València inicia este jueves las obras de reurbanización del entorno del Mercat Central

Imagen virtual de la plaza del Mercat.

La vicealcaldesa de València y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, ha anunciado que las obras de reurbanización del entorno de la plaza de la Ciudad de Brujas, Lonja de la Seda, Mercado Central e Iglesia de los Santos Juanes comenzarán este jueves 22 de abril.

“Se trata de una de las actuaciones más impontantes y de mayor trascendencia para nuestra ciudad ya que recuperará la zona de mayor valor patrimonial tanto histórico como arquitectónico”, ha asegurado Gómez.

La vicealcaldesa ha recordado que las obras tendrán una duranción de 12 meses por lo que finalizarán a comienzos del año que viene y cuentan con financiación europea, ya que se trata de “una intervención en la línea de regeneración del espacio público para actuar contra el cambio climático, reduicendo la huella de carbono y creando espacios libres de contaminanción, más amables y humanos”, ha explicado.

“Es uno de los primeros proyectos del Ayuntamiento que recibe esos fondos europeos”, ha destacado y ha puesto en valor que esta actuación será “muy beneficiosa para la actividad económica porque las peatonalizaciones generan un impacto muy positivo en el comercio”.

Asimismo, Sandra Gómez ha recordado que el Ayuntamiento trabaja en ayudas para los comerciantes que se vean afectados por estas obras ya que, ha remarcado, “aunque a largo plazo sean muy beneficiosas debemos tener en cuenta que se suman a un año muy complicado”.

El proyecto lo ha redactado la Unión Temporal de Empresas (UTE) Quintana y Peñín y las obras se han adjudicado a Pavasal por una cantidad de 4.882.876,51€ más el 21% de IVA, lo que supone una baja del 29,44%.

Toda la plaza del Mercat se sacará a la luz todo el adoquín original ubicado bajo el actual asfalto y se combinarán las tonalidades y tamaños del pavimento del resto del entorno en función de su ubicación y de si se instala en zonas peatonales o transitables con vehículos.

Además se eliminará el actual arbolado de gran porte ubicado en toda esta plaza y en su lugar se plantarán palmeras, puesto que permiten una mejor visualización del entorno monumental, salvo en la fachada principal de la Lonja, que quedará libre de obstáculos visuales.

También se genera un pequeño graderío de cuatro peldaños flanqueando las 'covetes' de San Juan, un espacio que también será plenamente accesible. La plaza de Comunió de Sant Joan, ubicada tras la iglesia, quedará peatonalizada y con juegos infantiles.

En cuanto a la plaza de Bruges, destacan las dos pérgolas cubiertas que se instalarán como zonas de descanso con sombra para disimular los ascensores y accesos al aparcamiento. Ambas tendrán placas fotovoltaicas que permitirán instalar cargadores de telefonía y dotarán de energía eléctrica a la Llotgeta.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats