eldiario.es

9

BALANCES 2018

Castilla-La Mancha quiere comprar los terrenos que impidan construir el ATC en Villar de Cañas

El consejero de Medio Ambiente castellano-manchego, Francisco Martínez Arroyo, dice estar “convencido al 100%" que no habrá almacén nuclear en la región

“Lo que el Gobierno del PP estaba haciendo con el ATC era una barbaridad y estoy seguro que tendrá repercusiones porque no se pueden iniciar obras sin tener permisos", asegura

Cree que el futuro Plan Nacional de Residuos Nucleares estará listo en el primer trimestre de 2019 y descartará el ATC para apostar por almacenes temporales en las centrales (ATI's) que, además, evitarán el “riesgo” del transporte

Martínez Arroyo, en la bancada que ocupan los miembros del Gobierno en el Parlamento regional

Martínez Arroyo, en la bancada que ocupan los miembros del Gobierno en el Parlamento regional Foto: Cortes de Castilla-La Mancha

Uno de los asuntos que han copado la agenda medioambiental en Castilla-La Mancha en este 2018 que termina tiene que ver con el proyecto para construir el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos radiactivos en Villar de Cañas (Cuenca).

La llegada del Gobierno de Pedro Sánchez a la Moncloa dio un giro al largo historial de un proyecto polémico y judicializado (por la batalla que venía librando el Gobierno de Emiliano García-Page contra el Ejecutivo de Mariano Rajoy) al decidir el nuevo Ministerio de Transición Ecológica que había que esperar a tener un Plan Nacional de Residuos Nucleares para decidir sobre el basurero nuclear y su ubicación.

Termina la legislatura y hablamos sobre el presente y el futuro del ATC con el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo.

El presidente aseguró en octubre que el Gobierno  de Pedro Sánchez daría en breve carpetazo al ATC ¿En qué momento diría que se encuentra el proyecto para construir el ATC en Villar de Cañas?

Yo creo que el ATC no se va a construir en Villar de Cañas porque el Gobierno central ha sido muy contundente sobre esto. Primero se tiene que planificar la gestión de los residuos radiactivos a nivel estatal. El plan nacional está sin aprobar y es previo a cualquier decisión.

Mientras tanto se están construyendo almacenes temporales en las centrales nucleares que están en funcionamiento. Parece lógico pensar que la decisión va a ir por esa vía. En todo caso, si ese Plan Nacional de Residuos Radiactivos, que se tenía que haber elaborado hace más de 10 años, planteara como obligatorio construir un almacén como el de Villar de Cañas, no se elegiría esta ubicación sino un destino mejor en función del suelo, climatología, orografía, el medio ambiente y de dónde están las nucleares.

Estoy convencido al cien por cien que no va a haber almacén nuclear en Villar de Cañas.

En septiembre el Gobierno central decidió posponer la decisión sobre el cementerio nuclear hasta la elaboración en 2019 de un plan de residuos, pero eso no significa que no vaya a construirse…

Nosotros pensamos que el Plan Nacional de Residuos Radiactivos posiblemente esté en el primer trimestre de 2019. Y entendemos que este plan no se orientará a construir un cementerio nuclear como el previsto en Villar de Cañas. La ministra para la Transición Ecológica dijo en el Congreso que la idoneidad del emplazamiento generaba muchísimas dudas. No es solo una discusión política sino técnica. Los geólogos llevan insistiendo en que no es el mejor sitio. Después hay otras dudas de fondo porque no se sabe realmente el volumen de residuos a gestionar en nuestro país. Eso hay que dilucidarlo.

El Gobierno anterior estaba empeñado en que se hiciera el almacén en Villar de Cañas pero el proyecto no tiene declaración de impacto ambiental…

¿No llegó a emitirse la Declaración de Impacto Ambiental (DÍA) por parte del Ministerio que dirigía Isabel García Tejerina?

No, y no solo es que seguimos igual sino que se ha parado la declaración de impacto ambiental por parte del actual Ministerio para la Transición Ecológica porque -y me parece una decisión correcta- han condicionado las decisiones sobre el ATC a la elaboración del plan de residuos.

“Lo que el Gobierno del PP estaba haciendo con el ATC era una barbaridad y estoy seguro que tendrá repercusiones porque no se pueden iniciar obras sin tener permisos. Se despiertan enormes dudas sobre las decisiones tomadas en su momento. Tendrán que responder los que las tomaron porque se  invirtieron muchos recursos públicos”

Creo que el Gobierno anterior hizo las cosas de manera muy desordenada. Se empezó la casa por el tejado. Y en Castilla-La Mancha hemos insistido que no hay un Plan de Ordenación Municipal en Villar de Cañas. El que amparaba la construcción del ATC se anuló en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha y no hay  ni autorización de construcción ni de explotación por parte del Ministerio de Industria.

Lo que se estaba haciendo era una barbaridad y estoy convencido que tendrá repercusiones porque no se pueden iniciar unas obras sin tener permisos. Unas obras que, en unos casos, se han acabado y además se han pagado a las empresas constructoras. Tenían una finalidad que era la gestión de residuos nucleares y no había autorización para gestionarlos.

Se despiertan enormes dudas sobre las decisiones tomadas en su momento. Tendrán que responder los que las tomaron porque se  invirtieron muchos recursos públicos en un lugar que, ambientalmente, es susceptible de ser protegido. Y no solo eso, es que estamos obligados como Administración competente a hacerlo.

La ministra Ribera dijo que hablaría, entre otros interlocutores con los actores implicados, entre ellos en Castilla-La Mancha. ¿Qué ha ocurrido desde septiembre? ¿Han hablado?

Me consta que el Ministerio trabaja en el plan de residuos pero todavía no hay contactos con las comunidades autónomas, pero estoy convencido que contarán con ellas.

¿Tiene claro Castilla-La Mancha lo que quiere ver incluido en este plan de residuos?

Que no haya basurero nuclear en Castilla-La Mancha. Ni en Villar de Cañas ni en otro lugar.

No tenemos los datos, pero creemos que los residuos se almacenarán en las nucleares de forma temporal porque la técnica nos dice que existe la capacidad y el Gobierno central tiene intención de no prorrogar la vida útil de las centrales. El Gobierno anterior sí lo pretendía.

Tanto en el actual Gobierno central como en el castellano-manchego tenemos la convicción de que el modelo es otro. Los acontecimientos están superando incluso esa apuesta. En Castilla-La Mancha optamos por un modelo sostenible, renovable. Somos autosuficientes en generación de energía eléctrica y ese es el camino.

Es verdad que todavía casi un 50% de la factura que pagan los consumidores procede de la energía generada por las nucleares pero hoy la tecnología permite, en un tiempo razonable, sustituir esa tecnología.

También preocupa el transporte de residuos nucleares. Hemos de dar las gracias a los colectivos ecologistas, al mapa de Greenpeace, que nos ha ayudado a que los ciudadanos sean conscientes del riesgo, que puede parecer menor pero si la técnica permite almacenar temporalmente los residuos allí donde se generan, evitémoslo.

El consejero durante una sesión plenaria

El consejero durante una sesión plenaria Foto: Cortes de Castilla-La Mancha

La batalla judicial planteada frenó el ATC y esa batalla la llevaron ustedes hasta Europa con la ampliación de la protección del Hito como argumento. ¿Ha habido algún pronunciamiento en las instancias europeas?

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha le dio la razón al Estado priorizando los intereses nucleares frente a los ambientales en julio. En octubre  la recurrimos y esperamos una decisión del Supremo para el primer trimestre de 2019. Nos dará o nos quitará la razón sobre una batalla judicial en la que ha habido controversia desde el inicio, sobre la protección del espacio natural que impedía en la práctica la construcción del ATC.

Vamos a esperar, pero hemos transmitido de manera informal a la Comisión Europea nuestra posición. Quien debía hacerlo era el Gobierno central y no lo hizo como era su obligación y ahora con la sentencia no es posible. Siempre hemos tenido la complicidad de Adena, Seo BirdLife y Greenpeace que también se han dirigido a Europa.

Si el fallo del Supremo es desfavorable podremos recurrir ante instancias judiciales europeas pero el momento procesal es otro y sinceramente pienso que ahora que no se va a construir el ATC en Villar de Cañas, la sentencia no tendrá utilidad. Al no haber contraposición de intereses nucleares y ambientales, el espacio se protegerá ambientalmente.

"Hay que tomar decisiones políticas", aunque no se renueve el CSN

Ciudadanos ha planteado recientemente una pregunta en el Congreso ante las dudas que, dicen, le suscitan las declaraciones de la ministra Ribera cuando habla de recuperar la idea de “uno o varios ATC’s”. Es como jugar al gato y al ratón y genera confusión…

Sí, genera confusión. Una de las alternativas es la de varios ATI’s en las nucleares (almacenes temporales individualizados de residuos radiactivos) que entiendo que es por donde van las declaraciones. Construir dos o más allí donde hay instalaciones nucleares, lo cual ya reduce el riesgo. Si no se puede ir a uno en cada nuclear, parece razonable aprovechar los que ya existen y almacenar allí todos los residuos.

Construir uno fuera de las instalaciones nucleares que ya existen es generar un conflicto más. Ahora en nuestro mapa podemos situar chinchetas nucleares y sería una forma de situar otra. Creo que el Gobierno central no quiere poner una más sino aprovechar las existentes.

¿Y cree que se descarta el Almacén Geológico Profundo (AGP) a largo plazo?

Bueno…No lo sé…Es una decisión también nacional. Lo que está claro es que no era el planteamiento del Gobierno del PP. Exige un análisis geológico profundo, por usar la misma palabra, y más concienzudo que lo que se hizo con el Almacén Temporal Centralizado (ATC). Este que no iba a ser profundo no cumplía ni uno solo de los requisitos que dijo el Colegio de Geólogos para evitar riesgos. Creo que ahora no estamos en condiciones de tomar esa decisión en nuestro país. Hay que resolver el problema lo antes posible, aprovechando los ATI’s ya construidos y construyendo otros.

Este es un debate mucho más sencillo de lo que lo planteaba el Gobierno anterior. Lo hizo desde la confrontación y creo que hay que hacerlo desde las soluciones y el sentido común. No hay controversia sobre las centrales nucleares que ya existen. No generemos más problemas.

Terrenos previstos para el ATC en Villar de Cañas

Terrenos previstos para el ATC en Villar de Cañas Foto: Las Noticias de Cuenca

En la situación del ATC, ¿puede influir en algo que la renovación del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) - entre otros el mandato del presidente Fernando Martí Scharfhausen, que concluye ahora- esté paralizada?

Es otro de los problemas en nuestro país al renovar desde instancias políticas órganos tan importantes. Probablemente no hay otra forma de hacerlo pero es muy difícil. Habría que resolverlo porque no se puede estar de forma provisional en estos organismos tan importantes.

En el caso del CSN, muchos de sus informes son preceptivos pero la orientación política en materia de energía nuclear la tiene el Ministerio. Hay que tomar decisiones y el Gobierno central las va a tomar y de manera rápida porque es consciente del problema.

“El presidente del PP es imprudente” al apoyar el ATC en Cuenca

El nuevo presidente del PP en Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, ha dicho esta semana que va a “pelear” por que el ATC finalmente se construya en Cuenca. ¿Qué opinión le merece?

Es curiosa la posición del PP. El anterior alcalde de Almansa se opuso a la construcción del ATC muy cerquita de su pueblo. Ahora quiere ese modelo de desarrollo para Villar de Cañas. Nosotros creemos que es un modelo arriesgadísimo, que no es la solución a la despoblación, que conlleva riesgos ambientales para siglos y que tenemos que pensar con mentalidad sostenible para generaciones futuras.

Creo que él es imprudente con este tipo de apoyo. No sé si desconoce que no hay declaración de impacto ambiental ni permiso para construirlo, que el POM está paralizado y judicializada la protección ambiental del espacio para el ATC. Incluso desde el Gobierno regional estamos trabajando para comprar el espacio ocupado por la laguna de El Hito para protegerlo.

Creo que la sociedad castellano-manchega no coincide con el planteamiento del presidente regional del PP. A la vista está que lo que se ha construido allí ha beneficiado a muy pocos y más bien a gente que no vive allí. Es la realidad de una inversión de 70 millones de euros pagados entre todos a constructoras que poco tienen que ver con Villar de Cañas y los pueblos de alrededor.

Infografía del futuro ATC de Villar de Cañas

Infografía del ATC de Villar de Cañas que Castilla-La Mancha espera que no llegue a construirse Imagen: ENRESA

¿Y entonces, en que cree que se basa el empeño del PP?

No lo sé. Cospedal fue quien más se implicó en que fuera Villar de Cañas el elegido. Los acontecimientos de las últimas semanas ponen de manifiesto que el interés general no era lo más importante a la hora de tomar esa decisión aunque el bar o el hostal del pueblo hayan tenido más actividad. Eso es pan para hoy y hambre para mañana. Es muy difícil buscar un modelo de desarrollo territorial en esa zona. Soy consciente de ello. Si tuviéramos la varita mágica ya la hubiéramos utilizado.

No me toca a mí valorarlo moralmente pero es evidente que los beneficiarios no son los ciudadanos de Cuenca

¿Quiénes lo son entonces?

Las empresas que legítimamente han ganado concursos públicos en un proyecto que ni ha tenido ni tiene autorización para hacerse. Se han hecho obras cuyo único objetivo era servir de infraestructuras para cuando hubiese un almacén nuclear cuando no hay permiso para construirlo. La decisión no se tomó ni por el interés general ni cumpliendo estrictamente la normativa.

¿Y el dinero presupuestado para el ATC?

Gobernaba Rajoy cuando se anunció que de los 589,5 millones que el Gobierno de Mariano Rajoy destinaría a Castilla-La Mancha, casi 145 (casi una cuarta parte) serían para el ATC en este 2018. No hay presupuestos generales del Estado. ¿A qué deberían ser esos 145 millones?

¡A tantas cosas! Diré primero a qué podrían dedicarse y después lo que ocurrirá en realidad. El Ministerio de Agricultura que dirigió Tejerina comprometió en 2014 obras en infraestructuras del agua en Castilla-La Mancha que debían haber estado  acabadas en 2017, por valor superior a esos 145 millones de euros.

Por ejemplo, en Talavera o en Mora (Toledo), en el Campo de Montiel (Ciudad Real), en los regadíos del Segura y el Júcar de Albacete, en Cuenca y en Illana (Guadalajara). El presupuesto 2018 no prevé nada para este tema que permitiría un uso más eficiente del agua y el desarrollo del medio rural. Eso sí que es riqueza social y la gente se  queda en los pueblos.

El problema es que ese dinero para el ATC no se puede usar para otra cosa. Algunos partidos de manera torticera ponen sobre la mesa que esos recursos, que ya no se usan para el ATC, se destinen a otras cosas. ¡No es posible! Cualquiera que sepa algo de presupuestos, conoce que una cuantía nominativa no se puede  cambiar una vez aprobados. O se gasta en el ATC o no se pueden gastar. En todo caso estamos trabajando con el Ministerio de Agricultura para que se hagan las inversiones, empezando en Mora.

En todo caso, ¿hay una estrategia de desarrollo alternativo para esta zona de Cuenca?

Hay una cuestión muy importante. La provincia entera ha sido catalogada como zona de Inversión Territorial Integrada (ITI). Tendrá mayor importancia en el futuro porque podrá haber una programación específica con recursos extraordinarios para Castilla-La Mancha solo porque en esta legislatura se ha declarado como ITI.

Una buena parte de recursos públicos se está orientando a zonas despobladas de la región. Eso no se había hecho nunca. El de la despoblación es un criterio que se ha incluido en las ayudas públicas, tanto el Plan de Desarrollo Rural (PDR) como los FEDER priorizan las inversiones en zona ITI. Antes, muchos de los recursos se iban a La Mancha, a pueblos más grandes. Ahora, van a Cuenca, en Guadalajara excepto el Corredor del Henares, en La Campana de Oropesa (Toledo), en las sierras del Segura y Alcaraz (Albacete) o en el Campo de Montiel  y Almadén (Ciudad Real).

Pero es muy difícil hacer que una empresa se instale en Villar de Cañas. Para que suceda hacen falta comunicaciones físicas, que las hay, comunicaciones virtuales que estamos facilitando a través de antenas 4G e incentivos fiscales. Trabajamos con la Comisionada para el Reto Demográfico, hay un plan en esta dirección porque no puede ser que una empresa que se instale en Madrid pague lo mismo que la que quiere hacerlo en Villar de Cañas.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha