eldiario.es

9
Menú

CATALUNYA

Absueltos los estudiantes Isma y Dani, que pasaron 34 días en prisión preventiva por la huelga del 29M

La Generalitat y la Fiscalía acusaban a los jóvenes de delitos de desórdenes públicos y agresión

Article publicat a El Diari del Treball

- PUBLICIDAD -
El fiscal rebaja a 6 años y medio su petición de pena para los estudiantes del 29M

Dani, Isma y la madre del segundo a la salida de la prisión de Quatre Camins después de 34 días en preventiva

El juzgado de lo Penal número 6 de Barcelona ha comunicado a las partes la absolución de los jóvenes, Isma y Dani, acusados de desórdenes públicos durante la huelga general del 29 de marzo de 2012. La sentencia supone para los dos estudiantes de Físicas fin de una pesadilla que hace más de tres años que dura.

Ismael Benito y Daniel Ayyash participaron en la huelga general del 29 de marzo de 2012. Los dos estudiantes siempre contaron que aquel día formaban parte de piquetes informativos en el campus universitario. Al ver que el seguimiento de la huelga por parte de los alumnos era muy grande decidieron ir a descansar en el local de la entidad a la que pertenecen, la Asociació d'Estudiants Progresistes (AEP). En ese momento fueron detenidos.

El resto lo han explicado los estudiantes muchas veces. Fruto de la detención pasaron 34 días en prisión preventiva y sólo fueron liberados cuando la Audiencia de Barcelona entendió que la medida adoptada por la juez de instrucción de su asunto era excesiva, ya que en ningún caso había peligro de fuga de los dos jóvenes ni se podía mantener la detención por la posibilidad de que destruyeran pruebas.

El caso de Isma y Dani ha sido adoptado por las organizaciones sindicales catalanas y también las estudiantiles como una muestra de la voluntad deliberada del gobierno central, a través de la fiscalía, y también de los gobiernos, municipal y de la Generalitat, de criminalizar el derecho de huelga.

Durante la mayor parte del tempo transcurrido hasta el juicio, los dos estudiantes se vieron, además, privados de sus derechos cívicos. Por ejemplo, no podían participar en manifestaciones, por decisión de la juez que había instruido su caso.

El elemento central de la acusación que pesaba sobre los dos jóvenes era haber participado en la quema de contenedores que se produjo cerca del campus universitario de Pedralbes, en Barcelona, y agredir a policías en el momento de ser detenidos.

En el juicio quedó acreditado que los dos estudiantes no había agredido ni se habían resistido a la detención hecha por los Mossos d'Esquadra. Tampoco se ha podido probar que fueran ellos los que encendieron contenedores, aunque un sargento declaró que formaban parte del grupo que había dañado el mobiliario urbano. Al mismo tiempo, y en su descargo, el último día del juicio, el pasado jueves,  un conserje de la facultad de Físicas declaró que mientras se producían los disturbios los dos estudiantes estaban en el interior del recinto universitario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha