eldiario.es

9
Menú

Oltra envía a las Corts Valencianes su proyecto más ambicioso: "Un verdadero sistema público de servicios sociales"

El Consell aprueba la futura Ley de Servicios Sociales Inclusivos para equiparar el área social a la educación y la sanidad

Oltra diseña un sistema de servicios sociales como el de salud, con atención primaria, específica y residencial

- PUBLICIDAD -
Mónica Oltra durante la rueda de prensa tras el pleno del Consell.

Mónica Oltra durante la rueda de prensa tras el pleno del Consell.

"El Gobierno del Botànic presenta hoy el verdadero sistema público valenciano de servicios sociales", ha asegurado la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana Mónica Oltra este viernes al anunciar que el pleno del Consell ha aprobado para su envío a las Corts Valencianes el proyecto de ley de Servicios Sociales Inclusivos, una norma que ha calificado como "el puntal del código social valenciano" y que pretende hacer que "los servicios sociales dejen de ser el hermano pobre de educación y de sanidad", ámbitos a los que tenderán a equipararse.

Oltra ha puesto un ejemplo para explicar cuál es el espíritu que anima el proyecto: si una familia quiere escolarizar a sus hijos nadie concebiría que se le dijese que no puede hacerlo porque no hay recursos suficientes. Eso se traduce en una ley que considera los servicios sociales "de interés general y esenciales", ha explicado la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, que ha añadido que se trata de "transformar una concepción caritativa o asistencialista en otra moderna de derechos subjetivos y alcance universal".

Tomando los ayutamientos como base de proximidad a los ciudadano s, la nueva ley parte del criterio de que "ninguna prestación estará condiciona da por falta de dotación presupuestaria". Un catálogo recoge 31 prestaciones garantizadas (desde ingresos básicos a la asistencia telefónica, pasando por la atención específica) y se establece el método de los créditos ampliables para hacer posible esa garantía.

El modelo estará organizado en atención primaria básica y específica y en atención secundaria, que será la de carácter residencial. Sobre el territorio, la estructura del nuevo modelo es similar al del sistema sanitario: las zonas básicas de servicios sociales serán equiparables a los centros de salud, la áreas de servicios sociales a los centros de especialidades y los departamentos de servicios sociales a los departamentos de salud.

Tal como ocurre en el sistema de salud con la tarjeta sanitaria, se creará la "historia social única" en la que constarán todos los datos y atecedentes para evitar que cada vez que los ciudadanos soliciten asistencia o prestaciones tengan que volver a repetir cuáles son sus problemas y circunstancias.

Organizado a partir de equipos multidisciplinares de base municipal, el nuevo sistema de servicios sociales establece el objetivo de conseguir ratios de un profesional por cada 2.300 habitantes frente a las actuales que alcanzan, en algunos casos, los 17.000 habitantes por profesional. También se pasará de un inspector por cada 250.000 habitantes a uno por cada 150.000. Oltra ha puntualizado que, cuando llegó a la conselleria había solo siete inspectores y que en 2017 se llegó a los 20 que señalaba la ley aprobada en su momento por el PP. Con la nueva ratio el número de inspectores de servicios sociales subirá a 33.

El sistema, que situará a la Comunidad Valenciana entre las más avanzadas en la materia, "debía haberse creado hace 20 años", según Mónica Oltra. La ley llegará a las Corts con el impulso de una tramitación urgente para que sea aprobada antes de acabar la legislatura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha