El 40% de las escuelas de Barcelona piden usar plazas, parques o edificios municipales para ganar espacio

El 40% de las escuelas de Barcelona piden usar plazas, parques o edificios públicos para ganar espacio

La oferta del Ayuntamiento de Barcelona de ceder equipamientos públicos, plazas y parques a aquellas escuelas que necesiten ampliar sus espacios para evitar contagios ya ha obtenido su respuesta. Un total de 161 centros educativos de Primaria y Secundaria lo han pedido, el 40% del total. Sin embargo, se han adjudicado por ahora solo 50, a falta de cinco días para empezar el curso escolar. 

El vicepresidente del Consorcio de Educación de Barcelona y teniente de alcaldía del consistorio, Joan Subirats, ha explicado que para que la cesión de espacios “funcione” se deben cumplir con unas garantías de seguridad y con un personal de acompañamiento que en muchos casos todavía se está cerrando. El compromiso, con todo, es que todos los que lo han solicitado tengan un espacio asignado en los próximos días.

Inicialmente, el Ayuntamiento puso a disposición de los centros 233 espacios para aquellos centros más pequeños y sin posibilidad de desdoblar aulas o mantener en ellas las distancias. Entre los espacios, había plazas, parques –el Park Güell, por ejemplo–, y edificios como bibliotecas, centros cívicos y museos como el MACBA o el CCCB. Prioridad escolar, fue la consigna lanzada desde el consistorio. 

Pero la demanda no ha sido quizás tanta como la esperada. 129 centros educativos han pedido usar espacio público al aire libre –principalmente para actividades no lectivas, como extraescolares– y 32 han hecho lo propio con equipamientos municipales. A modo de ejemplo, de entre los que ya se han asignado, la escuela Darassanes usará la plaza de la Mercè; o el Instituto Escuela Rec Comtal, la escuela de adultos, el centro cívico y el parque de Trinitat Vella. 

Subirats ha asegurado que los demás espacios ofrecidos seguirán a disposición de las escuelas hasta que sea necesario. “Si ven que en dos semanas o un mes les interesa, podrán hacerlo”, ha precisado. Y ha añadido también que un total de 62 centros han pedido ayuda para gestionar el nuevo sistema de entradas y salidas derivado de los protocolos sanitarios, a los que se dará apoyo desde la Guardia Urbana y con personal de los distritos.

El curso empieza este lunes en Barcelona con 179.574 alumnos, un incremento de 1.087 respecto al curso anterior. Y con una buena noticia para la pública: tras varios años en los que, por primera vez, había más preinscripciones en la pública que en la concertada, en esta ocasión también será así con las matriculaciones (51,6%). 

En la rueda de prensa de inicio de curso celebrada por el Consorcio de Educación de Barcelona, el ente –60% de la Generalitat, 40% del Ayuntamiento– que gestiona el sistema escolar en la ciudad, se ha informado de que hasta ahora siete profesores han dado positivo por COVID-19, pero en ningún caso peligra el inicio de curso. El presidente del Consorcio, Josep González Cambray, ha advertido en este sentido al profesorado de que los claustros deben ser telemáticos y, la relación entre los equipos, con mascarilla y distancia, para evitar que se conviertan en contactos estrechos unos de otros. 

Etiquetas
Publicado el
9 de septiembre de 2020 - 12:04 h

Descubre nuestras apps

stats