La portada de mañana
Acceder
El líder del PP europeo defiende los acuerdos con la extrema derecha
Qué se sabe de la posible ofensiva rusa de la que hablan Kiev y sus aliados
OPINIÓN | No pienses en un banco, por Isaac Rosa

¿Merece la pena contratar un seguro de decesos?

Foto: Edar

Según la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA), en el informe El seguro de decesos en 2021 se calculó que estos daban cobertura a más de 22 millones de personas, lo que supone el 46,7%  de la población española.

Así, esta prestación de servicios mediante la cual la aseguradora contratada se encarga de gestionar los trámites necesarios cuando el asegurado fallece, lleva años convertida en una de las modalidades de seguro más habituales en el país, junto con el seguro de vida y el de automóvil.

Pero, ¿qué cubre este seguro? Según Víctor Vázquez Vallejo, director técnico de Vallejo Agrupación Correduría de Seguros SL, aunque depende de la aseguradora, en las garantías básicas encontraremos la prestación del servicio fúnebre que incluye, entre otras, gastos de sepultura, tanatorio, lápidas o coronas.

También se cubren los gastos de traslado y repatriación del fallecido, ya sea nacional o internacional; y ciertas coberturas tras el fallecimiento, como asistencia psicológica a familiares, borrado de la vida digital, gestión de obtención de certificados tras el fallecimiento, etc.

Tipos de seguros de decesos

Vázquez explica que se distinguen por la forma en la que se calcula la prima, es decir, el precio que pagará el asegurado a lo largo de los años. Así, encontramos:

  • Prima nivelada. Se mantiene la prima constante a lo largo de la vida del seguro. Son más caros al principio, pero resultan más económicos que el resto de las modalidades con el paso de los años.
  • Prima natural. El precio del seguro irá subiendo conforme se cumplen años y los costes del servicio se encarecerán. “Muy económica cuando eres joven y muy cara cuando te haces mayor”, recalca el experto.
  • Prima seminatural. La prima va aumentando y se actualiza cada X años por la edad y por los incrementos del capital asegurado hasta llegada una edad (entre 60 y 70 años) que pasa a nivelarse el precio.
  • Prima mixta. Hasta una determinada edad el precio se va calculando como prima natural y, alcanzada cierta edad, el precio se va nivelando.
  • Prima única. Mediante esta modalidad, se hace un pago único a la aseguradora. Como manifiesta Vázquez, “El público objetivo de este tipo de seguro es el que ya tiene una edad avanzada ya que, además, no se les otorgan el resto de primas”.

Además, “la decisión de qué seguro elegir estará muy relacionada con las circunstancias familiares, económicas y en muchos casos, por la edad del asegurado”, apunta Vázquez.

¿Merece la pena contratar un seguro de decesos? Estos son los aspectos a tener en cuenta 

“Un pensamiento muy común es que una vez que falleces, podrías haber pagado dos o tres veces el funeral con el dinero invertido en el seguro -explica Vázquez- y si tenemos en cuenta que la esperanza de vida en España es muy alta, este argumento es válido, aunque nada garantiza que vayamos a vivir hasta los 80 u 85 años”. 

“Morirse sale caro” explica la Organización de Consumidores y Usuarios en su informe sobre El coste de los servicios funerarios, donde se estima que un entierro sencillo ronda entre los 3700 y 5000 euros, según provincias. 

La OCU lo tiene claro: los seguros de decesos no salen a cuenta. Así lo expresan en un análisis comparativo de los precios y servicios de 50 seguros de decesos, que revela que “solo 4 de las 50 pólizas analizadas cobran un importe similar al que pagaría un particular por un entierro sencillo y tres de ellas son de prima única”.

Eso sí, lo recomendado para aquellos asegurados con edad avanzada es que mantengan el seguro contratado, ya que entonces la esperanza de vida es menor y si lo cancelan perderán todo el dinero depositado durante los años anteriores. 

También hay que tener en cuenta las posibles subidas en las primas de los seguros para que no nos pillen desprevenidos es indispensable. Cuando decidimos qué prima pagar al contratar el seguro, establecemos un acuerdo sobre el tipo de subidas.

Por ejemplo, si la probabilidad de morir a una determinada edad aumenta o el coste de los entierros se ha disparado, la entidad aseguradora podrá aplicar subidas a las primas siempre avisándonos con dos meses de antelación. 

Ante tales precios, la OCU plantea como alternativa “reservar un dinero en el banco destinado a pagar los gastos del sepelio”, aunque eso, como anota Vázquez, “te deja desprotegido ante cualquier inconveniente como, por ejemplo, si el suceso ocurre cuando aún no tenemos suficiente capital ahorrado”.

Además, es importante que algún familiar tenga acceso a las cuentas para poder disponer del dinero en caso de fallecimiento.

Buena opción para cubrir imprevistos

Los expertos coinciden en que los seguros de decesos son buena opción para cubrir imprevistos, como muertes prematuras o ante fallecimientos en otra parte de España o en el extranjero, ya que el seguro cubrirá todos los gastos de traslado. 

Como explica Vázquez, son “muy recomendables cuando se viaja mucho fuera de España e imprescindibles para inmigrantes que, una vez fallecidos, deseen ser repatriados a su país de origen”.

En palabras de Vázquez, el motivo principal por el que se suele contratar un seguro de decesos es que “evitan que el fallecimiento sea una carga económica y sentimental para la familia, ya que no tendrán que encargarse de nada en un momento tan dramático”.

Eso sí, hay que avisar a la familia de que tenemos contratado un seguro. Como explica Vázquez, “no existe un registro público que informe de la existencia de seguros de decesos, así que la única forma de poder utilizarlo es que el asegurado informe de ello a sus familiares, algo muy común en España”.

De todos modos, existen casos en los que los deudos ignoran la existencia de la póliza y, por tanto, no pueden utilizarla perdiendo así todo el dinero que invirtió el asegurado.

Aun así, la OCU matiza que “debes saber que los mismos servicios que procura el seguro pueden contratarse sobre la marcha llamando a las funerarias que trabajan con los seguros para que ellas se ocupen del sepelio”, aunque los familiares tendrán que determinar los detalles del proceso. 

Por último, hoy en día las garantías de algunos seguros de decesos no se limitan al sepelio y ofrecen servicios adicionales como acceso a servicios médicos, asesoramiento jurídico integral, asistencia en viaje o la conservación de ADN para estudio de enfermedades genéticas, entre otras.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats