo a otro que está a unos metros, pero la tienen que transportar en vasos de agua y por equipos. Es un juego, pero con él aprenden que hay niños, como Juan Carlos, que cada día tienen que ir lejos de sus casas a buscar agua”, explica Alba Riquel, una de las coordinadoras. En la otra esquina del patio, los niños de 5º juegan con una pelota de papel y los de 6º han creado un juego nuevo. Se trata de una caja de cartón con agujeros de diferente tamaño y puntuación, donde deben lanzar varias pelotas de papel tratando de encestarlas en los que dan más puntos. “En otros lugares los niños no pueden comprar juguetes, por eso hemos inventado juegos con los que tampoco es necesario gastar dinero”, explica Luis, que dice “pasarlo muy bien con este juego” pero que también admite que cuando llegue a casa se le olvidará cuando encienda la videoconsola.

Pero, ¿en manos de quién está cambiar las cosas que no funcionan en nuestra sociedad? “Los niños podemos ayudar a cambiar el mundo con Wedu, pero los mayores pueden hacer muchas cosas y no hacen lo suficiente. Por ejemplo, pueden apadrinar a otro niño, pueden ayudar a las personas mayores, a quienes no tienen casa…”, detalla Inés, antes de ser interrumpida por el resto de niños que contribuyen a elaborar un listado de tareas pendientes:

-"¡Dejar de fumar! Porque produce enfermedades y afecta a los demás".

-"No tirar la basura al suelo".

-"No contaminar tanto el mundo, tiene que haber menos fábricas".

-"Ayudar a comprar medicina para las personas que están en el hospital".

-"Sí, y una tía mía dona sangre para que la gente se pueda curar".

Wedu, de visita en un colegio de Perú. Foto: Salva Campillo / AeA

Wedu, de visita en un colegio de Perú. Foto: Salva Campillo / AeA


Iguales en derechos

Sandra cree que apadrinar a un niño en su cole es “interesante y divertido” porque Juan Carlos les ha enviado una foto de su colegio y ahora, dice, tienen muchas ganas de conocer Perú y visitarlo. Se pisan unos a otros al hablar y Luna vuelve a intervenir: “A mí me gusta que estemos ayudando a que otros niños no trabajen. Los niños no tienen que trabajar sino aprender, ir al cole, tener un poquito de tiempo para jugar y comer bien”. “Yo soy egipcio, Paloma es española pero sus padres son de Perú y algunos niños del cole son sordos, pero no hay ninguna diferencia, nos llevamos todos bien. Juan Carlos no es diferente a nosotros, todos los niños somos iguales”, señala Ismael. “Las horas sí son diferentes. También el cole, porque el suyo es muy pequeño y tiene que andar mucho para poder estudiar. Lo sé porque el año pasado dimos vueltas al colegio turnándonos por cursos para hacer entre todos el camino que recorre él cada día”, explica Lucía.

“Este colegio es muy especial. Muchos niños provienen de un entorno complicado, con familias con pocos recursos o que tienen algún conflicto. También hay niños sordos, es un colegio de integración. Sin embargo, al contrario de lo que pasa en otros lugares, ves que los niños tienen los valores básicos porque tienen el cariño de sus familias”, explica Lucía, la jefa del comedor, con visible emoción, recordando que “al principio los niños no querían hacer actividades, pero ahora las piden, les motiva quedarse a comer e incluso hay niños que se apuntan una semana para poder participar en las actividades”. Los beneficios de este esfuerzo son visibles y tanto el AMPA como la directora están encantados con el funcionamiento del comedor”, afirma la jefa de este servicio. De hecho, la directora se está planteando llevar estas actividades al aula como ya hacen otros centros. Las monitoras recogen los juegos. En el comedor, las coordinadoras repasan las tareas que se han realizado y preparan las del día siguiente con algún que otro niño que se ha ganado una regañina. Son las 14.30h y, como cada día, los niños regresan en fila a sus clases para continuar con la lección. Gracias al esfuerzo colectivo, su amigo Juan Carlos en Perú estará haciendo lo mismo, con una única diferencia: que allí el cole empieza seis horas más tarde.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha