Eva García Sáenz de Urturi y Sandra Barneda ganan los premios Planeta más atípicos

Eva García Sáenz de Urturi, ganadora del Premio Planeta 2020 con 'Aquitania'

El Premio Planeta 2020 ha ido a parar a dos autoras: la superventas de la casa, Eva García Sáenz de Urturi con la novela Aquitania, que se ha alzado como ganadora; y la presentadora televisiva Sandra Barneda, finalista con la novela Un océano para llegar a ti.

Así lo ha dictado este jueves en el Palau de la Música Catalana de Barcelona un jurado compuesto por José Manuel Blecua, Fernando Delgado, Juan Eslava Galán, Pere Gimferrer, Carmen Posadas, Rosa Regàs y Belén López, como secretaria con voto, quienes hubieron de deliberar sobre diez obras finalistas seleccionadas de entre 582 presentadas y procedentes de todo el mundo.

Si el año pasado muchos aplaudían que el Planeta "volviera a la literatura de calidad" de la mano de Javier Cercas y Manuel Vilas, esta vez los rumores apuntaban a que el galardón mejor dotado de la lengua española (601.000 euros para el ganador y 150.250 para el finalista) iría necesariamente a parar a manos de nombres con fuerte tirón comercial, se correspondieran o no con el prestigio de los círculos literarios.

Sáenz de Urturi (Vitoria, Álava, 1972) es conocida sobre todo por su Trilogía sobre la ciudad blanca, inspirada en su villa natal y compuesta por El silencio de la ciudad blanca, Los ritos del agua y Los señores del tiempo, que le han deparado hasta la fecha más de medio centenar de ediciones y la cifra mágica del millón de lectores. Eso en unos tiempos en los que nombres consagrados suspiran por llegar a los 5.000 ejemplares vendidos.

La obra ganadora lleva por título Aquitania, “un thriller medieval, un homenaje a El Nombre de la Rosa y un Juego de Tronos de lo que más tarde sería Europa”, dijo la autora, que dedicó el premio a las víctimas de la pandemia. “El mundo de la cultura sobrevivirá a esta pandemia, nos la explicará y saldrá adelante. Mis personajes tienen un lema, tres eses: Solo sé seguir. La literatura solo sabe seguir, siempre”.

Si Sáenz de Urturi, podría decirse, era una candidata clara para ganar el Planeta, la finalista ha supuesto en cambio una sorpresa. Sandra Barneda Valls (Barcelona, 1975) es actualmente una figura popular gracias a su trabajo como presentadora en el programa 'La isla de las tentaciones' de Telecinco y Cuatro, pero no era tan conocida su faceta como escritora, en la que figuran títulos como Reír al viento (2013), La tierra de las mujeres (2014), Cómo construir una superheroína (2014), Hablarán de nosotras (2016) y Las hijas del agua (2018).

La obra de Barneda se titula Un océano para llegar a ti. La autora, que solo pudo estar presente por videoconferencia, afirmó que era “un sueño”. “Escribo para reinterpretarme, para reinterpretar el mundo, para contar y para contarme. Esta novela es un homenaje a la vulnerabilidad de la que tanto nos escondemos, una novela que abraza las heridas de la vida. Una novela que habla de, como hemos comprobado este año, la necesidad de valorar como extraordinario lo ordinario”.

Estos dos nombres aspirarán a conquistar una vez más lo más alto en las listas de ventas navideñas. Sin embargo, a diferencia de otras ediciones del premio, las galardonadas de este año difícilmente podrán hacer la gira promocional del premio, que lleva a los ganadores por toda España y Latinoamérica. Pero es solo un aspecto más de unos Planeta que han sido atípicos en todo.

La edición más extraña

“Ah, pero ¿se celebran este año el Planeta?”. Esa ha sido la pregunta más formulada en los círculos literarios españoles en las últimas semanas. En una ciudad como Barcelona, sobre la que estos días pesaba la amenaza de duras restricciones a causa de la pandemia, la sensación de provisionalidad ha sido un lastre que la organización ha sabido solventar reduciendo el formato del premio: despliegue de prensa reducido y supresión de la gala de entrega han sido las medidas que han hecho viable esta edición.    

Dicho de otro modo, este año no hubo cena con autoridades, empresarios, celebridades mediáticas ni escritores estrella, ese despliegue de poderío que el grupo Planeta realizaba una vez al año para recordar su hegemonía en el mercado editorial en español. En concreto, se ha pasado del millar de invitados de la última gala a los 200 de este jueves, casi en su totalidad periodistas. Naturalmente, todos con mascarilla.    

Por otro lado, Planeta no podía dejar pasar la oportunidad de sacar a pasear su buque insignia en un 2020 que ha resultado dificilísimo para el mundo del libro, con sellos editoriales que han facturado un 40% de lo previsto para todo el ejercicio. Teniendo en cuenta que el año pasado el ganador del Planeta, Javier Cercas, vendió 250.000 ejemplares en España y Latinoamérica y en su edición en catalán, y Manuel Vilas 120.000 ejemplares, se entenderá que la opción de esperar al 2021 para volver a convocar el galardón ni se mencionó.   

Etiquetas
Publicado el
15 de octubre de 2020 - 19:58 h

Descubre nuestras apps

stats