Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La Audiencia Nacional deja en evidencia a García Castellón por una irregularidad
Andalucía autoriza prorrogar un año los contratos a dedo con clínicas privadas
Opinión - La amnistía, de problema a solución. Por Esther Palomera

Cospedal destinó a gasto corriente un préstamo para el nuevo Hospital de Toledo

La expresidenta de Castilla-La Mancha con personal sanitario / JCCM

elDiarioclm.es

Nuevos detalles sobre la gestión que realizó el Gobierno anterior de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha han salido a la luz, en esta ocasión en torno al nuevo Hospital de Toledo, cuyas obras curiosamente se reiniciaron ayer. El nuevo Ejecutivo acusa ahora a la expresidenta de haber pagado facturas de gasto corriente mediante un préstamo de 115 millones que se solicitó para financiar las obras de este centro sanitario.

Concretamente, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha preguntado a Cospedal por qué no continuó con las obras del hospital de Toledo en la anterior legislatura si existían esos 115 millones de euros de financiación. Fuentes del Gobierno regional han confirmado que se trata de un préstamo concedido por BBVA para la construcción del Hospital y que se destinaron a “gastos ordinarios” de la Administración.

Ante esta situación, Ruiz Molina ha destacado que ahora el Gobierno de Emiliano García-Page se enfrenta a dos problemas. Por un lado, la financiación de esta construcción, que, “aunque no va a haber problemas”, se tendrá que “detraer de otras partidas”;  y, por otro, el pago de los intereses y las amortizaciones de un préstamo que “en su día debía haberse destinado a la financiación de esta infraestructura sanitaria”.

Con ello, el consejero ve “rotundamente falso” que como dijo la anterior presidenta de Castilla-La Mancha en su momento, no existía financiación para la construcción del hospital, ante lo cual “la siguiente pregunta es si existía financiación para la construcción del hospital de Toledo por qué ese dinero no se destinó a continuar con las obras que estaban en marcha cuando el PP accedió al Gobierno”.

Su modelo era “el de la privatización”

Para Ruiz Molina ha quedado demostrado tras cuatro años de Gobierno del PP en la región que el objetivo de Cospedal  y del PP era “diseñar un modelo de sanidad totalmente diferente al de Bono y Barreda, que era el de potenciar la sanidad pública”, que también es el del Gobierno de García-Page, y por el contrario, su modelo era el de “la privatización de la sanidad pública”, dejando “en un cajón la financiación que estaba destinada a la construcción del hospital de Toledo porque su principal objetivo era cambiar el modelo sanitario”.

Como ejemplo de ese objetivo del anterior Ejecutivo autonómico, el consejero ha señalado que si ese dinero no se destinaba a la construcción del hospital de Toledo, dado que era un dinero destinado a infraestructuras sanitarias, se podría haber utilizado para “otra inversión de carácter sanitario”, como las necesarias en centros de salud o en alta tecnología, en lugar de “a pagar facturas”. 

Una “nefasta gestión económica” que también se refleja, a su juicio, en que si ese préstamo no se pensaba destinar a infraestructuras sanitarias no se explica que no amortizara, cuando había sido formalizado en 2010 y, por lo tanto, con los tipos de interés que existían en ese ejercicio. Ha considerado que se podría deber a que a partir del pasado 15 de abril, mes y medio antes de las elecciones y fecha en la que mediante un contrato de subrogación se desvinculaba este préstamo de la financiación original para el hospital de Toledo, Cospedal “tenía especial prisa por pagar determinadas facturas”, como gastos de publicidad o adelanto de subvenciones.

Etiquetas
stats