Bruselas evita opinar sobre el acuerdo presupuestario del Gobierno y Unidos Podemos hasta su "presentación formal a la Comisión"

Jean-Claude Juncker y Pedro Sánchez.

Bruselas, de momento, espera. A diferencia de lo que ha pasado con Italia –las autoridades comunitarias salieron en tromba contra el boceto de presupuestos del Gobierno de la ultraderechista Liga del Norte y M5S–, las instituciones europeas prefieren guardar silencio en torno al documento acordado entre el Gobierno de Pedro Sánchez y Unidos Podemos "hasta su presentación formal".

El Consejo Fiscal Europeo critica que Rajoy no aprovechara el "crecimiento inesperado" de 2017 para reducir más el déficit

El Consejo Fiscal Europeo critica que Rajoy no aprovechara el "crecimiento inesperado" de 2017 para reducir más el déficit

"La Comisión Europea evaluará los planes presupuestarios para 2019 de todos los Estados miembros, incluida España, en las semanas posteriores a su presentación formal el 15 de octubre, y antes de que termine noviembre", explica un portavoz de la Comisión Europea en Bruselas.

Así, la Comisión se ciñe con el caso de España "a los procedimientos habituales de este semestre en relación con la coordinación de la política económica de la UE, y ocurre cada año".

"Es el proceso formal por el que la Comisión analiza los planes presupuestarios", explica el portavoz, "pero habrá que esperar a unas semanas a partir del 15 de octubre para conocer la opinión de la Comisión".

El Consejo Fiscal Europeo, que este miércoles criticó al Gobierno de Rajoy por su gestión del crecimiento de 2017, también ha evitado hablar del acuerdo presentado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

"Nosotros no analizamos las propuestas", explica el Consejo Fiscal Europeo, que sí censuró este miércoles los planes italianos: "El Consejo ofrecerá su evaluación sobre cómo se han aplicado las medidas de estabilidad fiscal en España en su informe anual del año próximo".

En tanto que las preocupaciones fundamentales en Bruselas tienen que ver con el déficit y la deuda (España cerró 2017 con un déficit del 3,1% –el tope debería haber sido el 3%– y la deuda está en el 98% del PIB), mirará con lupa medidas acordadas que suponen gasto como la subida del SMI y las pensiones, así como la subida de impuestos para sufragarlas. No en vano, el comisario de Economía, Pierre Moscovici, puso el grito el cielo con el caso Italiano por ser el "único país" en presentar "un presupuesto expansivo".

Etiquetas
Publicado el
11 de octubre de 2018 - 14:24 h

Descubre nuestras apps

stats