Bravo propone reformar las oposiciones a funcionario para reducir las pruebas memorísticas e incluir una fase práctica, eliminatoria y remunerada

Gabriela Bravo ha presentado el informe sobre el funcionariado.

Reducir los temarios de las oposiciones, un único examen que mida los conocimientos memorísticos de los opositores y la incorporación de una fase práctica, eliminatoria y remunerada de los aspirantes. Estas son las principales propuestas del informe del Grupo de Estudio para la Innovación de los procesos de Selección de Personal a la Generalitat que ha presentado este jueves la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo.

El informe ha sido elaborado por un equipo dirigido por el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Alcalá de Henares, Miguel Sánchez Morón, que ha puesto de manifiesto que dos de cada tres puestos de trabajo de la Administración valenciana no exigen titulación superior y que la mitad de sus empleados tiene más de 54 años, mientras que solo el 5% tiene menos de 30. El estudio también indica que de aquí a 2030 se van a jubilar 7.400 de los 19.000 empleados y empleadas de la Generalitat, es decir, aproximadamente el 40% de la plantilla. Además, de los 6.500 funcionarios del grupo A, durante este periodo de 8 años se van a retirar 2.383.

Para la consellera, sin embargo, “con la configuración actual de los procesos de selección, no iba a ser fácil renovar las plantillas públicas” ya que, como revela el informe “las oposiciones se dilatan demasiado en el tiempo lo cual vulnera el principio de igualdad de oportunidades en el acceso al empleo público”.

El informe, además de radiografiar el estado de la administración autonómica propone hasta 50 medidas para la reforma de sus procesos selectivos. El documento, según Bravo, propicia que la Comunitat Valenciana “será pionera en modernizar sus procesos de selección de personal y servirá de ejemplo a otras administraciones”.

Entre las propuestas, la consellera ha destacado, además de la reducción de los temarios y la incorporación de la fase práctica, “la limitación de los plazos para agilizar los trámites a través de la Regla de los Diez Días, es decir, 10 días para la presentación de solicitudes, 10 días para la publicación de la lista provisional, 10 días para la subsanación y 10 días para la publicación de la lista definitiva de candidatos admitidos”.

Por otra parte, se propone exigir que los y las aspirantes a formar parte de las plantillas públicas acrediten el nivel adecuado de competencias digitales a sus respectivos puestos y la creación de un espacio web (llamado GVASelecció) donde se pueda consultar toda la información relativa a los procesos selectivos de la Generalitat valenciana. GVASelecció dispondrá, además, de un motor de búsqueda que permitirá al candidato introducir una serie de criterios (nivel de formación, carrera profesional, competencias lingüísticas, etc.) y, de acuerdo con ellos, la plataforma le mostrará aquellos procesos para los que cumple los requisitos y en los que puede participar.

La consellera también ha explicado que el nuevo modelo incluirá la tramitación telemática de la presentación de solicitudes para evitar desplazamientos innecesarios y la creación de una Comisión Permanente de Selección que estará compuesta por personal experto en reclutamiento de capital humano y que se encargará de la ejecución de las convocatorias, la elaboración de los temarios y la supervisión de los cursos selectivos.

Por último, Gabriela Bravo ha defendido la necesidad de realizar campañas informativas entre los jóvenes para que sepan cómo pueden acceder al empleo público, qué carrera profesional se puede desarrollar en el ámbito de la Administración y las ayudas que ofrece la Generalitat para aquellos que quieran preparar oposiciones.

En este sentido, la consellera ha recordado que estas medidas “están dirigidas a conseguir un doble objetivo: crear mecanismos para seleccionar perfiles adaptados a las necesidades de la Administración y eliminar las barreras socioeconómicas que impiden que el acceso al empleo público sea realmente igualitario”.

Por otra parte, Bravo ha asegurado que la sociedad del siglo XXI “exige que la Administración adopte estrategias, que le permita identificar sus necesidades a medio y largo plazo en relación con sus plantillas. Tal necesidad es aún más acuciante hoy ya que los poderes públicos son los agentes más capacitados para liderar la recuperación económica y social tras la pandemia”.

Este informe será el punto de partida para que la Administración valenciana cuente con una plantilla que responda a los estándares de excelencia que redundaran en una mejor calidad de los servicios públicos valencianos“, ha concluido Gabriela Bravo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats