La oposición rechaza el Plan Director de Cooperación que el Gobierno ha sacado adelante en solitario

La ayuda al desarrollo de la UE creció un 15 % el año pasado respecto a 2014

Los grupos parlamentarios de la oposición han expresado este martes en el Congreso de los Diputados su rechazo a la propuesta del Gobierno para el quinto Plan Director de Cooperación, la hoja de ruta que marcará el rumbo de estas políticas para los próximos cuatro años.

La cooperación española debate el Plan Director que marcará su labor hasta 2021

La cooperación española debate el Plan Director que marcará su labor hasta 2021

Salvo el Partido Popular, los partidos políticos presentes en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo han coincidido en las carencias denunciadas por expertos y ONG en las últimas semanas, sobre todo, que nace sin detallar un marco presupuestario para ejecutar el plan en los próximos ejercicios tras años de recortes.

La propuesta del Ejecutivo ha sido presentada por el secretario de Estado de Cooperación Internacional, para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García-Casas, quien ha detallado el contenido del plan y ha defendido que es un documento "ágil, sintético, expeditivo, que se comprende bien" y "mantiene la voluntad de luchar contra la pobreza extrema en el mundo".

"Se han hecho todos los esfuerzos posibles para dotar adecuadamente las políticas de cooperación, tan sensibles para la sociedad española. No ignoran ustedes las complejidad de la aprobación presupuestaria, un tema esencial del debate político en estas Cámaras", ha comentado García-Casas en su intervención inicial en referencia en referencia a los Presupuestos Generales del Estado para 2018. "Somos muy conscientes de esta limitación y estamos trabajando para superarla", ha defendido.

Esta falta de concreción de qué parte del presupuesto pretende destinar el Gobierno de Mariano Rajoy a cooperación al desarrollo en los próximos años ha centrado las críticas de los diputados de la oposición, que han anunciado su voto en contra en el dictamen que tendrán que emitir la próxima semana.

"El eslabón perdido es la financiación: no hay ni recursos, ni compromiso con los recursos", ha afirmado Íñigo Barandiaran, del grupo vasco. En términos similares se ha manifestado Ana María Surra, de ERC, quien ha señalado que el texto contiene una "gran insuficiencia presupuestaria que compromete su validez".

"El Gobierno no se puede escudar en ustedes para eludir su compromiso presupuestario", ha criticado Luis Miguel Salvador, de Ciudadanos. Desde Unidos Podemos, Noelia Vera ha considerado que "todo cae en saco rato si ni siquiera hay un céntimo para llevar a cabo esta agenda. Las palabras pueden ser preciosas, pero sin un presupuesto esto es papel mojado" y ha calificado de "absoluta desvergüenza" las políticas del Gobierno en esta materia.

En la misma línea se ha expresado Carlota Merchán, del PSOE: "Tras seis años de debilitamiento de la cooperación necesitamos más que palabras, no actos de fe. Con el presupuesto actual, este plan no es viable". En los últimos años, según han recordado los diputados, la cooperación española ha sufrido un recorte de más del 70% de los recursos. Tras cuatro años de crecimiento económico, la prometida recuperación de la ayuda al desarrollo no se ha producido.

Por su parte, José María Chiquillo, del grupo popular, ha felicitado el secretario de Estado por el "trabajo magnífico" y se ha mostrado crítico con las intervenciones del resto de diputados. "Hay debilidades, pero han obviado las fortalezas, que las hay", ha apuntado. "La crisis económica, desde 2008 hasta el día de hoy, aunque haya una ligera mejora, lastra los presupuestos que algunos en esta cámara tienen bloqueados", ha espetado.

Críticas a la falta de participación y de apoyo del sector

Entre las novedades, el quinto plan director incorpora los Objetivos de Desarrollo Sostenible acordados por Naciones Unidas en 2015, algo que ha sido destacado varias veces por García-Casas y valorado por los diputados. Sin embargo, han criticado la falta de concreción en el texto de cómo se van a alcanzar estas metas en la práctica.

Por otro lado, García-Casas ha reiterado que "ha sido el proyecto de plan director más debatido de la historia de la cooperación española". Sin embargo, los grupos parlamentarios socialista, Ciudadanos y Unidos Podemos han reprochado que esta participación se ha producido en la fase de consultas previas –en forma de seminarios–, pero en menor medida en la recta final del proceso de elaboración. "Cuando ya había un documento sobre la mesa los tiempos se han acelerado", algo que también ha sido criticado desde la Coordinadora de ONGD, que agrupa a decenas de organizaciones.

El secretario de Estado ha reconocido parte de esta crítica, que ha atribuido a su "ingenuidad" y se ha comprometido a tener más encuentros formales con el sector en un futuro. "No ha habido menos plazo que en otros planes directores. Pero quizás tendría que haber convocado menos reuniones informales y más veces a la Comisión Interterritorial y al Consejo de Cooperación, lo aprendo para el futuro", ha dicho.

Asimismo, PNV, Ciudadanos, ERC, PSOE y Unidos Podemos han destacado la falta de apoyo de organizaciones de la sociedad civil, universidades y expertos al plan en las últimas semanas. "Ha habido un esfuerzo de consenso. Nos hubiera gustado contar con mayor apoyo, pero a veces la realidad de la política impone circunstancias. Este plan tiene prioridades estratégicas, tiene ambición y consistencia. Quien apoya este plan, apoya un buen plan", ha defendido García-Casas.

El pasado miércoles, el Gobierno sacó adelante un informe favorable en la Comisión Interterritorial con 14 votos en contra de comunidades y municipios donde no gobierna el PP. Algo similar ocurrió el pasado viernes en el Consejo de Cooperación, un órgano consultivo formado por representantes del Gobierno y del sector. El pleno aprobó el informe favorable del plan elaborado por la administración con el voto de calidad del presidente del Consejo, García-Casas. Los actores sociales, salvo las organizaciones empresariales, emitieron un voto negativo unitario.

Según informa la Coordinadora de ONGD, el Ejecutivo, también con el voto de calidad de García-Casas, había rechazado otro informe que recogía las deficiencias propuestas por los actores sociales. "El Gobierno ha sacado adelante en solitario una propuesta de V Plan Director que no satisface a los actores sociales, quienes entienden que dista mucho del nivel de ambición, compromiso y amplitud de miras", sostiene la red de ONG.

Este lunes se inició el trámite parlamentario de debate de documento en el Senado y este martes ha pasado al Congreso. El proceso, sin embargo, no es vinculante. El próximo martes, los diputados miembros de la Comisión de Cooperación Internacional presentarán sus resoluciones, a modo de comentarios, al plan. El Gobierno, según explican fuentes parlamentarias, puede incorporarlos o no. Se prevé que a principios de marzo, el Plan Director sea analizado por la Comisión Interministerial de Cooperación Internacional como paso previo a su aprobación definitiva en el Consejo de Ministros a mediados de mes.

Etiquetas
Publicado el
20 de febrero de 2018 - 15:44 h

Descubre nuestras apps

stats