La portada de mañana
Acceder
La falta de anticipación en las residencias permite que la COVID golpee de nuevo al colectivo más débil
La ley del teletrabajo avanza con el visto bueno de los empresarios
Coches y lanchas de lujo: la ostentación en TikTok del hijo de Obiang

Ribó reclama al Gobierno financiación para el transporte público y una campaña para fomentarlo que evite un aumento de tráfico

El alcalde València, Joan Ribó, durante la videoconferencia con el ministro José Luis Ábalos

El alcalde de València, Joan Ribó, reclamó este miércoles por la tarde al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, que el Gobierno central active "urgentemente mecanismos de compensación económica" para hacer frente a la pérdida "de más del 90 % de usuarios del transporte público" por la COVID-19, y que en València "arrastra la discriminación por no tener un contrato-programa como el que tienen el resto de áreas metropolitanas, como Madrid y Barcelona".

Además, reivindicó que los remanentes de tesorería del año pasado, "conseguidos gracias a la buena gestión económica del Ayuntamiento, se puedan usar también para esta finalidad".

El primer edil trasladó esta petición durante la reunión por videoconferencia con el ministro de Transportes y los alcaldes de las quince ciudades más pobladas

de España. El ministro tomó nota de todas las reivindicaciones para su estudio.

Ribó también pidió "una campaña de apoyo al transporte público", porque a raíz de la pandemia "la percepción de la ciudadanía es de que no es seguro por la posibilidad de contagio y nos preocupa que aumente el uso del vehículo privado y la contaminación".

En primer lugar, señaló Ribó al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, "que es necesario recordar a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que los superávits del año pasado son fondos municipales y tenemos que poderlos gestionar para las propias necesidades de València, ateniendo a la autonomía municipal".

El alcalde volvió a reivindicar que el Ayuntamiento pueda gastar el remanente de 2019, que asciende a 60 millones de euros, para hacer frente a la crisis sanitaria, social y económica y defendió la autonomía local ante a la petición de la ministra de Hacienda de recaudar todos los superávits de las Corporaciones locales para hacer frente a los problemas de liquidez ocasionados por la COVID-19: "También, si hace falta, para afrontar parte de la financiación extraordinaria que necesitarán las empresas municipales de transporte".

Ribó manifestó que, a causa de la crisis, "el transporte público ha perdido más del 90 % de usuarios y necesita urgentemente mecanismos de compensación económica para hacer frente esa situación".

En el caso de València, este hecho se ve agravado "por no tener un contrato-programa como el que tienen el resto de áreas metropolitanas, como Madrid y Barcelona".

Por otra parte, "es necesario una campaña de apoyo al transporte público, porque una consecuencia negativa de la pandemia es que ha quedado en la percepción de la ciudadanía que el transporte público no es seguro por la posibilidad de contagio". "Y no es así", prosiguió el alcalde.

"Nos preocupa el hecho de que, al no usarse el transporte público, pueda aumentar el uso del vehículo privado y la contaminación".

Así se lo transmitió el alcalde al ministro de Transportes en el encuentro en el que también han participado los alcaldes de las quince ciudades más pobladas del Estado (Madrid, Barcelona, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Murcia, la ciudad balear de Palma, Las Palmas, Bilbao, Alicante, Córdoba, Valladolid, Vigo y Gijón).

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2020 - 21:58 h

Descubre nuestras apps

stats