La portada de mañana
Acceder
Un cambio de Pfizer y la falta de previsión ponen en riesgo miles de vacunas
Cifuentes se sienta en el banquillo con una agenda desaparecida dos años
Opinión - Entre lo urgente y lo importante, por Esther Palomera

“Pues, ahora mismo, no caigo…”

Ejercitando la memoria desde ya, evitarás muchos olvidos mañana

Olvidar una cita, el nombre de un amigo o el pijama cuando te vas de viaje son despistes que le pueden pasar a cualquiera. Sin embargo, la memoria se trabaja y los hábitos adquiridos pueden ser determinantes para ayudar a desarrollarla. A lo largo de los años, los psicólogos del desarrollo y los científicos cognitivos han descubierto varios factores que ayudan a mejorarla. Aquí van cinco ejemplos:

1) Hacer ejercicio.- Una investigación de la Universidad de Bucarest establece un vínculo directo entre una buena memoria y la práctica regular de una actividad física. En concreto, afirma que el ejercicio puede ayudar a mejorar la memoria espacial.

2) Echar la siesta.- Al parecer, consolidamos una buena parte de lo que memorizamos mientras dormimos. Un grupo de universidades alemanas, lideradas por la Universidad de Lübeck, hizo pruebas con distintas personas a las que les daban a memorizar el orden de una serie de cartas de baraja. Tras un descanso de 40 minutos, los que habían dado una cabezada recordaban el 85% de las cartas en su orden correcto. Los que no echaban la siesta, sólo el 60%.

3) Estar en contacto con la naturaleza.- Un estudio, de la Universidad Michigan hizo pruebas de memoria con diversos grupos de personas. Posteriormente, la mitad de cada grupo iba a pasear por la ciudad y la otra mitad del grupo, por un bosque cercano. Cuando los participantes regresaban, volvían a hacer la prueba. Los que había ido por el bosque sistemáticamente sacaban unas calificaciones en promedio un 20% mejores que los que fueron a la ciudad.

4) Leer en papel.- Eso es lo que, al menos, afirma un artículo publicado en el Journal of Experimental Psychology. Al parecer, muchas personas acuden a ordenadores y tabletas con un estado de ánimo menos propicio para el aprendizaje que la que proporciona el papel.

5) Escribir un diario.- Los psicólogos llevan más de 30 años analizando el valor terapéutico de escribir un diario.  Y según un trabajo de la Universidad de Carolina del Norte, hacerlo mejora la memoria. ¿Por qué? Permite liberar pensamientos que de otra manera consumirían mucha energía mental al tratar de evitarlos, lo que permite “asignar” más energía a la memoria.

Etiquetas
Publicado el
28 de septiembre de 2015 - 18:29 h

Descubre nuestras apps

stats