El Gobierno aspira a que "más de la mitad" de los trabajadores tenga un plan de pensiones complementario

El ministro de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

El ministro José Luis Escrivá ha desgranado este miércoles algo más su hoja de ruta para impulsar los planes de pensiones de empleo. El responsable de la Seguridad Social ha explicado que el Gobierno quiere "extender la cobertura de los planes de pensiones colectivos a más de la mitad de la población ocupada", lo que supondría "multiplicar por tres o cuatro la cuota de penetración de estos planes" complementarios a la pensión pública.

José Luis Escrivá: "La reforma de la jubilación anticipada será muy gradual para dar tiempo a la preparación"

ENTREVISTA | José Luis Escrivá: "La reforma de la jubilación anticipada será muy gradual para dar tiempo a la preparación"

En la actualidad "uno de cada seis trabajadores" en España tiene un plan complementario de pensiones de este tipo, "un número bajísimo" en opinión del ministro, que ha destacado que en países como Bélgica, Francia y Alemania alcanzan "a uno de cada dos", ha explicado Escrivá en la jornada Planes de pensiones en España organizada por Cinco Días, El País e Ibercaja. Los planes de pensiones de empleo se conocen como el "segundo pilar" del sistema de pensiones, tras el primero (el sistema público) y al que sigue el "tercer pilar", los planes de pensiones individuales.

¿En qué consiste este segundo pilar? Se trata de planes de pensiones complementarios que las empresas ponen a disposición de sus trabajadores para que, de manera voluntaria, tengan un complemento a su pensión pública cuando se jubilen. Hay diversas fórmulas en el cobro del montante acumulado en los años de trabajo, de golpe o de manera gradual, y en el mecanismo de las aportaciones al fondo de pensiones, que pueden realizar el trabajador y la empresa como parte de las retribuciones al empleado más allá del salario.

"Desde el Gobierno constatamos que hace falta un cambio de modelo que apueste decididamente por los planes colectivos, que son los que tienen comisiones más bajas y sobre los que se puede trabajar mejor", ha sostenido el ministro, que ha recordado que el Ejecutivo de coalición ya ha dado sus primeros pasos al respecto en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021. Las cuentas públicas amplían las desgravaciones fiscales de los planes de pensiones de empleo, hasta los 10.000 euros por trabajador, mientras recortan las existentes para los planes individuales. Además, recogen la creación por parte del Gobierno de un fondo público de pensiones para impulsar este segundo pilar.

"Adscripción automática" en los planes

Tras el acuerdo político en la comisión del Pacto de Toledo, que ya ha emitido sus 22 recomendaciones para el futuro del sistema, llega el momento de que el Gobierno legisle. Antes, el Ejecutivo va a someter su reforma de las pensiones al diálogo social con los sindicatos y la patronal, donde confía en alcanzar un acuerdo. Desde los sindicatos urgen al ministro a sentarse a negociar ya sus planes, que lamentan conocer a través de anuncios públicos y no en la mesa de diálogo.

José Luis Escrivá ha explicado este miércoles algunos de los "retos" y de las medidas que pretende aplicar el Gobierno para aumentar el ahorro de cara a la jubilación como sucede en otros países europeos. La intención del Ejecutivo es alcanzar a "más de la mitad de la población ocupada" en estos planes complementarios y, especialmente, llegar a colectivos que hasta el momento no tienen facilidades o posibilidades de contratarlos, "las pymes, los autónomos y los empleados públicos", ha enumerado el ministro. "Y que llegue a los jóvenes", ha destacado Escrivá, de manera que "las jubilaciones más allá de 2050 tengan verdaderamente un sistema complementario que cumpla sus funciones de ahorro a largo plazo".

Para conseguir estos objetivos, además de las mayores ventajas fiscales que ya se han planteado, el Gobierno apuesta por facilitar el acceso a los planes a través del nuevo fondo público de pensiones que creará en los próximos meses. La idea es que el fondo "sea una opción fácil por defecto para nuevos planes" de pensiones de empleo que se creen y, además, "vamos a facilitar gradualmente que cada trabajador que comience a trabajar en una empresa o la Administración tenga la adscripción automática a un plan de pensiones, para que pueda ahorrar de forma sencilla y con ventajas", ha afirmado. La adscripción automática a planes de empleo existe por ejemplo en Reino Unido, en el que los trabajadores son inscritos y pueden rechazarlo voluntariamente.

"Aprendamos de todo lo que hemos visto que ha funcionado para empujar el ahorro en aquellos colectivos que no han tenido acceso, ni se lo hemos puesto fácil. La idea es ponérselo entre todos fácil", ha insistido Escrivá, que ha recordado no obstante que el "ancla" del sistema de pensiones en España seguirá siendo el sistema público.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats