La nueva gasolinera de la calle Castilla, en Santander, queda sobre la mesa

Pleno de Santander. Alberto Torres, nuevo concejal socialista, sigue la sesión mediante un asistente que le traducen a la lengua de signos.

Partido Popular y Ciudadanos han aceptado dejar sobre la mesa el nuevo trámite para la implantación de una nueva gasolinera en Santander, junto a la ya existente en la calle Castilla. Con el movimiento vecinal en contra, PP y Cs han aceptado retirar del orden del día, a propuesta de los socialistas, la aprobación del estudio de detalle para la nueva gasolinera, lo que generaba una situación paradójica ya que el propio equipo de gobierno está trabajando en una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de 1997, el actualmente vigente, para impedir la apertura de nuevas gasolineras en el casco urbano.

Santander da una de cal y otra de arena con las nuevas gasolineras: permite estudiar la implantación de una mientras anuncia que reformará el PGOU para impedir que sea realidad

Santander da una de cal y otra de arena con las nuevas gasolineras: permite estudiar la implantación de una mientras anuncia que reformará el PGOU para impedir que sea realidad

La propuesta del portavoz socialista, Daniel Fernández, cogió por sorpresa al equipo de gobierno que hubo de hacer un receso del pleno de esta mañana del Ayuntamiento de Santander para debatir su respuesta. Finalmente aceptó la retirada para facilitar al principal grupo de la oposición más informes técnicos, y con el sobreentendido de que los socialistas, de no retirarse la propuesta, podrían votar en contra. Lo que realmente sorprendió al equipo de gobierno es que se pudiera votar en contra ya que ha defendido que el estudio de detalle, aunque no acabase finalmente en la apertura de una nueva estación de servicio, tenía que aprobarse ya que de lo contrario se podría incurrir en prevaricación (adopción de una decisión injusta a sabiendas). Según los técnicos, y con lo que recoge el PGOU, el estudio de detalle debería aprobarse sí o sí ya que el Plan de 1997 permite la apertura de estaciones. Los socialistas, por contra, no lo tienen tan claro y creen que hay resquicio jurídico para oponerse, pese a la insistencia de los servicios técnicos en que se apruebe.

La petición socialista de más informes va en esa línea y mientras tanto ha conseguido parar el debate al respecto. Eso sí, la alcaldesa de la ciudad, Gema Igual, no dudó en reprender al PSOE al indicar que no se puede pedir la retirada de un punto sobre la marcha cuando se podía haber anticipado la propuesta al equipo de gobierno. "Llevo 16 años (como edil) y es la primera vez que lo veo", ha dicho. Asimismo, afeó a los socialistas que estén generando dudas sobre la legalidad de la medida. A su juicio, todos los informes necesarios están disponibles y son positivos, aunque a los socialistas no les basta que dichos informes se limiten a lacónicos 'nihil obstat' y quieren que los servicios técnicos fundamente su parecer.

Etiquetas
Publicado el
30 de julio de 2020 - 14:05 h

Descubre nuestras apps

stats