eldiario.es

9

Alberto Rojo recupera para el PSOE la Alcaldía de Guadalajara tras 12 años de hegemonía del PP

Rojo, elegido primer edil de la capital alcarreña con los votos de Ciudadanos, desbanca a Antonio Román

Rafael Pérez Borda (Ciudadanos) será teniente de alcalde durante los próximos cuatro años

Alberto Rojo FOTO: Raquel Gamo

Alberto Rojo FOTO: Raquel Gamo

Alberto Rojo ha sido elegido hoy alcalde de Guadalajara tras obtener la mayoría absoluta en el Pleno de constitución de este Ayuntamiento. El PSOE recupera así la Alcaldía de la capital alcarreña después de 12 años de hegemonía del PP de Antonio Román. La investidura del candidato socialista ha sido posible gracias a los votos de los tres concejales de Ciudadanos, en virtud del acuerdo global suscrito en Castilla-La Mancha entre el PSOE y la formación que preside Albert Rivera. Los grupos del PP, Vox y Aike votaron a sus respectivos candidatos. El único edil de Unidas Podemos se abstuvo.

El Pleno se desarrolló con absoluta normalidad, pero en un ambiente de honda satisfacción de los socialistas, que después de una larga travesía del desierto en la oposición han alcanzado un objetivo político prioritario para el PSOE de Guadalajara. La sesión contó con la presencia del ya ex alcalde Antonio Román, quien renunció al acta de concejal apenas 24 horas antes del Pleno de constitución. Román se sentó en el banco de los ex alcaldes, junto a Javier de Irízar, José María Bris y Jesús Alique. Solo faltó Blanca Calvo, quien excusó su asistencia por sus obligaciones en el Maratón de los Cuentos, que se celebra en Guadalajara este fin de semana.

En su intervención, Rojo prometió ser el alcalde “de toda la ciudad, de los que me votaron y de los que no lo hicieron, en mi gobierno las vecinas y los vecinos estarán en el centro de todo”. Además, aseguró que será alcalde “a pleno rendimiento, al 100% de Guadalajara”, en referencia a la falta de dedicación exclusiva de su antecesor en la Alcaldía. En todo caso, ha querido tener palabras de agradecimiento hacia Román: “Gracias por tu dedicación a la ciudad. Has sido un duro adversario político, pero no un enemigo”, afirmó.

“Me gusta mirar al futuro y mi plan para Guadalajara pasa por escuchar a todos, dialoga, acordar para facilitar que esta ciudad avance. Que los colectivos sociales afloren y se apropien de esta ciudad, un centro vital y revitalizado”, añadió el nuevo alcalde arriacense. Rojo comprometió un “ayuntamiento ambicioso para que Guadalajara lidere el progreso y la inversión empresarial del Corredor del Henares y una ciudad que retenga el talento juvenil”.

En nombre del PP tomó la palabra Jaime Carnicero, hasta ahora vicealcalde. “Tienes el listón muy alto, el que te ha dejado Antonio Román”, le ha espetado a Rojo. Asimismo, destacó que Guadalajara es “un ejemplo internacional en el modelo de ciudad Smartcity, gran ciudad del siglo XXI. Somos un referente deportivo y la ciudad de España que más invierte en familias”. Carnicero recordó algunos de los “grandes retos” que tiene por delante Guadalajara, como “la universidad y el hospital. En ellos podrás encontrar la colaboración firme y constructiva de la oposición del PP”.

Juan Antonio Pérez Borda (Ciudadanos), que ejercerá de teniente de alcalde, sostuvo que “las épocas del bipartidismo y las mayorías absolutas ya forman parte de la historia. Es tiempo de buscar pactos para mejorar la calidad de vida de la ciudad”. Además, ha aseverado que su intención es cambiar la forma de hacer política. “Nuestro equipo no viene ni de Madrid ni de Toledo”, apostilló. Y fijó sus prioridades en una “bajada de impuestos, tolerancia cero con la corrupción, garantizar un municipio más limpio, sostenible y seguro y apoyar los derechos de los distintos colectivos sociales”. “A los que nos acusan de venir a la política a conseguir sillones y sueldos, les decimos que estamos aquí para trabajar por una ciudad mejor con vocación de servicio. Y estaremos vigilantes para que se cumpla un acuerdo que mejore la calidad de vida de la ciudad”, concluyó.

FOTO: Raquel Gamo

FOTO: Raquel Gamo

El portavoz de Vox, Antonio de Miguel, exigió una “gestión ejemplar guiada por la bajada de impuestos, poniendo el interés de la ciudad por encima de los intereses de los partidos”. Prometió una “oposición firme” y recordó la “necesidad de revitalizar el centro de la ciudad, devolver la población y preservar el patrimonio histórico”.

José Morales, concejal de Unidad Podemos, lamentó que “por primera vez desde 1983 la extrema derecha tiene representación en el pleno del Ayuntamiento”. “Nos hubiera gustado ser decisivos para promover el cambio de gobierno en Guadalajara, pero no hemos contado con el apoyo suficiente de los vecinos”, admitió. Morales tildó de “divergentes” los planes de empleo de PSOE y Cs, y adelantó que apoyarían las distintas mociones “en función de su sentido”. “Hace falta diálogo y nos ofrecemos para una participación constructiva. Queremos un modelo de ciudad basado en servicios públicos, controlando servicios privatizados e introduciendo modificaciones en la forma de adjudicación de las contratas”. Propuso una auditoría de los patronatos –incluido el de Deportes- y “revisar” el pliego del servicio de limpieza.

El concejal del grupo municipalista A Guadalajara hay que quererla (Aike), Jorge Riendas, dijo que no le ha agradado la forma “tan poco a autónoma en que se ha producido el cambio de gobierno en Guadalajara con una política de pactos de sillones”. Y añadió: “Hay que tejar ciudad y conectar el pleno con los barrios y pedanías de nuevo escuchando y dando respuestas a los problemas de los ciudadanos. No debemos estar dirigidos desde Madrid y Toledo porque sabemos lo que tenemos que hacer”. Se mostró partidario de apostar por una “política moderna y sostenible, y un río Henares cuidado. Hay que transformar la ciudad desde ya”.

Por su parte, Sara Simón, en representación del grupo municipal del PSOE, consideró que “es hora de abrir las puertas y ventanas a la participación de los ciudadanos”. Anunció un “Gobierno de gente y para la gente, después de una época poco transparente. Queremos dialogar y pactar con todos los grupos políticos”. Y cifró en el “deseo de cambio y regeneración para Guadalajara” el acuerdo alcanzado entre el PSOE y Ciudadanos.

Entre los presentes en la sesión se encontraba una amplia presencia de representantes políticos, económicos y sociales de la sociedad guadalajareña, incluido Carmelo Pérez, vicerrector de la Universidad de Alcalá (UAH). También contó con la asistencia de Magdalena Valerio, ministra de Trabajo y ex edil del ayuntamiento de esta ciudad; Pablo Bellido, próximo presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha; Sergio Gutiérrez, eurodiputado socialista; y Rafael Esteban, alcalde de Marchamalo y secretario de Organización del PSOE alcarreño. Alejandro Ruiz, ex concejal de Ciudadanos y ahora diputado regional de esta formación, también estuvo presente.

Las elecciones municipales del pasado 26 de mayo arrojaron un escrutinio muy fragmentado en el Consistorio arriacense. La lista más votada fue la socialista, que alcanzó los 10 concejales y superó el 35% de los sufragios. El PP se desplomó a los siete ediles y el 31%. Ciudadanos obtuvo tres concejales (uno más que hace cuatro años), frente a los dos de Vox. Unidas Podemos logró un edil –frente a los cuatro que alcanzó la lista de confluencia Ahora Guadalajara en 2015- mientras que la candidatura novísima Aike obtuvo un concejal.

Una eventual alianza de izquierdas entre el PSOE, Unidas Podemos y Aike alcanzaba los 12 concejales, uno por debajo del umbral de la mayoría absoluta. Esto explica el giro del PSOE a la hora de pactar con Ciudadanos. El partido naranja apoyó hace cuatro años a Antonio Román como alcalde, pero decidió no entrar en el gobierno municipal. Ahora sí lo hará. Su portavoz, Rafael Pérez Borda, ejercerá de teniente de alcalde mientras que el resto de ediles asumirán una concejalía.

El acceso de Rojo a la Alcaldía de Guadalajara sella el regreso del PSOE a una plaza política que se les resistía desde hace más de una década. Anteriormente, ya fueron alcaldes de Guadalajara por el PSOE el abogado Javier de Irízar, que ocupó la vara de mando desde 1979 hasta 1991; y Jesús Alique, primer edil en la legislatura entre 2003 y 2007.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha