Castilla y León registra en lo que va de 2022 siete denuncias por sumisión químicas, ninguna con resultado positivo

Reunión de la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, con la Guardia Civil, Policía Nacional y Unidad de Violencia sobre la Mujer para abordar la prevención y respuesta a las agresiones a mujeres

Castilla y León ha registrado siete denuncias por sumisión química en lo que va de de 2022, la última hace unos días en Soria. Pese a los hechos, en ningún caso las pruebas de laboratorio han resultado positivas, como ha asegurado la delegada del Gobierno en la Comunidad, Virginia Barcones. Según ha explicado, han detectado un aumento de “la sensación de inseguridad” entre muchas mujeres, “especialmente las más jóvenes”, tras las últimas agresiones sexuales y los casos denunciados de ‘pinchazos’ en la comunidad autónoma.

Los médicos descartan la sumisión química tras los pinchazos: son agresiones

Los médicos descartan la sumisión química tras los pinchazos: son agresiones

Barcones ha querido dejar claro que van a hacer “todo lo que esté en nuestra mano para que esta situación termine, para que todas las mujeres estén protegidas y se sientan protegidas”. Es por eso que, como ha anunciado, desde la Delegación se va a reforzar la presencia policial en las calles, eventos y fiestas con agentes de paisano. Asimismo, aumentarán los controles para detectar sustancias químicas en la conducción, así como de inspecciones personales de detección de sustancias y enseres peligrosos. También se hará hincapié en la colaboración ciudadana y se contará con los trabajadores y responsables de hostelería y de ocio nocturno para que se aumente su participación, prevención y capacidad de dar una respuesta adecuada.

La representante del Gobierno en Castilla y León ha dado cuenta de esta campaña tras la reunión mantenida con el general jefe de la XII Zona de la Guardia Civil, Luis del Castillo, con el jefe superior en funciones de la Policía Nacional en Castilla y León, Jesús del Amo, con la subdelegada en Valladolid, Alicia Villar, y con la coordinadora de las unidades de Violencia sobre la Mujer de las subdelegaciones del Gobierno en la comunidad, Rocío López.

La delegada del Gobierno ha resumido las agresiones sexuales denunciadas durante esta última semana: “Hubo una en Burgos en la madrugada del 31 de julio en la que fue detenido el presunto autor. Y en los últimos días, otra en Soria, en la madrugada del sábado al domingo, que está siendo investigada por la Guardia Civil. Y una más en Simancas, esa misma madrugada, a dos jóvenes, que ha derivado en la detención de dos varones de 20 años como presuntos autores de esta violación”.

En el caso Soria ocurrió en un festival y en el de Valladolid, en las fiestas de un pueblo. Es por eso, que son estos ámbitos los que se van a supervisar, ya que como ha asegurado Barcones “esta semana nos conduce ya, desde hoy mismo, al festival más multitudinario de Castilla y León, el Sonorama de Aranda de Duero, en el que se darán cita más de 100.000 personas, y a multitud de fiestas populares en muchos de los 6.000 núcleos de población de nuestra comunidad autónoma”.

Precisamente, se está comenzando a ver “un peligroso sentimiento de inseguridad” entre las más jóvenes como ha explicado Barcones, ya que solo el pasado fin de semana hubo una “docena y media” de mujeres que dijeron se encontraron en la tesitura de haber sido víctimas de sumisión química. En todos los casos, como ha confirmado la delegada, las pruebas realizadas fueron negativas en sustancias que deprimen el sistema nervioso central y alteran el nivel de conciencia, a la vez que dejan a la víctima sin capacidad de respuesta, como “el éxtasis líquido, la ketamina y, en mucha menor medida la burundanga”.

Sobre el acceso a este tipo de químicos, Barcones ha afirmado que no hay que pensar “en sofisticadas drogas difíciles de conseguir”, ya que “son fáciles de obtener y de administrar”. Además, ha apuntado que “el alcohol está presente en un 80 % de los delitos de sumisión química y el 20 % restante son medicamentos con efectos sedantes y miorrelajantes o drogas”.

Denunciarlo de forma “inmediata”

En caso de sentirse víctima de un pinchazo o cualquier tipo de abuso, Barcones ha instado a denunciarlo de forma “inmediata”, que se lo comunique a la persona “más cercana” y “si están en condiciones de hacerlo, que acudan a un centro médico para que se les pueda hacer un análisis. Sin la denuncia es imposible conocer el patrón que siguen estos desalmados, su finalidad, y es muy fácil que queden impunes”.

Barcones ha reiterado la necesidad de denunciar y acudir al centro médico para realizarse pruebas en las primeras 12 horas. En relación con este punto, la representante del Gobierno ha indicado que “este tipo de sustancias no desaparecen tan rápidamente como se cree”, puesto que con las máquinas de alta sensibilidad para analizar sustancias en sangre y orina se puede averiguar si hay sustancias en ese lapso de tiempo horas. “El plazo es incluso mayor para las muestras de orina”, ha precisado.

Como ejemplo, Barcones ha indicado que en España, en el año 2021, de las 3.000 diligencias de agresiones sexuales abiertas ante el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en casi un millar de ellas se solicitó un estudio de sumisión química, en los que el 72%o dio positivo en alguna sustancia como alcohol, drogas de abuso o psicofármacos y el 92% de las víctimas fue una mujer. En ocho de cada diez casos, estaba presente el alcohol. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats