La guerra comercial entre la UE y China escala por las patentes tecnológicas y las restricciones a Lituania

Xi Jinping, presidente de la República Popular China; Charles Michel, presidente del Consejo Europeo; Ursula Von der Leyden, presidenta de la Comisión Europea.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

7

Nuevo paso en la guerra comercial entre la Unión Europea y China. Bruselas ha solicitado este miércoles el establecimiento de sendos paneles en la Organización Mundial del Comercio (OMC) para dos de sus disputas comerciales abiertas con China: las restricciones comerciales que Pekín ha aplicado contra las exportaciones lituanas y las exportaciones europeas con productos lituanos desde diciembre de 2021; y las restricciones que ejerce China el acceso de los titulares europeos de patentes de alta tecnología a los tribunales de la UE para proteger y hacer valer sus derechos de manera efectiva.

“En ambos casos, las medidas de China son muy dañinas para las empresas europeas”, dice la UE en una nota publicada este miércoles: “Las medidas discriminatorias de China contra Lituania afectan el comercio dentro de la UE y las cadenas de suministro dentro de la UE, y afectan el funcionamiento del mercado interno comunitario”.

A partir de aquí, el órgano de resolución de disputas de la OMC discutirá la solicitud de la UE el 20 de diciembre. China puede presentar alegaciones. Si lo hace, la UE renovará la solicitud y el panel se establecerá en el 30 de enero de 2023. Los trabajos del panel se pueden prolongar durante 18 meses.

Caída del comercio de Lituania en un 80%

Desde diciembre de 2021, “China ha aplicado medidas discriminatorias y coercitivas contra las exportaciones de Lituania y contra las exportaciones de productos de la UE con contenido lituano”, explica Bruselas: “Lo cual ha supuesto rechazos de las importaciones lituanas por parte de las autoridades aduaneras chinas, restricciones a la importación que afectan a las empresas multinacionales que utilizan insumos de Lituania y una reducción de las exportaciones chinas a Lituania. China también ha formalizado prohibiciones completas de importación de alcohol, carne de res, productos lácteos, troncos y turba enviados desde Lituania, utilizando argumentos fitosanitarios para hacerlo. Cuando se le pidió más explicaciones, China no demostró que estas prohibiciones estuvieran justificadas. Las estadísticas aduaneras chinas muestran que el comercio de Lituania a China cayó un 80% de enero a octubre de 2022 en comparación con el año anterior”.

“Al solicitar un panel de la OMC, la UE está protegiendo a sus Estados miembros contra las medidas discriminatorias de China, que la UE considera que infringen las normas de la OMC”, sostiene la COmisión Europea.

“Mandatos judiciales anti-demandas” chinos

Desde agosto de 2020, los tribunales chinos han emitido decisiones, conocidas como “ordenes judiciales anti-demandas”, que “impiden que las empresas con patentes de alta tecnología (conocidas como patentes estándar esenciales) protejan de manera efectiva sus tecnologías en tribunales no chinos, incluidos los tribunales de la UE”, sostiene la Comisión Europea.

Estos “requerimientos judiciales anti-demandas limitan indebidamente la capacidad de los titulares de patentes de alta tecnología, por ejemplo, una empresa europea propietaria de tecnología de telefonía móvil, de acudir a un tribunal de la UE para resolver una disputa con un posible licenciatario, por ejemplo, un fabricante chino de teléfonos móviles. La infracción de estas medidas cautelares acarrea multas de hasta 130.000 euros diarios”, afirma la Comisión Europea.

“Las empresas europeas poseen una serie de patentes de alta tecnología que otorgan a la UE una ventaja tecnológica. La medida china priva efectivamente a las empresas europeas de alta tecnología de la posibilidad de ejercer y hacer valer sus derechos de patente dentro de la UE o en cualquier otro tribunal fuera de China”, argumenta el Ejecutivo comunitario: “Cuando haya cuestiones relativas a los derechos de patentes de la UE, los tribunales de la UE deben decidir. Por su parte, los fabricantes chinos solicitaron estas medidas cautelares para presionar a los titulares de derechos de patentes para que les concedieran un acceso más barato a la tecnología europea”.

La UE considera que “las medidas chinas son incompatibles con el acuerdo sobre los aspectos de los derechos de la propiedad intelectual relacionados con el comercio (ADPIC) de la OMC”.

“A través de estas medidas cautelares contra demandas, China impone reglas unilateralmente en beneficio de sus propias empresas, en detrimento del sistema multilateral de la OMC para la protección de los derechos de propiedad intelectual”, afirma la Comisión Europea: “Al solicitar un panel de la OMC en este caso, la UE busca garantizar que su industria de alta tecnología pueda ejercer efectivamente sus derechos de patente para proteger la inversión en innovación”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats