Los 'comuns' avisan a Torra de que no tendrá presupuestos si no retorna en dos años las pagas extras a los funcionarios

Los funcionarios hace años que reclaman el retorno de las pagas extras.

Pedro Sánchez empieza a asumir que no tendrá presupuestos y Quim Torra puede acabar quedándose sin los suyos. El Gobierno catalán insiste en que podrá aprobarlos pero de momento no ha contactado con la oposición para explorar formalmente posibles vías de acuerdo que le permitan no tener que prorrogarlos. La CUP ya le ha avisado de que no cuente con ellos. Y eso, dada la actual configuración del Parlament, le aboca a buscar el apoyo de los 'comuns'. Este grupo no descarta acabar votando las cuentas, siempre y cuando el Gabinete de Torra incluya algunas medidas que consideran imprescindibles. La primera es el retorno de las pagas extras del 2013 y 2014 en un plazo máximo de dos años.

Torra tiende la mano a los comunes para los Presupuestos pero sumando autodeterminación

Torra tiende la mano a los comunes para los Presupuestos pero sumando autodeterminación

Catalunya en Comú ya ha hecho los números y se los trasladará al vicepresidente económico, Pere Aragonès, cuando este les llame para empezar a hablar. Contaban que sería esta semana pero de momento no se ha producido contacto alguno. Fuentes de los 'comuns' han explicado a este diario que su propuesta pasa por que el Govern cumpla el acuerdo firmado en el 2017 con los sindicatos y retorne el 10 % de la paga extra correspondiente al 2013 antes de acabar este año. La cantidad total asciende a unos 55 millones de euros.

El 90% restante de la paga del 2013, que traducido a presupuestos son 495 millones de euros, debería abonarse a los trabajadores de la administración autonómica antes de finalizar el 2019. Siguiendo con el calendario de Catalunya en Comú, la Generalitat tendría que retornar el 100% de la paga extra del 2014 antes de acabar el año 2020. En este caso se trataría de una partida de aproximadamente 550 millones de euros.

En la dirección de los 'comuns' aseguran que si el Govern de Torra no asume este compromiso, será imposible que le den sus votos para que apruebe los presupuestos. No será la única condición, pero esta es una condición 'sine quan non'.

El Govern hasta ahora lo que ha propuesto es una devolución en pequeños tramos de estas pagas extraordinarias entre los años 2019 y 2026. Asegura que las limitaciones impuestas por el techo de gasto no le permiten cumplir con las peticiones formuladas también por los sindicatos. Aragonès reclamó hace una semana en el Parlament que el Gobierno central excluya del cómputo del límite de gasto las deudas que la Generalitat acumula en materia de personal y así poder retornar a sus trabajadores las extras del 2013 y 2014.

Los funcionarios han convocado una huelga para el próximo miércoles 12 de diciembre precisamente para protestar por los incumplimientos del Govern y especialmente respecto al retorno de las pagas extra. Son 250.000 funcionarios y trabajadores de empresas públicas. En esta cifra se incluyen también los correspondientes a los ámbitos de sanidad y educación.

Los presupuestos que el vicepresident presentará a los grupos pretenden subrayar el acento social como elemento para convencer a los 'comuns' e intentarlo con el PSC.  Con un aumento superior a los 1.600 millones de euros en gasto no financiero el nivel de inversión total quedará cercano al récord de 2010 que se toma como referencia de techo histórico. La intención de Aragonès es que hasta dos tercios de esta subida vaya a gasto social y seguridad, por lo que algunas partidas podrían revertir totalmente los recortes acometidos en los gobiernos de Artur Mas.

Etiquetas
Publicado el
15 de noviembre de 2018 - 21:07 h

Descubre nuestras apps

stats