La CUP advierte a Aragonès de que no le permitirán "caer en la tentación" de repetir una legislatura como la pasada

Laia Estrada, en el atril, junto a los diputados Carles Riera y Dolors Sabater, durante la conferencia

La CUP ha puesto este miércoles negro sobre blanco sus principales propuestas y requisitos para aceptar el acuerdo de legislatura a tres que están negociando junto a ERC y Junts. Los anticapitalistas han advertido al aspirante a la investidura, Pere Aragonès, que no le permitirán "caer en la tentación" de repetir una legislatura como la pasada, en la que a su juicio hubo un retroceso "en los derechos sociales y nacionales". Para ello el partido ha propuesto "una estrategia compartida en el Parlament, los ayuntamientos y la calle", con la mayoría parlamentaria independentista surgida de las urnas para "sacar adelante un programa político que materialice los grandes consensos del país", entre los que ven un programa de rescate social y un embate con el Estado para que Catalunya alcance la soberanía.

"Pedimos a todas las organizaciones que a la hora de negociar hagamos un esfuerzo por estar a la altura", ha indicado la diputada Dolors Sabater, que ha pedido a ERC y Junts "salir de la zona de confort para llegar a un acuerdo". "No os estamos pidiendo cambios de matiz ni de grado, le pedimos cambios de modelo, porque esta es la condición insoslayable para que nuestra gente pueda alcanzar la plenitud de derechos sociales y políticos", ha profundizado Carles Riera. Al acto asistían algunos de los interpelados, como el propio Aragonès y Marta Vilalta, por ERC, Josep Rius y Aurora Madaula, de Junts, además de representantes de otras organizaciones.

Sobre la agenda social, la formación ha descrito una situación de emergencia, en parte heredada por la anterior crisis y en parte nueva por la pandemia. Para revertirlo, la CUP propone avanzar hacia un modelo totalmente público y sin externalizaciones en sanidad y educación, proteger y hacer efectivo el derecho a la vivienda, plantear una renta universal y una banca pública. La diputada por Tarragona Laia Estrada ha subrayado además que si la salida de la pasada crisis fue un rescate a la banca, en esta el peligro es llevar a cabo un rescate a la empresas del Ibex a través de los fondos de reconstrucción de la Unión Europa, un modelo que ha llamado a no implantar en Catalunya.

También Estrada ha recordado las propuestas de su partido sobre la seguridad y en material policial. Desde la formación independentista reclaman la retirada de las acusaciones de la Generalitat contra manifestantes, dar un giro a la actuación de los Mossos en manifestaciones con incidentes y en deshaucios o vetar las "batidas racistas". "Esperemos palos del Estado, no de la Generalitat", ha lanzado la diputada.

Los diputados de la CUP han asegurado además que sus propuestas no pueden desplegarse totalmente en un marco autonómico. "Cada paso que hemos querido dar para mejorar el día a día de la gente ha chocado con el muro de un sistema judicial y político determinado a proteger los intereses de una minoría", ha indicado Riera. Por eso han apuntado a que los avances en materia social deben compaginarse con una estrategia coordinada entre las instituciones y la calle por una "ruptura y confrontación democrática con el Estado". "Nosotros asumimos la responsabilidad que nos ha otorgado el pueblo en las urnas y decimos sí a una estrategia compartida para garantizar derechos y sí a una estrategia de ruptura", se han comprometido.

Etiquetas
Publicado el
17 de marzo de 2021 - 20:56 h

Descubre nuestras apps

stats