eldiario.es

9

CATALUNYA

El principal incentivo de JxCat y ERC para evitar elecciones: solo la CUP y Cs tendrían más escaños

Las encuestas internas indican que el bloque independentista no perdería escaños, pero JxCat y ERC dependerían de la CUP para obtener mayoría simple

Los partidos trabajan ya en una estrategia para investir al candidato alternativo de Puigdemont antes del 16 de mayo, convencidos de evitar las elecciones

Los resultados de la votación de la ANC también fueron concluyentes al constatar que las bases independentistas no desean una repetición electoral

21 Comentarios

La CUP pide que la investidura vaya acompañada de movilización y "desobediencia"

El líder de la CUP en el Parlament, Carles Riera EFE

JxCat y ERC preparan ya la investidura del candidato alternativo a Carles Puigdemont entre los días 12 y 16 de mayo. No ha sido fácil que JxCat haya aceptado proponer un nuevo presidenciable, pero finalmente el objetivo de evitar elecciones se ha impuesto. Y, entre la amalgama de razones, una ha pesado más: las encuestas internas reflejan que una repetición electoral haría al bloque independentista más dependiente de la CUP que ahora.

El probable crecimiento de la formación anticapitalista es especialmente preocupante para JxCat y ERC por la reiterada negativa de la CUP a apoyar la formación de un Govern que no apueste por la desobediencia abierta. Con el actual equilibrio parlamentario y gracias a que los dos grandes grupos independentistas suman 66 escaños, solo necesitan que la formación de izquierda radical se quede en la abstención para sacar adelante sus políticas, comenzando por la investidura.

Ante una repetición electoral, diferentes sondeos que manejan los partidos indican que la CUP podría quedar por encima de los 8 escaños, mientras que la suma entre JxCat y ERC quedaría igual o incluso perdería alguno. La formación encabezada por Carles Riera capitalizaría el voto de castigo independentista gracias a su persistencia en investir a Puigdemont. Según esos mismos sondeos, Cs también podría crecer, en menor medida, a expensas de los grupos del bloque constitucionalista, sobre todo del PSC y PP.

En enero pasado el barómetro del CEO catalán ya registró una tendencia, que se iría consolidando después, favorable a la izquierda independentista. El estudio del organismo de la Generalitat, publicado en febrero, reflejaba que la CUP podría doblarse hasta los 8 diputados, mientras que el independentismo en conjunto apenas aumentaba 2 escaños. Era JxCat quien entonces más peso perdía, de los 34 a los 30, mientras ERC quedaba por delante con un aumento de 2 representantes, y hasta los 34.

Las cosas han cambiado después, a tenor los sondeos que manejan ambos partidos. Una encuesta encargada por ERC en abril pasado los dejaba cerca del empate con JxCat, ambos algo por encima de los 30. En cambio, era la CUP quien se disparaba, hasta casi los 10. Otro sondeo de JxCat de las mismas fechas, avanzado por El Confidencial, daba una perspectiva mucho mejor para ellos, dejándolos cerca del empate con Ciudadanos. Pero esa subida de los de Puigdemont procedía casi íntegramente de una bajada de ERC, sin grandes cambios en la suma de ambos y también con crecimiento de la CUP.

Pese a la disparidad de las cifras, ambos sondeos eran elocuentes respecto al aumento de peso de los anticapitalistas y, por tanto, de su capacidad de bloqueo. Y esto pesa en las deliberaciones del president cesado. No se trata solo del riesgo a perder la mayoría, como sugería este lunes el diputado de ERC Joan Tardà, sino sobre todo el riesgo de que JxCat y ERC dependan de los anticapitalistas como ocurrió en la legislatura que acabó en 2017.

Otro de los termómetros que en la última semana ha servido a las cúpulas de los partidos para medir la temperatura de sus bases, en este caso del núcleo duro independentista, es la consulta que la ANC cerró el pasado sábado. En ella se reflejó una apuesta decidida por la investidura de Puigdemont, pero también arrojó la opinión desfavorable de casi el 60% de los socios de la entidad a la repetición electoral.

En la cúpula de ERC interpretaron los resultados de la votación de la ANC como un "pinchazo de la burbuja mediática" que, a su parecer, en las últimas semanas había engrasado la opción de las urnas. Con todo, dentro de la formación hay quien continúa recelando de las verdaderas intenciones del president cesado y no descartan un volantazo final que desemboque en elecciones. El interrogante no tardará en despejarse.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha