El acuerdo con Ciudadanos en Orihuela obligaría a dimitir al alcalde del PP imputado por cobrar sin trabajar hasta que haya sentencia firme

El alcalde de Oriola, Emilio Bascuñana.

El alcalde popular de Orihuela, Emilio Bascuñana, imputado por cobrar de la Conselleria de Sanitat sin ir a trabajar, ya tiene fecha para declarar ante la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la localidad alicantina. Bascuñana, que gobierna desde 2015 con el apoyo de Ciudadanos, comparecerá en calidad de investigado (acompañado de abogado) el próximo 29 de abril por un supuesto delito de malversación de caudales públicos en la causa que instruye a raíz de una denuncia de Fiscalía por los cobros que recibió en su día como asesor de la dirección territorial de la Conselleria de Sanidad, entre 2007 y 2014, sin que supuestamente fuera a trabajar.

El primer edil de la localidad alicantina continúa en el cargo pese al acuerdo de gobernabilidad firmado con Ciudadanos en 2015 (el de las últimas elecciones municipales del 2019 no se ha hecho público). El primer punto, sobre regeneración democrática, prevé que "se procederá a la inmediata separación de cualquier cargo, público o de partido, a imputados por corrupción política hasta la resolución completa del procedimiento judicial".

En el caso de Bascuñana, la "resolución completa" de la instrucción en la que se le investiga puede tardar años, hasta que haya una sentencia firme. Y en los casos de presunta corrupción, la "resolución completa" de la causa puede durar años entre dilaciones y recursos ante el Tribunal Supremo.

Otro punto del acuerdo también alude a la delicada situación judicial del alcalde del PP. Así, según el pacto firmado entre ambos partidos, "se procederá a apartar de cualquier cargo público o de partido a todo representante que haya falsificado o engañado en relación a su currículum o su cualificación profesional o académica".

Bascuñana, tal como desveló elDiario.es, oculta en su currículum que entre el 1 de noviembre de 2007 y el 7 de enero de 2014 estuvo en una "adscripción funcional" en la Dirección Territorial de Sanidad en Alicante, donde cobró a pesar de no acudir a trabajar. De hecho, en su currículum oficial colgado en la página web del ayuntamiento no hay ni rastro de este puesto.

Mientras, la instrucción del caso avanza. La instructora ya ha tomado declaración a varios testigos y ha practicado diligencias de investigación solicitadas por la Fiscalía Anticorrupción. Así, cargos de la administración autonómica declararán como testigos ante la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Orihuela. La magistrada también ha remitido oficios a la Conselleria de Sanitat para recabar información suplementaria.

La jueza cuenta ya con documentación demoledora sobre los seis años durante los que disfrutó el alcalde del PP cobrando sin ir a trabajar. Hasta tres informes oficiales, tal como informó este diario, constatan que Bascuñana —uno de los hombres fuertes de Pablo Casado en la Comunitat Valenciana— fue un empleado zombie de la administración autonómica durante los años de gobierno de su partido con sucesivas mayorías absolutas.

El alcalde, uno de los principales abanderados de la campaña del Partido Popular contra la reversión del Hospital de Torrevieja, en manos del Grupo Ribera Salud, conserva el accionariado de su clínica privada en la que colocó a su cuñada de administradora mancomunada justo antes de ser elegido primer edil.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats