Bonn arrebata a Barcelona la nueva sede del centro europeo de predicciones meteorológicas

Edificio Nexus II, que debía albergar la sede

La ciudad de Barcelona no acogerá la nueva sede del Centro Europeo de Predicciones Meteorológicas a Plazo Medio. La ECMWF (por sus siglas en inglés) ha dado a conocer que la candidatura más votada ha sido la de Bonn, en Alemania. En un consejo celebrado este miércoles, el centro ha decidido finalmente dónde se ubicará la tercera sede de este agencia meteorológica intergubernamental, después de las de Reading y Bolonia. 

La candidatura barcelonesa, que se ha quedado a las puertas –en una final en la que estaban también otras ciudades como Toulouse–, estaba impulsada por el Ministerio de Transición Ecológica, el de Ciencia e Innovación, la Generalitat y el Ayuntamiento de la ciudad. También colaboraban la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y el Barcelona Supercomputing Center (BSC), el centro de supercomputación de referencia internacional que ya trabaja a día de hoy con esta agencia europea.  

El edificio que se proponía para albergar la nueva sede, de hecho, se encuentra al lado del BSC. Era el Nexus II, dentro del Parque de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), con capacidad para 400 personas. El inmueble se iba a destinar íntegramente a la actividad del nuevo centro. En un principio, estaba previsto que llegasen unos 150 trabajadores desde la central de Reading, en Reino Unido. La candidatura barcelonesa defendió que ese entorno de la UPC suponía un ecosistema científico y universitario de innovación ideal para la actividad del centro. 

La ECMWF es un centro intergubernamental nacido en 1975 y con un staff de más de 360 personas. En total, lo integran 22 países. El cometido de la agencia consiste en facilitar información a los servicios de meteorología nacionales, además de operar programas como los Copernicus de la Unión Europea: el de Cambio Climático (C3S) y el de Monitoraje de la Atmósfera Terrestre (CAMS). 

La resolución desfavorable a Barcelona, que era finalista desde que pasó el primer corte el pasado 20 de noviembre –junto a otras ciudades como Toulouse (Francia)–, se esperaba con ansia por parte de las administraciones implicadas. Sobre todo después de que en 2017 perdieran la oportunidad de acoger otra sede de un organismo europeo, en ese caso una agencia oficial de la Unión Europea: la Agencia Europea de Medicamentos (AEM). 

"Solo unas décimas nos han separado de Bonn", ha lamentado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en su cuenta de Twitter. "Felicitamos a la ciudad ganadora y agradecemos la unidad institucional en torno a la candidatura, así como el liderazgo de BSC y del Ministerio de Transición Ecológica", ha añadido.

En un comunicado, la ECMWF ha valorado la "elevada densidad de instituciones científicas de talla mundial" que ofrecen Bonn y sus alrededores. La selección de la nueva ubicación se ha llevado a cabo, según el centro, con un proceso de "competición internacional" entre los estados miembros y un evaluación llevada a cabo por un panel formado por expertos y representantes de estados no involucrados.

Etiquetas
Publicado el
9 de diciembre de 2020 - 13:44 h

Descubre nuestras apps

stats