La conexión entre Zaplana y el socio de Villarejo: las cloacas de la corrupción se cruzan en Panamá

El empresario Adrián de la Joya y el exministro Eduardo Zaplana.

Las cloacas del Estado son tan estrechas que sus moradores suelen acabar cruzándose de vez en cuando. Los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que investigan a Eduardo Zaplana en el caso Erial intervinieron al exministro del Partido Popular abundante documentación entre la que figura el nombre de una empresa panameña que desconocían y que está vinculada, según una testigo, al empresario de la jet Adrián de la Joya y Ruiz de Velasco, socio del comisario Villarejo.

De la Joya, con residencia declarada en Suiza, está imputado en los casos Villarejo y Lezo. En este último sumario, Zaplana y su amigo Ignacio González también están siendo investigados. La documentación intervenida al expresidente de la Generalitat Valenciana incluye una referencia a la mercantil panameña Merson Overseas SA y un número de cuenta asociado (CH6108657201000273883) de la Union Bancaire Privée (UBP) de Suiza. La UCO, ante el inesperado hallazgo, enseguida sospechó del posible "origen ilícito de los fondos de dicha cuenta" relacionado con el caso Erial.

Tirando del hilo, los agentes de la Guardia Civil interrogaron en calidad de testigo a M.O. R., accionista y directora general de la mercantil española Aerum Aviation Group SL, quien confirmó que el socio de Villarejo es el "representante" de la empresa panameña. Aerum es una empresa que se dedica a adquirir aviones, (principalmente a una sociedad italiana) y a proveerlos de sistemas de vigilancia de Indra. El empresario declaró ante la Guardia Civil que la empresa panameña es suya y que conoce personalmente a Eduardo Zaplana, aunque niega cualquier tipo de relación profesional con el exministro.

De la Joya, según la testigo, propuso un acuerdo de consultoría y venta internacional entre la panameña Merson Overseas SA y Aerum. En el contrato, de 1 de enero de 2016, la mercantil vinculada a De la Joya "se comprometía a poner a su disposición los servicios profesionales de sus socios para la asesoría, promoción y venta de las capacidades de Aerum". El socio de Villarejo, afirma la testigo, "posee un avión privado que es gestionado por la mercantil Ruag Aviation y poseía los contactos necesarios para este tipo de acuerdos".

El contrato preveía una comisión del 5% para De la Joya, aunque ninguno de los dos acuerdos que propuso el empresario se llegó a materializar y Aerum tuvo que asumir los "gastos de representación en Latinoamérica", apunta M. O. R. Los investigadores, según fuentes cercanas al caso, descartan seguir esta pista porque la testigo, tal como sostuvo en su declaración ante la Guardia Civil, desconoce si Zaplana "posee algún acuerdo con Adrián de la Joya o con la mercantil panameña Merson".

La documentación entregada a los investigadores de la UCO por el propio empresario, consultada por eldiario.es, tampoco da cuenta de movimientos significativos de fondos en la cuenta del banco UBP en Suiza.

¿Por qué tenía entonces Zaplana una anotación con el número de cuenta suizo de una empresa panameña vinculada a De la Joya?

La Guardia Civil interrogó, en calidad de testigo, al empresario Adrián de la Joya, quien confirmó que conoce al exministro, con quien ha tratado en el "ámbito personal" pero nunca "profesionalmente". El empresario de la jet sostiene que lo conoció a raíz de la grave enfermedad que le fue diagnosticada a Zaplana, con quien se reunió "varias veces" en diversos actos sociales, pero "nunca con fines profesionales". De la Joya no supo explicar por qué el expolítico del PP tenía un documento manuscrito con la cuenta anotada.

La red corrupta que presuntamente lideraba el exministro Zaplana trasladó su estructura opaca en Luxemburgo a Panamá y Andorra. Las empresas y cuentas constituidas en Luxemburgo por Beatriz García Paesa, sobrina del famoso espía implicado en los papeles de Laos del caso Roldán, pasaron a manos del blanqueador confeso Fernando Belhot.

El uruguayo, que colabora con las autoridades españolas y que ha entregado ya parte del botín, movió los fondos de la banda de Zaplana a través de empresas opacas panameñas que, a su vez, tenían cuentas en la banca andorrana. Los intermediarios panameños que usó Belhot para mover el dinero negro de la red de Zaplana, tal como informó este diario, participaron en otras nueve tramas de blanqueo internacional.

Los mariachis (hombres de paja en la jerga del blanqueo de capitales) usados en el caso Erial estaban vinculados al despacho de abogados panameño Soberon y Asociados (denominado más tarde SF Abogados) mientras que la empresa Merson Overseas SA aparece ligada al despacho Alemán, Cordero, Galindo & Lee, según apunta la comisión rogatoria de la jueza que investiga a Zaplana. La firma aparece vinculada, según la prensa panameña, al macrocaso de corrupción Lava Jato.

Etiquetas
Publicado el
13 de febrero de 2020 - 22:02 h

Descubre nuestras apps

stats