eldiario.es

9

Despierta 15M

La oleada del 15M se ha convertido en el mar de fondo que sigue cambiando el rumbo de nuestra sociedad hacia una democracia consolidada que pueda enfrentarse a sus enemigos sin miedo

El 15M es la vacuna que nos ha permitido detener el avance de los ultracuerpos y es también la incubadora de la que sale la fuerza del feminismo que está haciendo retroceder a las manadas

Ocho años se cumplen del 15M que exigió darle al pueblo la soberanía expoliada por un sistema financiero criminal con la complicidad de políticos mercenarios. Muchos piensan que la ola de indignación y sus mareas naufragaron porque han sido menos los avances que los retrocesos y porque los partidos que nacieron del despertar han dormido al movimiento.

Además, el fantasma de la ultraderecha que recorre España parece señalar el final de un sueño devorado por la pesadilla del populismo nacionalista surgido de los excesos del capitalismo. Pero no es así. La oleada del 15M se ha convertido en el mar de fondo que sigue cambiando el rumbo de nuestra sociedad hacia una democracia consolidada que pueda enfrentarse a sus enemigos sin miedo.

Se tarda mucho tiempo en cambiar un país. Más aún si hay que sacarlo de las sombras del franquismo mientras nos enfrentamos a la bestia del neoliberalismo. Vamos lentos porque vamos lejos. Lentísimos porque vamos muy lejos. Las réplicas del terremoto se siguen produciendo y seguirán produciéndose durante años. Pero ya son palpables sus huellas entre nosotros.

El 15M engendró una sociedad más comprometida y participativa, que, junto a una prensa renovada por el espíritu crítico de las calles, fiscaliza a los poderes públicos y privados, les obliga a rendir cuentas más a menudo y les ha colocado muchas veces en el alero. De esa nueva masa social surgieron los partidos ciudadanos del cambio que, con sus errores, están abriendo instituciones y ciudades.

También el 15M rompió el pacto de silencio que ocultaba las cloacas del régimen del 78 y ha sentado en el banquillo y en los bancos de la cárcel a más empresarios y políticos corruptos que en todos los años de democracia previos. De aquellos lodos viene el fin del bipartidismo y el inicio de un multipartidismo que aún es heredero de las dos Españas, pero que no tendrá más remedio que evolucionar hacia un entendimiento entre contrarios que represente la pluralidad del país.

Por supuesto que ni nos hemos acercado a la revolución radical que se proponía en las plazas. La misma oligarquía sigue al mando de los gobiernos y los medios. La monarquía es intocable, la república innombrable, inaceptable cualquier referéndum. La justicia no es igual para todos y es reaccionaria en el tuétano. Tenemos leyes mordaza, condenas a la libertad de expresión, persecución a la disidencia. La reforma laboral que ha provocado más precariedad, desigualdad y paro sigue vigente. No hay nueva ley hipotecaria, pero sí desahucios. Y la revuelta reaccionaria que quiere que sigamos en el franquismo amenaza con más recortes de derechos y libertades.

Pero precisamente el 15M es la vacuna que nos ha permitido detener el avance de los ultracuerpos y es también la incubadora de la que sale la fuerza del feminismo que está haciendo retroceder a las manadas. No es casualidad que sus militantes le gritaran a Sánchez "sí se puede", mientras le decían que no pacte con el partido del Ibex. Es la demostración de que el giro progresista y social del 15M ha cristalizado.

No basta con eso, lo que tienen que cristalizar son los cambios profundos. En una entrevista en Contexto, el politólogo italiano Pierfranco Pellizzetti, autor de El fracaso de la indignación, dice que "solo gracias al conflicto social y las luchas del trabajo se puede contrarrestar la deriva oligárquica de la democracia representativa. Así que... a las armas, ciudadanos". Pues eso. Despierta 15M, hay mucho que hacer.

JUEVES, 10H EN WWW.CARNECRUDA.ES: BDS, BOICOT AL APARTHEID DE ISRAEL

Carne Cruda es independiente gracias a los oyentes que nos financian. Ayúdanos a seguir haciendo periodismo libre.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha