Estalla un presunto fraude Ponzi con bitcoin capitaneado por el número 2 del 'Madoff' español'

Santiago Fuentes, administrador único y CEO de Arbistar

La empresa Arbistar 2.0, con sede en Tenerife y dirigida por el español Santiago Fuentes Jover, canceló el pasado 12 de septiembre la actividad de su producto estrella, llamado 'Community Bot'. En la práctica, esto implica que las más de 30.000 personas —según sus datos— que tenían ahí metido su dinero no pueden sacarlo. Algunos afectados ya han denunciado a Fuentes por apropiación indebida en la comisaría de Santa Cruz. Ahora, se organizan para que todas las denuncias indiquen el número de atestado de la primera y la policía las asocie.

La web independiente Tulip Research, que analiza actividades fraudulentas en blockchain, cifra en mil millones de dólares (850 millones de euros) la cantidad que habría entrado en sus cuentas.

Arbistar operaba como un esquema piramidal clásico. Un Ponzi de toda la vida. La captación de inversores se hacía prometiendo rentabilidad con un robot de arbitraje de criptomonedas. ¿Qué es esto? Los bitcoin se venden en distintas casas de cambio y su precio no siempre coincide, así que el robot compra donde el bitcoin esté más barato y vende donde esté más caro. El cliente metía en Arbistar sus bitcoin y esta le ofrecía rentabilidades del 1% diario. A la larga, reinvirtiendo lo ganado, la rentabilidad podía ser altísima.

"En la práctica está bien, pero es difícil de conseguir. Yo soy programador e hice un pequeño bot similar. Me comían las comisiones y no sacaba nada", explica Manuel, uno de los afectados. "Dije: esta gente tendrá experiencia, sabrá más que yo... Vamos a confiar en ellos. Llevaban un año y pico pagando a la gente cada semana". Manuel metió 0,7 bitcoin, que en aquel momento valían 7.000 euros, y que había ganado minando para otra empresa.

"¿Por qué me meto en estos fregados? Es imposible tener una familia o comprar un piso hoy en España. Ahora trabajo en Dublín, gano algo más y pensé: voy a invertirlo para ver si el día de mañana puedo comprar una vivienda", lamenta. "Al final, buscas dinero y un futuro".

Como en otros esquemas así, el robot no es más que una excusa para atraer a la gente. Por cada cliente que uno meta, además, recibe una comisión, lo que aumenta su viralidad. La pirámide funciona durante un tiempo, en el que los usuarios más antiguos pueden sacar sus ganancias. Las ganancias no son más que el dinero de los que van entrando. Cuando alguien da la voz de alarma y más clientes intentan sacar su dinero es cuando estalla el problema, porque no hay.

La empresa envió un comunicado argumentando que había tenido errores con el bot y que llevaba un año pagando de más, lo que había provocado un agujero en sus cuentas y le obligaba a cerrar. Ha prometido devolver a todo el mundo sus aportaciones de forma escalonada, en los próximos meses. Pero expertos del sector desconfían. "Santiago Fuentes ya estuvo imputado y se libró. Lleva varios Ponzis. Sabe perfectamente lo que hace", resume un consultado que advirtió públicamente del peligro de Arbistar pero prefiere no dar su nombre en este artículo. Curiosamente, otros que llevaban meses advirtiendo son Simón Pérez y Silvia Charro, que ahora dan consejos de trading.

Este diario ha intentado contactar con Arbistar, sin haber recibido respuesta por el momento.

Muchos años haciendo Ponzis

Santiago Fuentes fue juzgado y absuelto en el caso del 'Madoff español', Germán Cardona Soler. Cardona Soler fue condenado en 2017 a 13 años de prisión por una estafa piramidal, Finanzas Forex, con la que defraudó 350 millones de euros a 180.000 personas entre 2007 y 2010.

Fuentes era el líder de la red, quien daba conferencias y promocionaba el producto. "Los líderes están por debajo del dueño. Tienen labia para convencer a gente sin conocimiento financiero. Luego dicen que ellos son víctimas, que también han sido estafados", continúa el consultado anterior. "A veces traicionan al dueño, sacan su dinero y avisan a sus referidos, lo que hace que quiebre la pirámide".

En el caso de Arbistar, el líder traicionero fue Elías Sayalero, que a mediados de agosto grabó un vídeo diciendo que le habían cerrado su cuenta. "Pero él viene de este sector y sabía que era un Ponzi. Hay gente que sabe perfectamente que está en un esquema piramidal: entran pronto, salen y ganan dinero", añade.

La trayectoria de Fuentes y sus múltiples negocios piramidales está documentada en una web dedicada a las estafas multinivel. La más sonada tras Finanzas Forex fue la de GetEasy, desmantelada en 2016, en la que participó como líder. GetEasy prometía a los inversores ganar dinero fácilmente, comprando productos que después se alquilaban a terceros. La diferencia es que esta vez Fuentes es el CEO y administrador de la empresa, lo que complica que se excuse como víctima que no sabía nada.

"A mi madre la estafaron con las preferentes y a mí con esto"

Entre los afectados hay gente que metió algunos bitcoin como inversión y otros que buscaban un ingreso recurrente para complementar sus precarios ingresos. Durante la cuarentena, esquemas como Arbistar se viralizaron mucho por Whatsapp y YouTube. Según datos de tráfico de SimilarWeb, el 56% del tráfico de Arbistar llega desde YouTube y el 31% desde Whatsapp. La mayoría de sus visitantes (33%) proceden de España. El joven 'dropshipper' Josef Brocki, conocido en estas páginas por haber engañado a cientos de clientes vendiendo sandalias chinas, grabó una entrevista con Fuentes, lo que ayudó a popularizar Arbistar.

"Yo entré por un amigo que llevaba desde el principio. Metí a mi madre, a mi exmarido y a mi pareja. Todos enganchados", relata María (nombre modificado), una afectada de Barcelona que se quedó en paro en febrero. "Me quedé muy justa y busqué algo para tirar. He pedido hasta un préstamo porque lo veía bastante seguro. Todo iba bien hasta que nos dijeron que no podíamos retirar más dinero. Yo quiero hacer frente a mis pagos y olvidarme de esto".

María tenía unos 13.000 euros dentro y confió en la plataforma por ser española. "Lo vi seguro. El eslogan es que nunca pierdes. Por eso me metí", dice. "A mi madre la estafaron con las preferentes y a mí con esto". Otro afectado de Colombia cuenta que invirtió su finiquito cuando lo despidieron durante la pandemia, ante la dificultad de encontrar un nuevo trabajo. No es casualidad que durante la crisis anterior brotaran este tipo de negocios.

La firma Tulip Research alerta de otro Ponzi que se está popularizando: Kuailian, del que la CNMV, a diferencia de Arbistar, ya ha alertado. "Estos negocios se han movido muchísimo por WhatsApp, Instagram...", concluye el experto consultado. "Pero si fuera cierto que tienen un 'bot' para ganar dinero comprando y vendiendo bitcoin, no te lo dirían a ti. Reinvertirían sus ganancias. No tiene sentido".

Etiquetas
Publicado el
21 de septiembre de 2020 - 22:54 h

Descubre nuestras apps

stats