Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Barcelona aprueba definitivamente la 'tasa Amazon' con la única oposición de PP y Valents

Un repartidor con el uniforme de Amazon

ACN

Barcelona —

8

El pleno de Barcelona ha aprobado definitivamente este viernes la llamada 'tasa Amazon', que entrará en vigor la próxima semana, en cuanto se publique en el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona (BOPB). Así, el Ayuntamiento de Barcelona empezará a gravar las grandes distribuidoras de comercio electrónico por el uso del espacio público durante el reparto de mercancías a domicilio. Concretamente, el instrumento fiscal gravará el 1,25% de la facturación bruta derivada de los costes de reparto que ingresan los operadores.

La nueva tasa se ha aprobado con los votos favorables de BComú, PSC, ERC –con los que el ejecutivo municipal pactó el nuevo tributo–, Junts y Ciudadanos. PP, Valents y la concejala no adscrita han votado en contra.

La concejala de Hacienda, la socialista Montserrat Ballarín, ha destacado que es un día “importante” porque es la primera tasa que grava en España el reparto del comercio electrónico. “Somos una ciudad pionera”, ha declarado a los medios de comunicación. El objetivo, ha recordado, es gravar las distribuciones de paquetes a domicilio sólo a los operadores postales que hacen un uso “muy intensivo” del espacio público por el volumen de negocio. Además, ha subrayado que esto implicará una aportación al presupuesto municipal importante, de hasta 2,6 millones de euros, y que también es una apuesta “medioambiental”.

La principal novedad fruto de las alegaciones aceptadas durante el período de información pública es que las distribuciones efectuadas desde Centros de Distribución Urbana de Mercancías hechas con “modos sostenibles” no estarán sujetas a tributación, al igual que tampoco lo están las distribuciones que se realizan sin utilizar ningún vehículo.

A quién afecta la tasa

La tasa afectará a los operadores postales que facturen más de un millón de euros por las entregas realizadas en Barcelona. De acuerdo con esto, y según estima el Ayuntamiento, tendrán que pagarlo 26 plataformas. De estas, cinco concentran el 62% del volumen de negocio en la capital, con Amazon a la cabeza. Entre otras, también habría plataformas como DHL, Seur o UPS. El Ayuntamiento prevé recaudar hasta 2,6 millones de euros

La tasa también se aplicará en caso de que alguna firma subcontrate la actividad a otras empresas o personas autónomas, pero la ordenanza dispone que deberá pagarla el operador postal.

Esta figura tributaria se gestionará en régimen de autoliquidación por el contribuyente, quien deberá presentarla telemáticamente entre el 1 y el 30 de julio del ejercicio posterior al gravado. Por tanto, el ejercicio 2023 se autoliquidará en el mes de julio de 2024.

Quedarán afectadas todas aquellas grandes empresas que actúen en el mercado como operadores postales, realizando carga y descarga en la vía pública, mediante cualquier clase de vehículo, con el fin de distribuir a los destinos finales indicados por los consumidores los productos adquiridos a través del comercio electrónico.

Etiquetas
stats