Cuatro ideas para reutilizar la tabla de cortar de la cocina cuando se rompe

Tabla de cocina reciclada

Eva San Martín


1

Cuando la tabla de cortar de la cocina tiene un aspecto penoso, podemos deshacernos de ella. Pero sería una lástima; porque este sufrido accesorio de cocina aún tiene mucha vida por delante; como nos demuestran estos cuatro proyectos rescatados de Internet: desde transformarla en un cartel vintage decorativo o en una mesa supletoria, hasta convertirla en un reloj rústico de pared o utilizarla para servir nuestras tablas de queso con mucho estilo. 

Cómo restaurar tus viejas cucharas y tablas de cocina

Cómo restaurar tus viejas cucharas y tablas de cocina

1. Transformar una tabla de cocina en un cartel 'vintage' decorativo

Podemos convertir una vieja tabla de cocina de madera en un decorativo, y muy de moda, cartel vintage; que sirva para dar la bienvenida a nuestra casa o para escribir frases de todo tipo. Una primera idea es utilizar una tabla de cortar y un frasco de cristal. Por cierto: aquí hay más ideas útiles y bonitas para aprovechar todos esos frascos de conserva que tenemos por casa. 

Lo primero que necesitamos hacer es limpiar bien, y secar, los dos objetos: la tabla y el frasco. Ahora, podemos aplicar en la tabla una capa de pintura para madera, por ejemplo, una pintura de acabado tipo tiza mate, de un color gris no demasiado oscuro. Un truco para darle un toque más rústico: lijar de forma suave la superficie para que se vea parte de la madera original. 

Para escribir una frase en el cartel, si no somos demasiado manitas o finos con el pincel, mejor utilizar unas plantillas de letras. Aquí las posibilidades son grandes: si queremos un cartel de bienvenida más clásico, podemos colocar una frase tipo “Bienvenidos” o “Welcome” (en inglés). O ponernos más originales. 

Para utilizar la plantilla: hay que asegurarla con celo de papel, que no deja marca, y se retira fácilmente. Sobre ella, aplicamos pintura con una esponja o damos unos toques con una brocha. Retiramos la plantilla, y dejamos que seque todo bien. 

Solo queda clavar, por la parte trasera del tablón, dos ganchos tipo anillo en D para colgar cuadros o fotos, y enhebrar por ellos una cuerda o cordón que nos guste, para poder colgar el cartel de la pared.

Si queremos añadir el frasco de cristal al cartel de bienvenida (que luego podemos decorar con flores), necesitamos colocar otro par de ganchos en la tabla por delante, y pasar por dentro de ellos un cable metálico que, después, sujetaremos a la mitad del frasco, para que todo quede en su sitio. Ya lo tendríamos: solo falta colgarlo donde nos guste, añadir unas flores y un poco de agua, si están frescas.

Otra opción es escribir la palabra “café” o “coffee”, y añadir un par de ganchos donde podremos colgar dos tazas. O escribir solo letras más grandes. Claro que siempre podemos quedarnos con la versión más vintage, tipo mural, y solo añadir unas frases. 

2. Transformar la tabla en un reloj de pared

Otra idea estupenda es transformar la tabla de cortar en un reloj de pared para la cocina u otra habitación. Para esto, solo necesitamos añadir el mecanismo del reloj de pared (podemos encontrarlos desde poco más de cuatro euros) y unas pilas, para que funcione. Decoramos la tabla como queramos, por ejemplo, con las pautas que hemos comentado para el cartel vintage. Y, con ayuda de un taladro, hacemos el agujero en la tabla para insertar nuestro mecanismo. Listo. 

3. Convierte la tabla de cortar en una mesa auxiliar

O podemos hacernos una socorrida mesa supletoria con esa tabla de cortar de la que pensábamos deshacernos. La tabla será el tablero de nuestra mesa, y debemos sujetarlo con unas patas de mesa, que encontramos con facilidad tanto en tiendas de bricolaje como por Internet. Y las hay de acero o de madera.

4. O usémosla para servir las tablas de queso con estilo

Claro que siempre podemos dejarla tal cual, darle un lavado de cara para renovarla, con estos trucos que te contamos hace un tiempo para restaurar nuestras viejas cucharas y tablas de cocina; y usarla como está para servir tablas de queso con un toque rústico y con mucho estilo. Infalible. 

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats