eldiario.es

Menú

Cultura

Latinas arguyen que las canciones sensuales son reflejo del nuevo modelo de mujer

- PUBLICIDAD -
Latinas arguyen que las canciones sensuales son reflejo del nuevo modelo de mujer

Latinas arguyen que las canciones sensuales son reflejo del nuevo modelo de mujer

Algunas cantantes latinas de música urbana defienden que las canciones con alto contenido sexual que interpretan son resultado de una esforzada lucha por ganar la libertad de expresarse como son: Fuertes, independientes y con deseos.

Las colombianas Karol G. y Fanny Lu, las mexicanas Paulina Rubio y Thalía, la dominicana Natti Natasha y la brasileña Anitta coincidieron, en declaraciones a Efe, en que el rol de la mujer en la música siempre ha sido relatar sus aspiraciones y experiencias, pero lo que sí ha cambiado son las palabras con que lo hacen.

"No tiene nada que ver con vengarse o hacer a los hombres objeto", aseguró la reguetonera colombiana Karol G., una de las pocas artistas latinas que optó por la música urbana desde los inicios de su carrera. "Sencillamente, ahora no hay un modelo de mujer que haya que seguir o cómo tenemos que decir las cosas", añadió.

La intérprete de "Mi cama", tema que publicó este año y que en YouTube lleva más de 105 millones de reproducciones, subrayó que las exponentes de la música urbana no han hecho más que "ser fiel al género", el cual refleja lo que de verdad le pasa a la gente y "eso incluye enamorarse, pero también desear a alguien, o sufrir por un amor o por injusticias".

La brasileña Anitta, considerada la reina del pop urbano en su país, descartó que las canciones de las artistas de hoy en día tengan que ver con volver un objeto a los hombres, sino de "conectar con otras mujeres".

"¿Qué tiene de escandaloso que una mujer diga que le gusta el sexo?", cuestionó.

Algunas con más años en la industria musical y que también debieron lidiar en su momento con prejuicios, como Paulina Rubio o Thalía, ambas con temas nuevos y sostenidas en los sonidos del reguetón, no creen que las letras fuertes cantadas por mujeres, ni la reacción escandalizada de la sociedad, sea algo nuevo.

"Las mujeres siguen como siempre buscando formas de expresarse y ser felices", subrayó Rubio, que acaba de publicar el sencillo "Desire (Me tienes loquita)" con el venezolano Nacho.

"Todo es un ciclo y las generaciones van rompiendo barreras", indicó Thalía, quien acaba de estrenar "No me acuerdo", junto a Natti Natasha, en cuyo vídeo una mujer admite haber perdido la memoria de lo que pasó durante una noche de fiesta y rechaza el reclamo de su pareja.

"Estas canciones son empoderadoras. Es una manera de decir si no te gusta como soy, pues vete", manifestó la mexicana.

"Las mujeres se conectan con las canciones más sensuales porque se quieren ver retratadas en la música como de verdad sienten", indicó meses atrás Natti Natasha, cuando lanzó "Sin pijama" junto a Becky G.

Es importante reflejar la sexualidad femenina "sin caer en lo vulgar, dijo Natasha, para quien todos están en "su derecho de decir lo que quieren cómo lo quieren", un aspecto que es parte de la filosofía del movimiento urbano.

En el nuevo siglo, Christina Aguilera puso de relieve la doble moral de una sociedad en la que se aplaude a un hombre con diferentes parejas sexuales mientras que a una mujer en la misma situación se le condena, tal como lo relató en su canción de 2003 "You can't hold us down".

Para Fanny Lu, quien ha desarrollado su carrera en la música tropical, "las letras explícitas son de mujeres más jóvenes, que se sienten empoderadas por poder decir lo que sea" y hasta le parece bien "que se venguen y pongan a los hombres como objeto si quieren".

Sobre cantar de lo que viven las mujeres hoy en día coincide la venezolana Gretchen G., quien no obstante no se ve a sí misma "siendo explicita" y confiesa que estudio "con monjas".

Las artistas y madres como Thalía, Paulina Rubio y Fanny Lu entienden la preocupación sobre el impacto que estas letras puedan suscitar en jóvenes que están formando su identidad sexual, y subrayan que hoy en día los menores están expuestos a muchos contenidos inapropiados.

"La tarea de los padres es más dura que antes porque eso está por todas partes. No es solo las letras, es la televisión, lo que ven en los teléfonos", reconoció Thalía. "Ahora la protección tiene que venir de dentro. Criar a los hijos para que sepan claramente qué está bien y qué está mal", agregó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha