La futura Ley de Agricultura Familiar de Castilla-La Mancha vetará zonas agrarias para la instalación fotovoltaica

Paneles solares.

Pilar Virtudes


0

La futura Ley de la Agricultura Familiar, que prepara el Gobierno de Castilla-La Mancha y que se espera que se apruebe antes del final de la legislatura, incluirá  una “disposición específica para proteger determinadas zonas en las cuales no sería posible la instalación de placas solares”.

Así lo ha señalado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural Francisco Martínez Arroyo en respuesta a los periodistas que le han preguntado sobre el manifiesto hecho público por siete bodegas de la zona de Denominación de Origen Protegida (DOP) Méntrida ante lo que denominan “avalancha de proyectos de macroplantas fotovoltaicas” y en defensa “del territorio, del paisaje, la biodiversidad, las viñas y el modelo de vida, comprometidas con la transición ecológica y el desarrollo responsable de las energías renovables”.

Martínez Arroyo ha señalado que entiende “la inquietud de los viticultores de Méntrida porque es una zona de nuestra región muy vitivinícola en la que es necesario preservar una actividad que tiene no solo la presión de las placas solares, sino también de las presión urbanística, dificultando  la actividad”.

Además, ha mostrado la disposición del Gobierno regional ya que “nosotros queremos proteger esa actividad que lleva allí desde siempre y que permite elaborar esos vinos tan buenos con esa variedad garnacha que está siendo un éxito en los restaurante de Madrid gracias al esfuerzo de estas bodegas”.

Piden protección

Precisamente, el manifiesto de estas siete bodegas, de las cuales cinco pertenecen a la DO Méntrida y otras dos no, piden “a la Junta de Castilla-La Mancha a que, sin más dilación, establezca elementos de protección del territorio, del paisaje y de la actividad agrícola y vitivinícola, a través de una zonificación vinculante para las promotoras de energías renovables; la aprobación de la Ley del Paisaje de Castilla-La Mancha; así como la aprobación de la Ley de la Viña y el Vino de Castilla-La Mancha”.

También solicitan al “Consejo de la DOP Méntrida, con su presidente a la cabeza, que defienda activamente el medio ambiente, la supervivencia de las viñas y el futuro de sus bodegas, como queda recogido en el artículo 8 de sus estatutos”.

Estas bodegas, concretamente Almavid-Bodega López Campos, A Pie De Tierra, Bodegas Arrayán, Bodegas Jiménez-Landi y Vitícola Mentridana, todas ellas pertenecientes a las DO Méntrida, y Bodega Borbotón de Santa Cruz de Retamar y Proyecto Uva de Vida en Torrijos, han señalado en el manifiesto que “conocedoras de que estos proyectos supondrán el arranque de viñedos, olivos centenarios y zonas arboladas de alto valor paisajístico y ecológico, que significaría la pérdida del entorno y del patrimonio cultural e histórico de  nuestra región”, quieren mostrar “el reconocimiento a aquellos que quieren continuar con la labor agrícola, especialmente la viticultura” y su oposición “a cualquier expropiación de terrenos rústicos, máxime si se trata de viñedo adscrito a la DOP Méntrida, para instalar placas fotovoltaicas”.

Por otro lado, han expresado su “cerrada defensa del paisaje vitivinícola de la zona, incluido en el 2Plan Nacional de  Paisaje Cultural’ aprobado en 2012, componente indispensable para poder seguir  desarrollando nuestra actividad económica”.

Además ponen de manifiesto la “preocupación por las graves afecciones medioambientales y sobre la biodiversidad que estos proyectos, concebidos en muchas ocasiones sobre zonas totalmente inadecuadas, representan ante la mala praxis de las promotoras privadas”.

La DO Méntrida confía en la Administración

Por su parte, el presidente de la DO Méntrida Juan Alonso, se ha remitido en esta tema a la postura que ya manifestó la Junta Directiva de la Interprofesional de la DOP Vitivínicola Méntrida en su reunión del 2 de julio del pasado año y que quedó recogida en el acta de la sesión.

Así, el acta señala que “la Junta, por unanimidad, esta Organización está a favor de la propiedad privada y por tanto cada propietario es libre de hace con estas tierras lo que estime oportuno para sus intereses y obtener unos rendimiento que le permitan vivir dignamente. Estaremos al lado del propietario que no quiera vender o alquilar su propiedad y se vea amenazado con hipotéticas expropiaciones, éste tendrá todo nuestro apoyo y colaboración”.

Señalando su apoyo a las energías limpias y renovables, afirman que “mostramos nuestra preocupación por el excesivo número de empresas del sector fotovoltaico que están viniendo a nuestros pueblos con contratos de opciones de compara o alquiler para que sean firmados por los propietarios”.

Y afirman que confían en la Administración “para el equilibrio entre los proyectos de energías renovables y que nuestro ecosistema no se vea afectado”. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats