El PSOE y Toma La Palabra mantienen la mayoría necesaria para conservar el Ayuntamiento de Valladolid

El PSOE ha ganado las elecciones municipales en Valladolid. Es el partido más votado con 11 concejales, tres más que 2015. Aunque no ha conseguido la mayoría absoluta (está 14 escaños), un pacto igual al de las pasadas elecciones con la confluencia Valladolid Toma La Palabra es más que previsible. Esta formación ha conseguido 3 concejales,  uno menos que en los pasados comicios, suficiente para llegar a la mayoría absoluta con los socialistas. El PP, con 9 concejales, 3 menos que en 2015, no podría gobernar ni pactando con Ciudadanos que ha sumado 3 escaños, uno más que en la pasada legislatura, ni sumando a Vox, que llega por primera vez al Ayuntamiento con un solo edil.

Valladolid recuperó en la pasada legislatura un gobierno de izquierdas, que perdió en 1995. Tuvieron que pasar 20 años. El pacto entre el PSOE, la confluencia de  Izquierda Unida, Valladolid Toma La Palabra y la marca blanca de Podemos, Sí Se Puede, arrebató la alcaldía al PP y a un Javier León de la Riva inhabilitado por desobediencia judicial.

Aunque Sí Se Puede apoyó la investidura de Óscar Puente, no quiso entrar en el gobierno. La marca ha desaparecido este año pero su portavoz, Charo Chávez, ha formado parte de las listas del PSOE. En 2015 irrumpió en el Ayuntamiento Ciudadanos, con dos concejales. Meses después, el partido de Rivera vio como el equipo se quedaba en la mitad. Su portavoz, Jesús Presencio, pasó al grupo de concejales no adscritos tras ser condenado por conducir ebrio. 

El tope de concejales del PSOE se alcanzó en 1983, con 18. El PP no ha superado esa marca, su máximo fue de 17 en 2011. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats