El Ministerio de Cultura recorta un tercio de las ayudas a la creación literaria

José Manuel Rodríguez Uribes, ministro de Cultura, y Daniel Fernández, presidente de CEDRO

Hace unos días el BOE publicó la convocatoria de ayudas para la creación literaria en todas sus modalidades (narrativa, ensayo, poesía, cómic, infantil y juvenil, ilustración, teatro y traducción) por una cantidad de 200.000 euros en total. Esto supone un recorte de 100.000 euros sobre los 300.000 euros con las que fueron anunciadas en 2019, por el equipo del ministro José Guirao. En 2020, el Ministerio de Cultura ni siquiera convocó esta partida de subvenciones. Desde la cartera de José Manuel Rodríguez Uribes no dan una explicación a esta rebaja de un tercio de la cuantía en el año postpandémico, aunque aseguran que para 2022 quieren doblar esas mismas ayudas que ahora reducen. "Pero, evidentemente, dependerá del trámite parlamentario", matizan sobre sus promesas para el futuro. 

En 2019, la entonces directora general del Libro, Olvido García Valdés, rescató del pasado estas ayudas a la creación, que llevaban años sin convocarse hasta que fueron publicadas, de nuevo, en el BOE el 24 de octubre de 2019. Entonces se dijo que se entregarían 300.000 euros a repartir entre una decena de autores y autoras por cada una de las seis categorías (no estaban incluidas las de ilustración y traducción). Un jurado, guiado por la calidad artística y la originalidad de la obra inédita presentada, repartiría a cada uno de los seleccionados 5.000 euros. Ahora, con las ayudas de Uribes habrá siete premiados por categoría y 3.750 euros para cada uno. El cambio de cartera, en enero de 2020, dejó sin ejecutar la partida de 2019, que el equipo de Guirao había puesto en marcha.

Desde el Ministerio de Cultura justifican la desaparición de las ayudas en 2020 porque los Presupuestos Generales del Estado estaban prorrogados desde el PP "y dichas ayudas no estaban incluidas en el presupuesto prorrogado". Aunque reconocen la "modificación presupuestaria" realizada por el anterior ministro socialista (que apartó una partida de 300.000 euros). En 2020 la modificación "no se prorrogó" y no las convocaron. "Lo negativo, efectivamente, es que ahora (2021) se han convocado por 200.000 euros y no por 300.000 euros", reconocen desde la Dirección General del Libro, que esta semana ha presentado el logo de España como país invitado de honor en la Feria del Libro de Fráncfort 2022.

Autores indignados

La directora general del Libro y del Fomento a la Lectura, María José Gálvez, había prometido a los autores que la cantidad de las ayudas no convocadas en 2020 se sumaría a la cuantía de 2021, tal y como cuenta Manuel Rico, presidente de la principal asociación de representantes de los autores y atoras, la Asociación Colegial de Escritores (ACE) de España. "Estamos en contra de este recorte. No esperábamos que no cumplieran con la suma de 2020 a 2021, pero tampoco imaginábamos, además, que fueran a recortar la cantidad destinada a los autores. Prometieron que las ayudas crecerían. Esto es un incumplimiento del compromiso con los autores y autoras de este país", dice Manuel Rico a elDiario.es

Por su parte, Vicente Fernández, presidente de la división de Traductores, incluida en ACE, reconoce que no habían reparado en el recorte hasta ahora, simplemente se felicitaban por haber sido incluidos en la convocatoria. "La alegría nos hizo no mirar más: no sé de recibo que se rebaje la ayuda. 200.000 euros es una cantidad escuálida y ridícula para proteger a los autores", indica Fernández, que fue beneficiario de estas ayudas a principios de los noventa y la cuantía concedida le permitió vivir medio año. La ilustradora Carla Berrocal, antigua representante de los profesionales de la ilustración en la mesa sectorial, lamenta que la cultura no tiene poder ni siquiera en el Ministerio de Cultura como para sacar de la precariedad a los creadores y creadoras culturales. "200.000 euros es una miseria. Lo que necesitamos es que apliquen de una vez el Estatuto del Artista. Necesitamos dinero, pero sobre todo cambios estructurales", lamenta Berrocal sobre el retraso de dicho Estatuto.  

La Dirección General del Libro tiene un presupuesto asignado para 2021 de 21,3 millones de euros. A ellos se le sumarán 42,2 millones de euros de los fondos europeos de recuperación y resiliencia. Con cargo a la partida europea, precisamente, Cultura adelanta que convocará un millón de euros para estancias en el exterior para autores. Y para 2021 han incluido ayudas a la traducción entre lenguas del Estado por 200.000 euros. 

Desde la Asociación de Autores del Cómic de España sostienen que deberían haber mantenido como mínimo la cantidad de 2019. Y señalan un aspecto importante en las bases: "Te obligan a esperar un año para publicar la obra. Si una editorial te hace una oferta antes por tu obra debes renunciar al premio. Así se fomenta la precariedad, no es posible vivir un año con 3.750 euros", añade Carlos Peinado, portavoz de esta asociación.

Los autores reconocen en Gálvez una "buena interlocutora", pero les sorprende este recorte a la parte más vulnerable del tejido industrial. La creación de la Mesa del Libro el pasado noviembre ha tratado, sobre todo, del apoyo a la industria editorial y su desarrollo internacional, pero los autores están ausentes en sus planes. De hecho, a lo largo de 2020 y 2021, el Ministerio de Cultura ha facilitado la firma del convenio entre Correos y los libreros para abaratar envíos y, también, ha invertido cuatro millones de euros en ayudas directas extraordinarias a las librerías de proximidad. El pasado febrero el Ministerio firmó un acuerdo con CEDRO para "proteger la propiedad intelectual y la creación literaria". Daniel Fernández, presidente de CEDRO, ha preferido no responder a este periódico acerca de la reducción de las ayudas a la creación literaria y el cuestionamiento de ese convenio.  

Etiquetas
Publicado el
8 de junio de 2021 - 22:00 h

Descubre nuestras apps

stats