eldiario.es

9

CASTILLA-LA MANCHA

La precariedad laboral aumenta el riesgo de sufrir enfermedades mentales y cardiovasculares

CCOO alerta de que unas malas condiciones laborales tienen efectos muy nocivos sobre la salud

El índice de incidencia de la siniestralidad laboral en personas con contrataciones temporales es el doble que entre quienes tienen un contrato indefinido

Empleada del servicio de limpieza de habitaciones en un hotel

EUROPA PRESS

CCOO de Castilla-La Mancha asegura que unas malas condiciones laborales conlleva una mala salud laboral. La precariedad laboral afecta "muy negativamente" a la salud de los trabajadores y trabajadoras y "agrava objetivamente la exposición al riesgo laboral". Según apunta, se trata de una exposición al riesgo que en el caso de una misma persona va cambiando en días, semanas o meses, al ritmo de sus diferentes contratos de trabajo. 

La secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral de ese sindicato, Raquel Payo, recuerda asimismo que existe una "infradeclaración" en el reconocimiento de enfermedades laborales; y subraya que con un empleo precario aumentan las posibilidades de sufrir daños físicos como trastornos musculoesqueléticos, dermatitis, enfermedades respiratorias o cardíacas, y psíquicos como ansiedad, estrés, depresión, farmacodependencia y suicidios.

Advierte así de que “cada vez hay más colectivos donde la norma es la temporalidad y lo raro es el empleo estable". "La línea que separa la ocupación y la desocupación pierde nitidez. En periodos de días o meses, con contratos de apenas horas o días, la gente pasa de trabajar a estar en el desempleo, vuelve al mercado laboral y otra vez al paro y así sucesivamente, y esto tiene una repercusión directa en su salud y seguridad laboral”. 

Más precariedad por la reforma laboral

A este respecto, denuncia que en los últimos años ha habido un crecimiento de la precariedad en el empleo, propiciada por una reforma laboral "que ha otorgado al empresariado el poder modificar de forma unilateral las condiciones laborales de sus trabajadores y trabajadoras o despedirlos fácilmente". También las nuevas formas de trabajo que están apareciendo y la deslaboralización de algunos colectivos -como está sucediendo con los falsos autónomos-, así como la no regulación de otros -como es el caso de las personas que realizan labores de trabajo doméstico muchas de ellas en la economía sumergida- son factores que "están agravando y fomentando la precariedad". 

El sindicato se hace eco de la última Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo, respecto a la realización de reconocimientos médicos a las personas trabajadoras en sus empresas, a un 46,5% de ellas con un contrato temporal no se les había realizado, frente a un 24,6% entre quienes tienen un contrato indefinido. A un 51,4% de las personas trabajadoras con contratos temporales sus empresas no les habían realizado un estudio de riesgos en su puesto de trabajo y un 20,7% no lo sabían, por lo que es muy probable que si no lo saben es porque no se lo han hecho. En el caso de las personas con contratación indefinida, el porcentaje de trabajadores a los que no se ha realizado este estudio es del 45,2%.

Otro indicador es el relativo a la formación e información de los riesgos en el puesto de trabajo. Un 44,8% de las personas con contratos temporales manifiestan no recibirla, frente al 35% con contratos indefinidos. En cuanto a la existencia de delegado de prevención en el centro de trabajo, el 49% de los trabajadores encuestados con contratos temporales no tiene constancia de ello, porcentaje que duplica al de personas con contratos indefinidos.

Incidencia de sinietralidad laboral

“Estas malas condiciones laborales, este infraempleo, repercute en una mayor siniestralidad laboral”, denuncia la secretaria de Política Institucional y Salud Laboral. El índice de incidencia, es decir, el número de accidentes laborales por cada 100.000 trabajadores, en personas de 16 a 19 años es de 4.980 (6.292,8 en el caso de los varones y 3.094,3 en las mujeres). En el tramo de edad de 20 a 24 años este índice es de 4.096,2 (5.601,1 en los varones y 3.365,5 en las mujeres).

En función del tipo de contrato, este índice de incidencia es de 5.059 en las personas con contrataciones temporales y de 2.522 con contratos indefinidos, es decir, este índicador se duplica en las contrataciones precarias. Por tipo de contrato y sector de actividad, se dispara la siniestralidad laboral en el sector de la construcción entre quienes tienen una contratación más precaria, con una tasa de incidencia que casi triplica a la de quienes tiene un contrato más estable, 11.145 frente a 4.415.

Por todo ello, CCOO viene exigiendo en la negociación colectiva empleos y salarios dignos: “No podemos permitir que el trabajador precario se vea abocado a tener que elegir entre el empleo o su salud, como tampoco podemos permitir que las empresas pretendan mejorar sus beneficios a costa del esfuerzo y de la salud de sus empleados”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha