eldiario.es

9
Menú

Cuando salvar vidas puede llevarte a la cárcel: la historia de Proem-aid llega a Albacete

El próximo 7 de mayo se celebrará el juicio contra tres miembros de Proem-Aid a los que la justicia italiana acusa de tráfico humano

Iván García y Tamara González han llegado de Ceuta y Málaga para denunciar la criminalización de las labores de salvamento

- PUBLICIDAD -
Los miembros de Proem-Aid han narrado su experiencia en Lesbos.

Los miembros de Proem-Aid han narrado su experiencia en Lesbos. FOTO: Lourdes Cifuentes.

Manuel Blanco, Julio Latorre y Quique Rodríguez, los bomberos andaluces que fueron detenidos  en enero de 2016 en la isla de Lesbos mientras realizaban tareas de rescate de refugiados para la asociación Proemaid (Professional Emergency Aid), serán juzgados en Grecia el próximo 7 de mayo. Su delito:   intentar salvar las vidas de aquellos que, huyendo de la guerra en Siria,  tratan de alcanzar tierras europeas cruzando en condiciones deplorables el mar Mediterráneo. Se les imputa un delito de tráfico humano cuando la realidad es otra. Tres compañeros de Manuel, Julio y Quique han visitado Albacete para dibujar la realidad de los refugiados. De los que llegan a las costas griegas y de los que mueren en las aguas del Mediterráneo.

Iván García y Tamara González han llegado de Ceuta y Málaga, respectivamente, para “concienciar” de que el éxodo continúa y que pese a que el movimiento migratorio, principalmente de Siria, Irak o Libia, ha quedado relegado en los informativos y medios de comunicación, a día de hoy sigue existiendo.

“El caso de Aylan despertó muchas conciencias que, con el paso de los meses, se han vuelto a dormir”, se lamenta Tamara González. Ella es enfermera y de la mano de Proem-aid ha visto todo esto in situ y asegura que aunque ahora las rutas hacia Grecia “están bloqueadas por la policía y las fronteras”, mientras que los refugiados que siguen huyendo de una vida de horror, de la guerra, de una muerte segura, no desisten en llegar a Europa. “El problema se ha trasladado al Mediterráneo central entre la costa de Malta y Libia” y ya no sólo viajan sirios sino que llegan migrantes de otros países “que sólo buscan huir”.

La labor de estos voluntarios se extiende por mar, desde el barco (se enfundan en sus trajes de neopreno y se lanzan al mar cuando ante cualquier riesgo de naufragio) y por tierra (atendiendo a los que llegan a tierras europeas en estado de hipotermia, deshidratados y exhaustos por un camino tortuoso). Tamara cuenta que el niño más pequeño que ella recibió en Lesbos “tenía 14 horas de vida”.

Son algunas de las realidades que Iván y Tamara han querido trasladar a los asistentes el trabajo que los miembros de Proem-Aid realizan. La charla ha sido organizada por el Colegio Oficial de Trabajo Social de Castilla la Mancha y la ONGD Bomberos Sin Fronteras.

El Open Arms y Helena Maleno

La charla de este lunes en Albacete ha coincidido con la liberación del buque de la ONG española Proactiva Open Arms. El buque de salvamento de migrantes y refugiados en el Mediterráneo permanecía retenido en puerto en Sicilia desde el pasado 17 de marzo. Varios de sus tripulantes estaban acusados de favorecer la inmigración irreglular tras participar en el rescate de más de 200 personas. Pese a la liberación del buque, la investigación penal sigue su curso.

Es otro ejemplo de criminalización de los servicios de rescate que también ha llevado a Marruecos a llamar a declarar a la activista Helena Maleno a la que, desde el Tribunal de Apelación de Tánger, se investiga por “tráfico de personas”. El motivo: la activista española residente en Tánger  ha salvado centenares de vidas en el Mediterráneo gracias a sus llamadas a Salvamento Marítimo.

Son dos ejemplos más de legislaciones que amparan en sus “derechos de admisión” para impedir la entrada de migrantes a sus territorios. Así lo explica el profesor de Derecho  Humanitario de la ULCM,  Ángel Sanchez Legido, presente en la charla, quien ha asegurado que ese “derecho de admisión” no es ilimitado sino que” se debe poner en conexión con otros derechos como la obligación de socorro”. Pero, tal y como ha explica Sánchez Legido, en los últimos tiempos y con la llegada de los refugiados al viejo continente los países de la Unión Europea han “endurecido las políticas de actuación contra los voluntarios que colaboran en rescates”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha