La portada de mañana
Acceder
El Gobierno pide limitar los encuentros sociales
Calvente Vs. Podemos: la causa promovida por un exabogado del partido que ha puesto sus cuentas bajo la lupa judicial
La división de las derechas impide a Casado consolidarse como alternativa de Gobierno

La Junta de Castilla y León pagó a la agencia de noticias de Méndez Pozo cinco veces más que a Efe "porque así es la ley de mercado"

El exsecretario general de la Consejería de Sanidad de Castilla y León, José Ángel del Amo.

La Junta de Castilla y León pagó a la agencia Ical, propiedad del constructor y empresario de los medios, Antonio Miguel Méndez Pozo, cinco veces más que a Efe o Europa Press por suscribirse a su servicio. Es uno de los datos que ha podido conocerse hoy en la tercera de las comparecencias de la Comisión de Investigación sobre el Plan de Medios y la publicidad institucional del Gobierno autonómico.

Que Europa Press recibiese de la Consejería de Sanidad 30.000 euros anuales, Efe 30.999,99 e Ical 140.000 es, según el exsecretario general, José Ángel Amo, "una cuestión de la ley de mercado", porque si la Junta quiere contratar un servicio y el precio es ese "se puede negociar un poco" pero , "si piden eso, eso hay que pagar". Tanto Pablo Fernández (Podemos), como Virginia Barcones (PSOE) han sido muy insistentes, pero la explicaciones han sido lacónicas. Todas las consejerías, 9 en la anterior legislatura, 10 en la actual, contrataron este servicio que reporta al Grupo Promecal, de Méndez Pozo, una cantidad superior al millón de euros, y a eso hay que añadir la publicidad en periódicos, la televisión que gestiona junto al triple imputado José Luis Ulibarri, y sus radios.

Amo, actual secretario general de la Consejería de Hacienda, y Juan Casado, exsecretario general de la Consejería de Educación, han coincidido en asegurar que la publicidad en los medios venía previamente decidida por unas directrices de la Consejería de Presidencia.

"En Sanidad teníamos un escaso y modesto presupuesto para la publicidad, 340.000 euros para tres campañas, una vinculada a salud publica y dos al ámbito de la asistencia sanitaria", ha explicado. La cantidad asignada a Sanidad, ha precisado, suponía el 3,21% de la inversión de la Junta en publicidad institucional. "La sanidad tiene muchas necesidades", ha añadido.

El procurador de Podemos, Pablo Fernández le ha preguntado como era posible en la anterior legislatura, con un presupuesto ajustado para la publicidad, que se invirtiesen 140.000 euros en los servicios de una agencia de noticias. "Costaba lo que costaba, yo no intervengo en eso", ha replicado Amo. Ha reconocido además, que dada la magnitud presupuestaria de la Consejería en general, ni siquiera había reparado en ello.

También ha explicado que el gasto en agencias quedaba fuera del presupuesto para campañas publicitarias. Las Consejerías recibían una instrucción acerca de cuanto dinero pagar, a lo largo de todo el año, a cada medio de comunicación, así lo han explicado este lunes los dos comparecientes. Sin embargo los miembros de la comisión no han tenido acceso al "documento distributivo" que salía de Presidencia a las consejerías.

La socialista Barcones ha arrancado su ronda de preguntas arremetiendo contra Ciudadanos. "Venían ustedes a abrir las ventanas y están metiendo porquería bajo la alfombra", ha dicho. Virginia Barcones ha puesto en cuestión el reparto supuestamente equitativo que realizaba la Junta de Castilla y León, partiendo de la base de que Presidencia mandaba un documento "con la cantidad que se tenía que llevar cada medio", supuestamente basados en criterios como las audiencias y el ámbito "supraprovincial". La procuradora ha preguntado en qué audiencias se basaban, ya que la Cadena Ser es la que más audiencia tiene en Castilla y León y sin embargo era otra emisora la que se llevó más contratos. También ha querido saber por qué de un año para otro el gasto en radios cayó a la mitad mientras el de los periódicos aumentaba. "La Cadena Ser se llevó la mitad que la Gaceta de Salamanca, un periódico local", ha recordado Barcones.

Amo apenas ha podido argumentar que desconoce "la estructura de costes de los medios" pero que posiblemente tendrá algo que ver, y que ninguna radió se quejó del recorte. "Los datos del Estudio General de Medios (EGM), no coinciden con los contratos de su Consejería", ha insistido. "Yo no le puedo ilustrar más", ha respondido Amo.

"Estamos en busca del acta perdida, estamos empeñados en el documento del reparto", ha insistido Barcones. "El documento no aplicaba cantidades directamente, había un cifrado, no alteremos el orden de las cosas, orienta cuantitativamente la contratación", se ha defendido Amo.

El exsecretario general de Educación tampoco ha salido bien parado de las preguntas que ha hecho Pablo Fernández. Juan Casado ha llegado a decir que en la Consejería no se hacía un "seguimiento de los impactos" pero que "eran unos fondos bien invertidos". También ha explicado que Educación era la que menos presupuesto destinaba a publicidad institucional, pero que era "suficiente". Al líder de Podemos le ha extrañado que se pusieran anuncios en la revista digital Castilla y León Económica y ha preguntado a Casado si la publicidad se utilizaba para "contentar a determinados grupos de comunicación". "Creo que no", ha respondido Casado. El exsecretario tampoco ha sabido contestar al PSOE por qué en una campaña se llegó a pagar más a un diario de Segovia que a uno de Valladolid, dadas sus respectivas audiencias.

Etiquetas
Publicado el
6 de julio de 2020 - 17:21 h

Descubre nuestras apps

stats