Cantabria avanza hacia una Atención Primaria pospandemia con más presencialidad pero manteniendo las consultas telefónicas

Extracción de sangre para un test rápido.

Mientras la vacunación avanza a ritmo creciente y el virus comienza a decaer, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria ya ha comenzado a 'abrir' la presencialidad en la Atención Primaria con el objetivo de recuperar la plena normalidad durante los próximos meses. Y es que tras más de un año de consultas restringidas y de máxima utilización de las citas telefónicas, parece que la intención de la Gerencia es que, aunque con cambios, su servicio mantenga "la calidad y accesibilidad" que durante este periodo se haya podido perder.

Teresa Ugarte, gerente de Atención Primaria del Servicio Cántabro de Salud, explica a elDiario.es que ya se está avanzando hacia una mayor presencialidad, aunque con cambios. "La población ya ha aprendido que hay cosas que se pueden resolver sin asistir físicamente a la consulta, y también es un beneficio para ellos. Así que la tendencia es a que sea el paciente el que considere cuándo acudir o cuándo llamar", indica la profesional.

Asimismo, otra de las cuestiones que cambiará la COVID-19 en la Atención Primaria de Cantabria será la eficiencia, es decir, que en la misma visita se puedan resolver todas las necesidades del paciente. "Se están replanteando los circuitos internos del paciente para que, por ejemplo, un cardiópata que requiera de una analítica y un electrocardiograma anual, no tenga que acudir un día al médico y otro día al enfermero, sino que se haga todo en el mismo día", informa Ugarte.

No obstante, si hay algo que ha enturbiado este año en la primera línea sanitaria, eso son las diferencias entre actuaciones dependiendo del centro de salud en el que se encuentre el paciente y, mientras en algunos lugares sigue siendo imprescindible la cita telefónica previa, en otros ya se ha comenzado a dar cita presencial directamente. "Hay una cierta variabilidad en la fórmula de atención de unos centros a otros, pero va a ir disminuyendo porque cada vez estamos abriendo más el acceso a que el paciente se cite de presencia", asevera la responsable.

Los motivos de estas diferencias son, principalmente, dos. Por un lado, las olas del virus, que hace que en ciertos momentos los equipos tengan que ajustar sus agendas a las necesidades: "Es un trabajo de fondo que no se ve, pero al tiempo que atienden lo habitual, la actividad de seguimiento de pacientes que son contactos o positivos, aunque no sean de gravedad, la sigue manteniendo la Atención Primaria", afirma. Y por otro lado, según relata la responsable del área, hay centros con un mayor número de sanitarios exentos de atención a pacientes COVID, por lo que mantienen un nivel más alto de cita previa telefónica.

Respecto a los Servicios Urgentes de Atención Primaria (SUAP), Ugarte destaca que, exceptuando los inicios de la pandemia, su actividad siempre ha sido presencial, por lo que solo se enviará al paciente a casa para que le llamen en casos en los que haya una situación de colapso en la sala de espera. "Si un paciente acude hoy en día a un SUAP con sintomatología compatible con la COVID, se le pasa a una sala concreta y se toman las medidas necesarias (Equipo de Protección Individual, test de antígenos...), pero siempre se le debería atender de forma presencial", reitera.

Aún así, y conscientes de que están ocurriendo casos aislados de malas actuaciones, desde Sanidad informan de la importancia de notificar las irregularidades que se puedan encontrar los pacientes al acudir a cualquier clínica "para ver si esa actitud ha sido la correcta desde el punto de vista asistencial": "Estamos visitando todos los centros de salud contrastando aquello que preocupa a la población para asegurarnos que todo está en su sitio, y aquello que no, reconducirlo. Entendemos que ya hemos pasado lo peor de la pandemia y que ahora toca normalizar", señala la gerente.

En la misma línea, Teresa Ugarte recuerda que la Atención Primaria siempre debe ser el primer paso antes de acudir al hospital, al igual que los Servicios Urgentes de Atención Primaria deben ir antes de las urgencias hospitalarias. "Estamos trabajando para que el paciente vuelva a tener esa confianza que ha tenido siempre sobre la fácil accesibilidad a la primaria, porque es una de las señas de identidad que hemos tenido siempre y no la queremos perder", concluye.

Etiquetas

Descubre nuestras apps