Ocho consejos de la Policía Nacional para evitar robos en casa si te vas de vacaciones

Las llaves de una vivienda

Las vacaciones ya están aquí y, en medio del ajetreo por preparar maletas y no olvidar nada, a menudo se pasan por alto algunas sencillas medidas de seguridad para dejar la casa a salvo de las visitas indeseadas.

Seis claves para dejar las plantas de casa cuando nos vamos de vacaciones

Seis claves para dejar las plantas de casa cuando nos vamos de vacaciones

A pesar de la situación que estamos viviendo actualmente, se calcula que en España el 71% de las personas tiene previsto viajar este verano, según revela un nuevo informe del Observatorio Nacional del Turismo Emisor (ObservaTUR). Y agosto es, de nuevo, el mes protagonista de las vacaciones de verano (41%), seguido de julio (32%). 

Los datos revelan también una cifra destacada: la mayoría de los viajeros (56%) se marcharán como mínimo ocho días (solo un 18% superarán los 15 días). Tiempo suficiente para que, si no lo dejamos todo bien preparado antes de partir, seamos víctimas de un robo durante nuestra ausencia. 

Porque, como también corroboran los datos, agosto es también, de todos los meses del año, el preferido por los ladrones para cometer robos en viviendas, aprovechando que están vacías. Por tanto, planear las vacaciones implica también ocuparnos de la seguridad de nuestra vivienda.

Las siguientes recomendaciones de la Policía Nacional nos ayudarán a no olvidar los aspectos más importantes. 

1. Comprobar que puertas y ventanas están bien cerradas

Las puertas y ventanas de acceso a la vivienda deben estar cerradas. Sobre todo, accesos a patios y terrazas, que son zonas que pueden quedar más desprotegidas y las que hacen más fácil la labor de los cacos.

Aunque parece lógico, en ocasiones podemos olvidar alguna ventana medio abierta -por ejemplo, la del baño- para evitar malos olores. Cualquier abertura puede ser aprovechada por los ladrones para entrar en casa. 

No está de más contar con unos buenos cierres, tanto en puertas como en ventanas. Una puerta de cerradura simple es más fácil de abrir, mientras que una antirrobo dificulta la tarea de los cacos.

Invertir en este tipo de cierres más seguros es una garantía que nos permitirá marcharnos con más tranquilidad. Sobre todo si tenemos en cuenta que la puerta principal es uno de los puntos de entrada más comunes, seguida de las ventanas.

2. No bajar las persianas del todo

Aunque parezca contradictorio con la recomendación anterior, no lo es. Una persiana a medio bajar es signo de que hay vida al otro lado y que puede ser que la vivienda está ocupada. En cambio, las persianas bajadas del todo están diciendo que dentro no hay nadie, que está vacía, y que nada ni nadie nos impedirá entrar. 

3. Programar luces y algún electrodoméstico que se encienda y se apague

Todo lo que en nuestra casa transmita apariencia de estar habitada es positivo y un seguro más. Podemos instalar un reloj programable que ilumine la casa por habitaciones, incluso que encienda y apague luces y electrodomésticos como el televisor en horarios distintos.

Estos dispositivos, de venta en ferreterías y fáciles de instalar (entre el enchufe y una lámpara o electrodoméstico), permiten programar el encendido periódico de distintos electrodomésticos. 

4. Retirar los objetos de valor

Es aconsejable retirar todos los objetos de valor y dinero a un lugar seguro. Los lugares donde acostumbramos a guardarlos en casa no son un secreto para los cacos, que van directos a ellos. Las entidades de crédito, o un familiar de confianza, se pueden hacer cargo de ellos durante las vacaciones. 

5. Vaciar el buzón

No hay nada que llame más la atención de que la casa está vacía como una pila de cartas acumulándose en el buzón. En el fondo, un buzón lleno de correspondencia está dando pistas de que, efectivamente, no estamos en casa. Por tanto, antes de irnos vaciaremos el buzón y pediremos a alguien de confianza, un vecino o un familiar, que recoja las cartas de manera periódica durante nuestra ausencia. De esta manera evitaremos dar pistas de que no estamos en casa. 

6. Cuidado con los mensajes que dejamos

No debemos divulgar en redes sociales información sobre nuestras vacaciones. Casi ocho de cada diez ladrones buscan en las redes sociales casas "vacías" durante las vacaciones de verano. Esto significa que están viendo nuestras cuentas de Facebook, Instagram y Twitter (incluso nuestra ubicación si la estamos compartiendo) para hacer su particular agosto.

7. Tener un seguro del hogar

Aunque esta medida no evitará que alguien entre en nuestra casa, sí hará más leve el disgusto y minimizará los perjuicios. La reparación de daños y la compensación por los objetos sustraídos los asume la compañía aseguradora. 

8. Conectar la alarma (si tenemos)

Si tenemos alarma debemos conectarla. Existen sistemas de seguridad avanzados que pueden incluso contar con cámaras de seguridad y línea directa con un centro de seguridad. De acuerdo en que no son infalibles, pero al menos nos permitirán detectar si ha habido alguna actividad en casa.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats