Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PNV se juega el ser o no ser ante la oportunidad histórica de EH Bildu
Exprimir hasta la última gota de un río: el viaje imposible del Guadiana hacia el mar
OPINIÓN | 'El pasado sucio', por Enric González

Así será la gigafactoría de baterías de Volkswagen en Sagunt: 200 hectáreas, 3.000 millones de inversión y 3.000 empleos directos

El presidente Pedro Sánchez y el jefe del Consell, Ximo Puig, junto al presidente del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, en uno de los coches eléctricos de la marca alemana.

Miguel Giménez

València —

2

Este jueves se ha presentado en Sagunt la iniciativa 'Electrificando España', impulsada por Volkswagen y que contempla, como principal hito, la construcción de una gigafactoría de baterías en la ciudad valenciana de Sagunt. En total, 62 empresas nacionales e internacionales, asociadas en el proyecto 'Future: Fast Forward' liderado por Grupo Volkswagen y Seat, presentaron el pasado martes el PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) del vehículo eléctrico y conectado –con un presupuesto de 2.975 millones de euros entre préstamos (1.425 millones) y subvenciones (1.550)–, al que está vinculada futura planta de Sagunt.

El presidente de Grupo Volkswagen, Herbert Diess, ha anunciado una inversión global para toda España de 10.000 millones de euros –entre el Grupo Volkswagen y sus socios de 'Future: Fast Forward'–, lo que se traduce en “la mayor inversión industrial” en la historia de España con el objetivo de “asegurar el futuro del automóvil”. 

De esta cantidad, la multinacional alemana aportará 7.000 millones de euros, de los que 3.000 se destinarán a la construcción de la gigafactoría de baterías de Sagunt y el resto a la electrificación de las plantas que Volkswagen tiene en Pamplona y Martorell. La factoría valenciana será la tercera de estas características que pongan los alemanes en Europa, además de Alemania y Suecia, y está previsto que se construyan otras tres antes de 2030, con las que poder atender la demanda de la marca.

La multinacional alemana requiere de un terreno de 200 hectáreas para la construcción de sus instalaciones, que darán trabajo a 3.000 personas de forma directa hasta 2030 –se calcula que se generarán entre 10.000 y 12.000 empleos más de forma indirecta– y tendrá una capacidad de 40 gigavatios/hora anuales. Además, requiere de una planta fotovoltáica, que construirá Iberdrola en una superficie anexa de 240 hectáreas y que supondrá una inversión de 500 millones de euros. De este modo, entre el 20 y el 30% de la energía consumida por la gigafactoría será de origen solar y provendrá de la infraestructura que desarrollará Iberdrola: “Hay que generar un ecosistema y ser sostenibles a lo largo de la cadena de producción”.

Volkswagen quiere empezar construir cuanto antes. “Hay que empezar ya, nada más acabe este acto”, ha dicho el presidente del Consejo de Administración de Seat, Thomas Schmall, quien ha justificado la elección valenciana por su capacidad “logística” y la “velocidad” de sus actuaciones y ha anunciado que el objetivo de la multinacional es comenzar las obras en 2023 y empezar a producir en 2026. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recogido el guante lanzado por Schmall: “Tenemos mucho que hacer hasta 2026 y puedo garantizar que todas las administraciones vamos a cumplir para que este sueño sea una realidad”.

Respecto a las posibles sinergias entre la futura factoría de Sagunt –en principio producirá para las fábricas de Catalunya y Navarra– y la planta de Ford en Almussafes, los responsables de la multinacional alemana han reconocido que existe colaboración con la marca norteamericana, “Ford ha aumentado su demanda y utilizará [para sus vehículos eléctricos] la misma tecnología del Cupra [del grupo Volkswagen]”, aunque han puntualizado: “Habrá que preguntarles a ellos”. De todos modos, han aclarado tanto Diess como Schmall que, a día de hoy, las seis gigafactorías de baterías previstas por los alemanes para esta década están contempladas para atender la demanda propia de vehículos eléctricos, “nuestra cuota de mercado”.

Sobre las repercusiones laborales de la electrificación de las plantas, que afectará tanto a Martorell como a Pamplona, Schmall ha apuntado que con el vehículo eléctrico se requiere entre un 20% y un 30% menos de mano de obra: “No obstante, no es cierto que trabaje menos gente. Al contrario, emplearemos a más gente, ya que surgen un nuevo negocio, nuevas oportunidades. Lo que sí es cierto es que no todo el mundo seguirá trabajando en su mismo puesto”.

Tanto el presidente Pedro Sánchez, como el jefe del Consell, Ximo Puig, destacaron esta iniciativa, que permitirá a España convertirse en “un gran 'hub' europeo” de producción de baterías para vehículos eléctricos. El presidente de la Generalitat ha destacado esta actuación, “la inversión empresarial más importante en el último medio siglo en la Comunitat Valenciana, que ”cambiará la vida de centenares de miles de valencianos“ y convertirá al territorio valenciano en el polo de movilidad sostenible del sur de Europa.

“Estamos preparados para transformar la industria española hacia el vehículo eléctrico y conectado”, ha sentenciado Herbert Diess.

Etiquetas
stats