eldiario.es

9
Menú

Denuncian que un festival punk solidario se convirtiera en evento "proetarra"

Lo ha denunciado el PP de Cabanillas del Campo que habla de presencia de "símbolos proetarras" y gritos amenazantes contra el alcalde de Guadalajara

El alcalde cabanillero confirma los hechos y los vincula a un grupo musical madrileño. Ha pedido "disculpas" pero, matiza, "no es posible controlar al 100% lo que en un momento determinado puede hacer un artista en un escenario”

José García Salinas rechaza las comparaciones de los 'populares' con otro evento, un concierto en las pasadas fiestas patronales, en el que se exhibió una bandera republicana

- PUBLICIDAD -
Un momento del concierto

Un momento del concierto Imagen facilitada por el PP de Cabanillas del Campo

El Partido Popular de Cabanillas del Campo se ha hecho eco de la denuncia de jóvenes de esta localidad de los que dicen están “escandalizados” por "los sucesos" ocurridos en el 'Underground on the ground Fest III' que, sostienen, fue "patrocinado por el Ayuntamiento socialista de la localidad" y en el que, según los vecinos que presenciaron el evento, uno de los grupos que participaba  "no dudó en colocar símbolos proetarras frente a su batería, como es la bandera de acercamiento de los presos terroristas a cárceles del País Vasco".

Dice el PP que "a lo largo de la actuación no faltaron gritos de ¡Gora Euskal Herria!” (es decir, ¡Viva el País Vasco!). Y "lo que es más grave", según los 'populares', es que se corearon frases como “ETA, ayúdame, se llama Antonio Román y es subnormal”, "en clara alusión", apunta la formación, "a realizar alguna acción violenta contra el alcalde de Guadalajara". 

El concierto contaba en su cartel con el escudo de Cabanillas del Campo y el logo del Centro Joven, y forma parte de la programación de 'Cabanillas se mueve' por lo que  el portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento, Jaime Celada, ha mostrado su "indignación".

“No podemos permitir que se manche el buen nombre de Cabanillas con símbolos y gritos que tanto daño han hecho al conjunto de la sociedad española y que tuvieron una especial repercusión aquí, en nuestro pueblo”, afirma. “Exigimos a Salinas que pida perdón por haber permitido que algo así ocurra en nuestro municipio”, añade. 

Celada ha aprovechado también para advertir la “radicalización” de algunos de los actos que el Ayuntamiento ha propiciado en los últimos meses en Cabanillas. “Los kits para facilitar el consumo de drogas durante las Fiestas, el concierto de 'La Raíz' con decenas de banderas republicanas o ahora este festival muestran claramente la idea que tiene Salinas para nuestros jóvenes”, sentencia.

Esta era la tercera edición del festival rock 'Underground on the Ground' que acoge Cabanillas del Campo organizado por la Asociación Juvenil Aliño con actuación de hasta seis formaciones ( Hard Life, de Madrid; Operación Ogro, de Madrid; Desperdizios, de Brihuega; Macías Pajas, de Alcalá; La madre de Aznar ya tenía bigote, de Alcalá; y Serán cenizas, de Cabanillas del Campo) y con un fin solidario. 

Y es que el evento incluía a la instalación de un punto de recogida de material que se destinará a la ONG GuadaAcoge para que los asistentes al concierto pudieran donar  productos de higiene personal, limpieza del hogar, conservas de pescado y verdura, arroz y material escolar y en el que se instaló una barra con precios populares para sufragar el festival, cuya entrada era libre. 

El alcalde "comparte la indignación" del PP y niega el patrocinio del evento

Desde el Ayuntamiento ha explicado que han conocido los hechos a través de la denuncia del PP y que tras "indagar" han sabido que el grupo musical vinculado a lo ocurrido es de Madrid "y no conjuntos locales de Cabanillas".

Los hechos se produjeron en la recta final del festival, a última hora. “Durante mucho tiempo estuvo presente en el evento uno de los concejales del equipo de Gobierno, y todo iba correctamente. Fue en la recta final, cuando el edil ya se había retirado a su domicilio, cuando acontecieron estos hechos”, ha explicado el alcalde José García Salinas quien pide "disculpas" a las personas que pudieron sentirse ofendidas, aunque matiza que  “ningún alcalde o Ayuntamiento es capaz de controlar al 100% lo que en un momento determinado puede hacer un artista en un escenario”.

El alcalde ha mostrado su "rechazo y decepción con determinadas actitudes acontecidas en la última edición del festival punk" y dice "compartir con el PP su indignación" pero lamenta que los 'populares' hayan comparado esta situación con la presencia de banderas republicanas entre el público en el concierto de La Raíz de las pasadas Fiestas.

“Son cosas completamente distintas, y es una vergüenza que las comparen. Exhibir la bandera republicana es legítimo, y un respetable ejercicio de libertad de expresión. Es una bandera legal, democrática e histórica, aunque ya no sea la oficial de nuestro país, y compararla con gritos de apología del terrorismo es faltar al respeto a millones de personas que se sienten representadas por ella, y que lucharon por la Democracia. Criticar lo sucedido el pasado fin de semana es lícito, pero no vale cualquier cosa para hacerlo”, ha señalado Salinas.

Sobre la colocación de una pancarta reivindicativa del acercamiento de presos de ETA al País Vasco dice que, aunque no lo ve oportuno y no lo comparte, "entiendo que puede ser una reivindicación legítima. Lo que no es tolerable es la apología de la violencia y el terrorismo".

En este sentido, añade, "si verdaderamente se produjeron esos gritos, algo que no hemos podido contrastar, en ese punto coincido totalmente con la denuncia que hoy ha realizado el PP”, concluye García Salinas.

El Ayuntamiento tomará medidas 

El alcalde también ha aclarado que el Ayuntamiento no patrocina el evento y que la aparición de logotipos municipales responde a "mera cortesía" de la organización que corre a cargo de una peña del municipio y varios grupos musicales de Cabanillas porque el Consistorio cede el espacio para celebrar el festival.

“Quiero dejar claro que el Ayuntamiento no es el organizador del concierto. El Ayuntamiento tan solo colabora con la iniciativa, como con otras que promueven otras asociaciones, peñas o colectivos, cediendo el espacio para su celebración. Tampoco lo 'patrocinamos', como dice el PP. No hay ninguna aportación económica". 

También recuerda que, como en las dos ediciones anteriores de este festival (en las que no sucedieron hechos de este tipo), el evento tenía finalidad benéfica, pues se recaudaron fondos para la ONG “GuadaAcoge”. “Por regla general, siempre que un colectivo nos plantea un acto benéfico, damos facilidades. Eso es lo que ocurrió también en esta ocasión”, explica el alcalde, quien lamenta que “la confianza que el Ayuntamiento depositó en la organización haya podido ser traicionada”.

Los sucedido conllevará medidas por parte del Consistorio, según ha anunciado el alcalde: “Mientras yo sea alcalde, el grupo que cometió estos actos no volverá a tocar en un espacio público de nuestra localidad. Y tampoco volveremos a ceder ningún espacio a este colectivo para eventos musicales, mientras no condenen públicamente lo ocurrido, y nos garanticen que no volverá a suceder. Así que exigimos a los organizadores que den explicaciones de lo acontecido”. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha