La portada de mañana
Acceder
El PP agota su campaña contra los indultos a los presos del procés
Las claves de las notas de Bruselas al plan español para los fondos europeos
Opinión - Techo, luz y votos, por Neus Tomàs

La Confederación del Segura reduce las dotaciones para regadíos hasta el final del año hidrológico

Canal del Trasvase Tajo-Segura

El Boletín Oficial del Estado ha publicado un anuncio de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) sobre los acuerdos adoptados en la Junta de Gobierno, celebrada el pasado 26 de febrero de 2020 y que aprobó por unanimidad, la aplicación de indisponibilidad o reducción de dotaciones de acuerdo al Plan Especial de Sequía.

Concretamente, a partir de marzo de 2020, y hasta final del año hidrológico 2019-2020, se aplica una reducción del 12 por ciento de los derechos concesionales a todos los aprovechamientos de aguas del sistema de los ríos Segura, Mundo y Quípar que no tengan la consideración de regadíos tradicionales anteriores al año 1933 (los aprovechamientos 'no tradicionales').

Además se aprueba una reducción del 7 por ciento de los derechos concesionales a todos los aprovechamientos de aguas del sistema de los ríos Segura, Mundo y Quípar que tengan la consideración de regadíos tradicionales anteriores al año 1933. 

En el anuncio también se refleja que estos acuerdos se revisarán en función de la situación hidrológica de la cuenca del Segura y de lo que decida la próxima Comisión de Desembalse y como máximo en el mes de mayo de 2020, antes de la campaña de riegos de verano.

Por otro lado se aprobó, por unanimidad, "tratar como aguas de peaje los recursos correspondientes a consumo directo que en los meses de noviembre y diciembre de 2019, no han cumplido con las conductividades medias de los recursos del trasvase Tajo-Segura, a petición de la Comunidad de Regantes Riegos de Levante M.I".

"No están justificadas para regadíos de cabecera"

Desde la Plataforma en Defensa de las Fuentes de los ríos Segura y Mundo valoran de forma "positiva" las restricciones al regadío para el sistema principal de la cuenca. "Más vale prevenir que curar y el sistema está en un escenario de prealerta", recuerda Stefan Nolte, miembro del colectivo quien, sin embargo, matiza que las que no están justificadas son las restricciones a los regadíos de cabecera, aguas arriba de los embalses del Cenajo y Talave puesto que en esta parte de la cuenca "hay una situación de normalidad y un año hidrológico particularmente húmedo. Hay que señalar además que suman muy poca superficie, y su impacto global es escaso", recalca.

Por otro lado, y en cuanto al sistema principal, el que se sitúa desde los grandes embalses hacia abajo, "existe un problema estructural de superficie regada excesiva y dotaciones demasiado altas, por lo que las restricciones que impone un Plan Especial de Sequía son insuficientes". Sobre todo, dice Nolte, "si tenemos en cuenta que todo apunta a que en mayo se levantará el escenario de prealerta".

En su opinión, "hace falta que el Plan Hidrológico corrija de forma estructural el excesivo consumo de agua, para evitar que nos pasemos crónicamente con medidas en teoría excepcionales".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats