eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

La copa de vino o cerveza en comidas de trabajo, en el punto de mira como una forma "de abuso" de alcohol

Proyecto Hombre, la mayor ONG española en prevención y tratamiento de adicción al alcohol y otras drogas, fomenta la "tolerancia cero" para el consumo en el ámbito del trabajo

"Cualquier forma de consumo en el ámbito laboral representa una forma de abuso", explica David García de Ca, presidente del área de Intervención Laboral

La organización desarrolla un programa de intervención con 62 entidades y unos 6.000 trabajadores, que han recibido información y formación

Los cántabros consumen de media más de seis cervezas a la semana

Varias personas bebiendo cerveza. Europa Press

Comida de trabajo con los compañeros. Llega la hora de pedir las bebidas: vino, cerveza, tinto de verano... Esta práctica, habitual en muchos centros laborales, supone un riesgo mayor del estimado, según explican desde Proyecto Hombre, la mayor ONG española en prevención y tratamiento de adicción al alcohol y otras drogas. Este miércoles han presentado su programa de intervención con empresas con una premisa: "Cualquier forma de consumo en el ámbito laboral representa una forma de abuso".

Así lo ha expresado David García de la Cal, presidente de la Comisión de Intervención Laboral de Proyecto Hombre, que ha insistido en que la organización aborda "el consumo en el ámbito laboral, no solo las adicciones" en materia de prevención de riesgos laborales y mejora de la salud de los trabajadores. En la ONG consideran que "cualquier consumo aunque sea puntual de alcohol u otras drogas puede tener consecuencias importantes no solo para el consumidor, sino para todos los que le rodean".

Por ello, Proyecto Hombre asesora a empresas privadas y a otras entidades para informar sobre los riesgos del consumo, así como para formar a los miembros de Recursos Humanos y otros cargos intermedios para que sepan reaccionar en caso de que perciban que algún compañero tiene un problema.

Cualquier consumo, no solo adicciones

La organización insiste en que hay que romper con la aceptación social que alcanza el consumo rutinario, aunque sea en pequeñas dosis, en la jornada de trabajo. "Tomar alcohol a diario o en comidas de trabajo está tan normalizado que apenas se percibe como un potencial problema", sostienen. Los problemas derivados del consumo sí existen, recuerdan, según las estadísticas que hay en este tema.

En cuestión de datos, la organización admite que no tiene información aún sobre sus programas de intervención laboral que han llegado a unos 6.000 trabajadores de 62 entidades en los últimos dos años. Sin embargo, su presidente Luis Bononato recurre a una encuesta de 2013 sobre consumo de sustancias psicoactivas en el ámbito laboral en España. Según este estudio, "casi el 5% de la población laboral realiza consumo de riesgo de alcohol". Además, "según la OIT, una de cada cuatro víctimas de accidentes laborales se relacionan con consumo de sustancias".

Bononato ha recordado que, del total de las personas que han accedido a tratamiento en Proyecto Hombre, para el 73% "la situación laboral usual en los últimos tres años es de trabajo a tiempo completo".

¿Y si es solo una cerveza?

Los responsables de Proyecto Hombre han enfatizado que la intención del programa no es "culpar a los trabajadores", sino concienciar tanto a los empleados como a las empresas de que el consumo de alcohol puede llegar a ser peligroso. Sobre dónde poner el límite, si una copa de vino o una cerveza a la hora de comer debería evitarse, David García de la Cal defiende que su recomendación es la "tolerancia cero" al consumo en el ámbito laboral, pero que es cierto que algunas profesiones son de mayor riesgo que otras. 

Luis Bononato ejemplifica una situación de riesgo: "Puede ser solo una cerveza, pero si a continuación se va a atender en un centro sanitario...". En la presentación del plan estaban presentes responsables de Aena y Grupo Barceló, participantes en el programa de intervención. En el caso de Aena, su portavoz ha insistido en que debido a la máxima seguridad exigida en el sector aeroportuario, la tolerancia de consumo para los trabajadores es "cero".

Desde Proyecto Hombre han explicado que las empresas también pueden obtener lecciones que aprender si se detectan casos de consumos problemáticos ya que, aunque sus causas son multifactoriales, a los problemas personales a menudo se suman cuestiones laborales.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha