La Consejería de Familia envió a las dos patronales de residencias de ancianos el protocolo de la Junta de Castilla y León para no derivarlos a hospitales

Circular que Lares envió a sus socios y en la que estaba el protocolo de no derivación de ancianos a los hospitales.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León también notificó a las residencias de ancianos el documento firmado con la Consejería de Sanidad para no derivar a los enfermos a los hospitales, no fue algo que quedase en el ámbito sanitario. Lo hizo a través de la Gerencia de Servicios Sociales, que el mismo 23 de marzo en que se firmó el protocolo de actuación que debía llevarse a a cabo en estos centros sociosanitarios, lo envió por mail a dos grandes asociaciones de las patronales de residencias, Acalerte, la Asociación de Residencias de Tercera Edad en Castilla y León, y Lares, la Asociación Castellano y Leonesa de Residencias de la Tercera edad del sector solidario.

Según un correo al que ha tenido acceso eldiario.es, ese mismo día, Lares Castilla y León remitió este protocolo y otro con recomendaciones para el bienestar psicoafectivo de los ancianos durante la crisis, a sus residencias asociadas. "Por medio de la presente circular os queremos hacer llegar los siguientes documentos que nos han enviado desde los servicios centrales de la Gerencia de los Servicios Sociales", comenzaba la misiva. "Es posible que os los hayan hecho llegar a todos desde vuestras Gerencias Territoriales, pero, aunque se duplique la información, preferimos asegurarnos de que todos los centros los recibís". No se hacía ninguna valoración o recomendación, tan sólo se adjuntaron. A partir de ese momento, las asociadas supieron que sus ancianos no llegarían a los hospitales, sino que se les trataría en las residencias.

Desde la Gerencia de Servicios Sociales admiten que mandaron esa información, pero "no con carácter de instrucción" sino meramente "informativo". Aseguran por tanto que ese documento nunca debió difundirse a las asociadas y que desde la Consejería no se realizó ningún otro envío. Las mismas fuentes no han explicado qué sentido tenía informar a las asociaciones si no era para que se comunicase a los integrantes del colectivo, si bien han matizado que tan sólo se pretendía "que tuviesen conocimiento de que tendrían asistencia sanitaria en las residencias.

Este diario contactó con Lares para que realizasen una valoración sobre esa comunicación que asumieron y difundieron. En un primer momento comentaron que no tenían ningún documento y poco después de pedir unos días, declinaron pronunciarse sobre la aceptación o no del protocolo. "No comentamos este asunto", declararon.

El presidente de Acalerte, Diego Juez, sí atendió a eldiario.es y precisó que toda comunicación que llega se hace saber a todos los asociados. "No sé que sentido tiene que nos envíen algo que afecta a las residencias y que esperen que no lo comuniquemos", comenta. Respecto al protocolo, Juez asegura que trasladó la postura de Acalerte a Familia si bien no recuerda si en conversación telefónica o por mail. "Las residencias no son hospitales, son hogares y el sistema público de salud tiene que hacerse cargo de los residentes con cualquier patología, además entendemos que hay que hacer pruebas y rápidas a trabajadores y residentes y tiene que haber una coordinación sociosanitaria, lo dijimos entonces y lo decimos ahora. En los primeros días de la pandemia estuvimos muy solos, no se nos atendía, para cualquier gestión pasabas de un sitio a otro, había médicos de atención primaria que no iban a las residencias...esto no puede volver a pasar", lamenta.

Etiquetas
Publicado el
23 de junio de 2020 - 22:08 h

Descubre nuestras apps

stats