eldiario.es

9

'The Ocean Cleanup': una esperanza contra los residuos plásticos en el mar

Es el proyecto mediante el que un grupo de científicos se ha propuesto limpiar el vertedero marino de este residuo más grande del Pacífico

Su objetivo es eliminar el 50% de plásticos y demás basura del océano en unos cinco años. ¿Está funcionando?

La isla de basura del Pacífico

La isla de basura del Pacífico Youtube

Como todos sabemos, el problema del plástico en nuestros mares y océanos es una realidad. Cada día se producen miles y miles toneladas de plástico, los cuales, si no se gestionan correctamente, pueden acabar de una forma u otra en el océano, poniendo en peligro la vida submarina existente, e indirectamente, al ser humano.

Hoy en día la basura marina se acumula en cinco puntos principales del planeta, pero el que sin duda genera más preocupación es el actual vertedero de plástico más grande del Pacífico, conocido como “Great Pacific Garbage Patch”, situado entre Hawái y California, en el que se encuentran unos 1,8 trillones de piezas de plástico de distintos tamaños, con un área tres veces mayor a Francia. Este vertedero no deja de aumentar, lo que preocupa cada vez más a los científicos, que tratan de buscar una solución a este gran problema. Y lo han conseguido.

Bueno, aún está en fase experimental, pero ya es un gran paso. ¿Quieres saber de qué se trata? 'The Ocean Cleanup' (la limpieza del océano) se ha propuesto eliminar el 50% de plásticos y demás basura del océano en unos cinco años. Para ello han empleado una tecnología innovadora que, por medio de donaciones y de ayudas han podido poner en marcha en dicha zona. Su estrategia es fácil: crear una línea de costa donde no la hay, concentrar el plástico y sacarlo del agua. ¿Cómo? Han construido un flotador de unos 600 metros de largo, con una falda por debajo. Este flota en la superficie marina y va recogiendo poco a poco todo el plástico de la superficie, y con ayuda de la falda, retiene los pequeños trozos que puedan llegar a escaparse. Debido a su presencia, se crea un flujo descendente que hace que la vida marina pase por debajo de dicha falda sin interponerse en su camino. El flotador sigue la dirección de las olas, del viento y de las corrientes, de tal forma que adquiere una forma de U que va concentrando todo lo que captura en el centro, y además, avanza más rápido que los propios plásticos, lo que ayuda a que estos se queden atrapados. Este arrastre que provoca la falda por debajo del flotador genera unas fuerzas estabilizadoras que permiten que este sistema se redirija en función de la dirección del viento, de tal manera que va a donde más concentración de plásticos hay.

The Ocean Cleanup

The Ocean Cleanup

Pero, ¿de dónde obtiene la energía necesaria para todo esto? Pues es muy sencillo y ecológico: este flotador capta energía solar con la que enciende las luces por las noches (para que los barcos vean su posición) además de poseer sistemas anticolisión, cámaras, sensores y antenas satelitales, con las que sabemos su localización y envía datos de rendimiento.

Cada cierto tiempo viene un buque y recoge toda la basura concentrada y se la lleva a la superficie, como si fuera un camión de basura oceánico. Los residuos son posteriormente reciclados y transformados en nuevos productos cuya elaboración necesita plástico, dándoles un nuevo uso.

Y ¿cuándo lo van a poner en marcha? Lo cierto es que ya está instalado en dicho vertedero oceánico para comprobar su efectividad desde finales del año 2018, y parece que no va nada mal. De momento han instalado solo un sistema, pero si todo funciona tal y como se había previsto, se implantarán 60 sistemas en total, lo que ayudará a conseguir su objetivo inicial. Como era de suponer, ha sufrido algún que otro inconveniente que ha interrumpido en su misión: el flotador se había roto en algunas partes y no recogía eficazmente los residuos.

Sin perder la esperanza

Por este motivo se llevó a un puerto cercano para su reparación y revisión antes de proseguir con la tarea. Este inconveniente desilusionó a los científicos ya que esperaban tener una serie de datos contundente para poder comprobar la viabilidad de este experimento, cuando no ha sido así. A pesar de esto no han perdido las esperanzas, pues ya han vuelto a colocar de nuevo el sistema en el océano dispuesto a alcanzar lo propuesto. Además, se ha comprobado que no causa molestia o daño alguno a los animales que allí habitan, lo cual es otro punto a favor.

Si todo va bien, con este y los 60 sistemas más se podrían recoger el 50% de los residuos de plásticos del océano, y para el año 2040, se podrá haber recogido el 90% de todo lo vertido.

Ahora bien, aunque se estén llevando todas estas técnicas a cabo y cada día se estén encontrando nuevas formas de enmendar nuestro error, no quiere decir que podamos derrochar y producir plásticos de forma excesiva, ya que si no, toda medida es inútil. Pequeños gestos como usar bolsas de tela en vez de plástico, no usar productos de usar y tirar, decir no a los productos envasados, entre otras muchas cosas, pueden ayudar con la causa. La Tierra es un lugar común y de nosotros depende que nuestros descendientes la puedan disfrutar como nosotros hacemos ahora, y con un poco de nuestra parte, un mundo mejor es posible. ¡Actúa!

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha