Catalunya Opinión y blogs

Sobre este blog

El blog Opinions pretende ser un espacio de reflexión, de opinión y de debate. Una mirada con vocación de reflejar la pluralidad de la sociedad catalana y también con la voluntad de explicar Cataluña al resto de España.

Llegir Opinions en català aquí.

Catalunya ha votado, ahora le toca a España

Junts pel Sí vencería las catalanas con 63-66 escaños, según el sondeo de TV3

El independentismo ha ganado las elecciones. La suma de Junts pel Sí y la CUP tiene mayoría absoluta en el Parlament de Catalunya. El plebiscito, el referéndum que el Estado no permitió a Catalunya, refleja, a primera vista, el empate de la sociedad catalana ante la independencia. Los votos claramente soberanistas no llegan al 50%. El resto no pueden sumarse en un bloque del 'No' porque los votos de Catalunya Sí Que es Pot o del PSC tienen muy poco que ver con los del PP o Ciutadans. Son la expresión de la pluralidad. Y con una participación tan alta, es un retrato fiel.

Junts pel Sí queda lejos de la suma de 71 escaños que ahora tienen CDC y ERC, y su posible gobierno queda en manos de la CUP, que tiene ahora la clave para decidir el futuro liderazgo del soberanismo. La CUP, además, ha frenado las posibilidades de Catalunya Sí Que es Pot como voto de rebeldía contra los estragos de la crisis. Pero este es un debate que va para largo. Lo importante ahora es que los resultados sí representan un nuevo mensaje para España. Para las instituciones del Estado. Para las grandes fuerzas políticas. Y para el conjunto de la sociedad que dentro de tres meses deberá elegir a sus representantes.

El soberanismo ha ocupado la hegemonía que tenía el catalanismo, aunque ha descubierto de nuevo que tiene un techo. Elección tras elección se reafirma en sus posiciones sin ganar nuevos espacios, pero el mensaje que lanza una parte muy significativa de la sociedad catalana ya no es "queremos cambiar España", sino que es "queremos marchar". La interpelación es directa. Contundente. La respuesta debería contener toda la inteligencia política que no ha existido hasta ahora. Los partidos políticos españoles deberán decidir cómo afrontan el reto de Catalunya en sus programas electorales. Los errores, ahora, pueden ser definitivos.

El Partido Popular, y su entorno, con la actitud beligerante contra Catalunya es el gran responsable de la desafección respecto a España. Lo ha pagado en las urnas en Catalunya. Pero puede volver a cometer la irresponsabilidad histórica de atizar la confrontación. O el PSOE puede seguir resistiéndose a aceptar, como defiende Miquel Iceta, que Catalunya es una nación y hablar sólo de una 'singularidad' que se puede plasmar en un federalismo inconcreto. O Ciutadans, que tan bien conoce Catalunya, puede centrarse sólo en el antinacionalismo, sin ofrecer ninguna salida negociada. Podemos, el único partido que defiende un Estado plurinacional, no ha conseguido que cuajara este mensaje en Catalunya. Y el gran interrogante es si lo conseguirá en España.

Los resultados del 27-S ofrecen la posibilidad de abrir vías de diálogo que permitan construir un proyecto que no fracture la sociedad catalana. Si no, el riesgo es quedarse en el empate permanente. En la tensión tan rentable a los nacionalismos y tan frustrante para el conjunto de la sociedad. El independentismo ha ganado en escaños. Pero sin una victoria en votos no puede poner en marcha un proyecto que no comparte la otra mitad de Catalunya. España tampoco puede dejar sin respuesta el clamor de casi dos millones de catalanes. Superado el 27-S, la esperanza está en la respuesta inteligente de los ciudadanos españoles en las elecciones generales de diciembre.

Sobre este blog

El blog Opinions pretende ser un espacio de reflexión, de opinión y de debate. Una mirada con vocación de reflejar la pluralidad de la sociedad catalana y también con la voluntad de explicar Cataluña al resto de España.

Llegir Opinions en català aquí.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
27 de septiembre de 2015 - 23:02 h

Descubre nuestras apps