La crisis sanitaria no frenó los desahucios en Castilla-La Mancha aunque cayeron en un 87% entre abril y junio

Viviendas

El impacto de la pandemia en Castilla-La Mancha durante los peores meses de la crisis sanitaria tuvo un "profundo efecto" en los órganos judiciales de la región, en particular durante el segundo trimestre de 2020.

Ese impacto tuvo un importante reflejo en el número de lanzamientos que cayó en un 87,1% respecto al mismo periodo de 2019, según el informe 'Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales' que la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial.

Pero pese a la crisis sanitaria, los desahucios no frenaron y tanto durante el confinamiento en abril y mayo, como durante la desescalada en junio, en Castilla-La Mancha se practicaron 64 lanzamientos, mientras que en 2019 en el mismo trimestre fueron 498, de los que 45 los fueron como consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), principalmente de alquileres impagados.

Además, otros 16 lanzamientos se derivaron de ejecuciones hipotecarias resueltas y los tres restantes obedecieron a otras causas.

Los desahucios por impago del alquiler disminuyeron un 86,2 %, mientras que los que tienen su origen en ejecuciones hipotecarias se redujeron un 89,5 %, y en lo que respecta a otras causas la reducción fue el 84,2%.

Por provincias, en Guadalajara se produjeron 27 desahucios, 15 en Toledo, 14 en Albacete y cuatro tanto en Cuenca como en Ciudad Real.

El informe incluye también el número de lanzamientos solicitados a los servicios comunes de notificaciones y embargos, con la advertencia de que este servicio no existe en todos los partidos judiciales, por lo que el dato permite medir la evolución, pero no indica los valores absolutos. Además, el hecho de que un lanzamiento sea solicitado al servicio común no implica que éste lo haya ejecutado.

Teniendo en cuenta esos condicionantes, los datos disponibles reflejan que el número de lanzamientos solicitados a los servicios comunes existentes en Castilla-La Mancha en el segundo trimestre de 2020 fue de 143, un 63,9 % menos que en el mismo periodo del año anterior. De ellos, 18 terminaron con cumplimiento positivo, lo que representa un descenso interanual del 89,3%.

El número de ejecuciones hipotecarias registradas en Castilla-La Mancha en el segundo trimestre de 2020 disminuyó un 35,4 % respecto al mismo periodo del año anterior, al pasar de 181 a 117.

De hecho, y en líneas generales, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la región, la a actividad de los órganos judiciales sufrió "un importantísimo descenso" durante el segundo trimestre de 2020, el más afectado por la situación sanitaria causada por la COVID-19. Hay que recordar que la suspensión de los plazos procesales como consecuencia de la declaración del estado de alarma el 14 de marzo supuso la completa paralización de la actividad jurisdiccional en toda España, a excepción de los servicios esenciales, y la desescalada se realizó en distintas fases, de forma paulatina y escalonada.

El Alto Tribunal explica que la necesidad de adoptar medidas de seguridad e higiene en los órganos judiciales, las vacaciones de verano y la persistencia de la incidencia de la pandemia hicieron que el segundo trimestre del año tenga unas características de disminución de todos los indicadores tan diferentes a las de cualquier otro periodo anterior que "es imposible extraer conclusiones de los datos que se presentan" por lo que aconseja "tomar con cautela las variaciones interanuales".

Aumento en el número de concursos presentados

El número de concursos presentados en el segundo trimestre del año en Castilla-La Mancha, contabilizando tanto los registrados en los Juzgados de lo Mercantil como los de personas físicas presentados en los Juzgados de Primera Instancia y de Primera Instancia e Instrucción, fue de 65, de los que 37 correspondieron a personas naturales no empresarios.

Los concursos presentados en los Juzgados de lo Mercantil disminuyeron un 30 por ciento, al pasar de 40 a 28 en el segundo trimestre de 2020, frente al mismo periodo del año anterior; mientras que los de personas físicas aumentaron un 131,2 por ciento (de 16 a 37).

Por provincias, en Albacete se presentaron entre abril y junio de este año 11 concursos, en Ciudad Real 13, en Cuenca 2, en Guadalajara 16 y en Toledo 23 (contabilizando los iniciados en los Juzgados de lo Mercantil como los de personas físicas).

En los Juzgados de lo Mercantil se han declarado en el segundo trimestre de 2020 un total de 3 concursos, lo que supone un descenso del 85,7 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. A esta cifra se añaden los 15 concursos declarados y concluidos al amparo del artículo 176 bis 4 de la Ley Concursal.

En el mismo periodo llegó a la fase de convenio 1 concurso e iniciaron la fase de liquidación 13.

Por último, en Castilla-La Mancha se presentaron dos expedientes del artículo 64 de la Ley Concursal, relativo a la modificación sustancial de las condiciones de trabajo de carácter colectivo (ERE). 1 corresponde a la provincia de Guadalajara, y otro a la provincia de Toledo.                                            

Las demandas por despido descienden un 12,2 por ciento

Las 813 demandas por despido presentadas en los Juzgados de lo Social de Castilla-La Mancha entre el 1 de abril y el 30 de junio pasados suponen una disminución interanual del 12,2 por ciento (926 demandas por despido en el mismo periodo del año anterior).

Por provincias, 193 se produjeron en Albacete, 154 en Ciudad Real, 68 en Cuenca, 109 en Guadalajara y 289 en Toledo. 

En los Juzgados de lo Social de la región se registraron en el segundo trimestre del año 748 reclamaciones de cantidad frente a 1.144 del mismo periodo del año anterior, lo que supone un descenso del 34,6 %.

Disminuye el número de procesos por reclamaciones dinerarias

En el segundo trimestre del año se presentaron un total de 5.406 procedimientos monitorios en los Juzgados de Primera Instancia y de Primera Instancia e Instrucción de Castilla-La Mancha, lo que supone un descenso del 19,2 % respecto al mismo periodo de 2019.

Los procedimientos monitorios sirven para reclamar deudas dinerarias líquidas, determinadas, vencidas y exigibles, e incluyen las cantidades debidas en concepto de gastos comunes de comunidades de propietarios de inmuebles urbanos.

En el segundo trimestre de 2020, en los 5 juzgados especializados de Castilla-La Mancha en acciones individuales sobre condiciones generales incluidas en contratos de financiación con garantías reales inmobiliarias cuyo prestatario sea una persona física (cláusulas abusivas) se han presentado un total de 705 asuntos; se han resuelto 1.282 y han quedado en tramitación 7.454. Las sentencias dictadas han ascendido a 1.067, de las que el 96 por ciento han sido estimatorias.

Se resolvieron 21 casos de ocupación ilegal de viviendas

Por otro lado, y en relación a la ocupación ilegal de viviendas, durante el segundo trimestre de 2020, en los juzgados de Castilla-La Mancha han ingresado 24 casos y se han resuelto 21.

El Tribunal Superior de Justicia de la región recuerda, en este sentido que, desde el tercer trimestre de 2018, se dispone de información estadística de los juicios verbales posesorios por ocupación ilegal de viviendas para los casos en los que los propietarios sean personas físicas, entidades sin ánimo de lucro o entidades públicas poseedoras de vivienda social. 

Etiquetas
Publicado el
25 de septiembre de 2020 - 11:11 h

Descubre nuestras apps

stats