eldiario.es

9
Menú

Bru Bussom, Roger Cararach y Marc Toralles repiten el ‘corredor de los japoneses’ en las Grandes Jorasses

El trío asciende en 24 horas el también conocido como ‘corredor central’ que parte en dos la pared norte

- PUBLICIDAD -
Corredor de los japoneses, Grandes Jorasses.

El pasado 28 de septiembre Bru Bussom, Roger Cararach y Marc Toralles se reunían en Chamonix con la intención de escalar la vía directa de l’amistad en la cara Norte de las Grandes Jorasses.

No obstante, las condiciones de la pared norte no eran las idóneas, por lo que llegar al muro desplomado sería todo un problema dadas las malas condiciones que presentaba la parte baja de la pared. Tas estudiar la situación y analizar diversas fotos, el trío vio la posibilidad de acceder por un couloir a la izquierda de la vía y realizar un flanqueo que los llevaría al inicio de las dificultades de la vía.

Así que, el mismo día 28 aproximaron hasta la base de la pared donde descansaron hasta la 2 de la madrugada del 29 momento en el que comenzaría la “aventura”. Una aventura porque desde el principio se encontraron con obstáculos. El glaciar en mal estado, dificultades en las dos rimayas y la rampa de nieve posterior más vertical de lo previsto. Además, lo que parecía nieve resulto ser hielo negro, con lo que, al solo disponer de tres tornillos de hielo algún tramo resultó más expuesto de lo que les hubiese gustado.

Al llegar al flanqueo previsto para poder acceder a la vía directa de l’amistad, vieron que no resultaría fácil acceder por allí, además al día siguiente entraba un frente malo. Así que después de valorar varias opciones decidieron continuar por un diedro que tenían justo encima que daba la impresión les permitiría avanzar más rápidamente. En aquel momento Bru comentaría a sus compañeros que le parecía que era la vía japonesa, pero no lo tenía claro. Tras escalar unos largos de roca descompuesta debido a la falta de hielo llegaron a una goulotte de unos cuatro largos. Le siguieron unos largos de mixto complicado que, sumados a la fatiga acumulada, se les hicieron muy duros de escalar.

Ya de noche, escalarían los últimos largos, que en el estado en que se encontraban hacía que fuera prácticamente imposible colocar ningún seguro que pudiera detener una posible caída. Pero, finalmente llegaron al serac que marcaba el final de la pared.

Una vez arriba decidieron ir a la punta Wimper en la que Roger conocía un vivac para tres. Así que a la una de la madrugada del día 30 instalaron el vivac en la punta Wimper.  Esa mañana completarían la actividad tras un largo descenso hasta la carretera que conduce a Courmayeur, y luego a Chamonix…

El corredor de los japoneses (1.100m VI 6, 6a, A1 / A2), que discurre entre la Punta Walker y la Punta Whymper, fue abierto del 19 al 29 de marzo de 1972 por Yasuo Kanda, Yasuo Kato, Hideo Miyazaki, Toku Nakano y Kazuhide Seito.

Bru Bussom, Roger Cararach, Marc Toralles.
- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha